Saltar a: navegación, buscar

Anestesia

Para otros usos de este término, véase Anestesia (desambiguación).
Anestesia
Información sobre la plantilla
Anestesia.GIF
Medicamento utilizado para disminuir o evitar un dolor
Vía de administraciónInyección, aerosol o pomada

Anestesia. Es un medicamento que se aplica por un médico a un paciente al cual se le realizará una cirugía. Los anestésicos disminuyen o evitan que sienta dolor.

Tipos de anestesia

Anestesia local

Un fármaco anestésico (que se puede administrar en forma de inyección, aerosol o pomada) insensibiliza solamente una parte reducida y específica del cuerpo (por ejemplo, un pie, una mano o un trozo de piel).

Con los anestésicos locales, una persona puede estar despierta o sedada, dependiendo de lo que se necesite. La anestesia local dura poco y se suele utilizar en intervenciones menores y procedimientos ambulatorios (cuando los pacientes acuden a un centro sanitario para una intervención leve y vuelven a casa el mismo día).

Si una persona va a ser intervenida en forma ambulatoria en una clínica o en la oficina del médico (por ejemplo, en la consulta del dentista o del dermatólogo), probablemente este será el tipo de anestesia que utilizarán. El fármaco utilizado puede insensibilizar el área anestesiada durante el procedimiento y durante un período de tiempo leve tras la intervención para ayudar a controlar las molestias postoperatorias.

Anestesia regional

Un fármaco anestésico se inyecta cerca de un grupo de nervios, insensibilizando un área más extensa del cuerpo (por ejemplo, por debajo de la cintura, como en la anestesia epidural que se administra a las mujeres durante el parto).

La anestesia regional se suele utilizar para ayudar a los pacientes a sentirse mejor durante y después de las intervenciones quirúrgicas. Generalmente la anestesia regional y la general se combinan.

Anestesia general

La meta es conseguir que la persona permanezca completamente inconciente (o "dormida") durante la intervención, sin conciencia ni recuerdos de la intervención. La anestesia general se puede administrar por vía intravenosa (IV), que requiere insertar una aguja en una vena, generalmente del brazo, y dejarla allí durante toda la intervención, o bien mediante inhalación de gases o vapores al respirar a través de una mascarilla o tubo.

El anestesista estará presente antes, durante y después de la operación para supervisar la administración del anestésico y asegurarse de que el paciente recibe en todo momento la dosis adecuada. En la anestesia general, el anestesista utiliza una combinación de diversos medicamentos para:

  • Reducirle la ansiedad.
  • Mantener dormido al paciente.
  • Minimice el dolor durante la intervención y aliviárselo después de la misma (utilizando fármacos denominados analgésicos).
  • Relajarle los músculos, ayudándole a permanecer inmóvil.
  • Impedir que recuerde lo sucedido durante la intervención.

Funcionamiento de la anestesia

En la anestesia local

La parte pequeña del cuerpo que se anestesia no recibe señales de dolor del cerebro ni de los nervios.

En la anestesia regional

Los nervios del área afectada no funcionan.

En la anestesia general

El cerebro se está tomando un descanso y, por lo tanto no recibe señales de dolor.

Tipo de anestesia según el paciente

El tipo y la cantidad de anestesia que se administrarán estarán especialmente adaptados a las necesidades y dependerán de diversos factores como:

  • El tipo de intervención quirúrgica que se vaya a someter.
  • La parte del cuerpo intervenida.
  • El tiempo que durará la intervención.
  • Las enfermedades o afecciones médicas que se padezca en la actualidad o se haya padecido.
  • Los antecedentes de reacciones a la anestesia (del paciente o de alguno de los familiares).
  • Los medicamentos que se están tomando.
  • La edad, estatura y peso.

El anestesista considerará las distintas opciones disponibles y tomará una decisión en función de las necesidades individuales.

Enlaces externos