Saltar a: navegación, buscar

Autorretrato como Baco

Autorretrato como Baco
Información sobre la plantilla
Autoretratocomobaco.jpg
El dios sonriente es un autorretrato del propio pintor, pálido y amarillento tras una convalecencia (debida a la malaria o a las lesiones producidas por la coz de un caballo).
Datos Generales
Autor(es):Caravaggio (Michelangelo Merisi)
Año:1593-94
País:Bandera de Italia Italia
Estilo:Barroco Italiano
Dimensiones:aproximadamente 66 x 52 cm
Localización:Galería Borghese (Roma)

Autorretrato como Baco. En Baco enfermo se aprecia ya el gusto del autor por el realismo, patente en la vegetación y las frutas que sostiene el personaje, que despertó la admiración de sus contemporáneos.

Descripción

Las primeras pinturas conocidas de Caravaggio son predominantemente de tema pagano y reflejan aún su formación manierista, con cierta tendencia a las contorsiones.
El dios sonriente es un autorretrato del propio pintor, pálido y amarillento tras una convalecencia (debida a la malaria o a las lesiones producidas por la coz de un caballo). El artista, al contrario que sus colegas del Renacimiento, se ríe del personaje que pinta, burlón y ciertamente poco divino.
Como el Niño con un cesto de frutas, el lienzo pertenece al grupo de obras que fueron confiscadas en 1607 al Cavalier de Arpino (1568-1640) después de su encarcelación bajo el pretexto de posesión ilegal de armas de fuego. Para ganar de nuevo la libertad, el pintor donó sus pinturas a la Cámara Apostólica y el Papa Pablo V las regaló a su sobrino, Scipione Borguese, presunto autor de la muy planeada substracción.
Es una representación de tipo alegórica en la que el personaje, retratado con un gran realismo, está adornado con los atributos de Baco, dios del vino y la embriaguez.
El joven se dirige al público con una pose atípica de tres cuartos, mostrando entre sus manos un racimo de uvas blancas, próspero y jugoso, en marcado contraste con la tez, cerúlea y poco saludable. La crítica identifica en el tema un posible autorretrato del artista relacionando el cuadro con un evento biográfico, el ingreso en el Hospital de la Consolación por circunstancias no definidas. De esta interpretación toma origen el título de la obra como Autorretrato como Baco o más comúnmente Baco enfermo.
Caravaggio era joven cuando realizó esta obra, que representa al dios Baco. Aquí aparece representado como un joven musculoso y atractivo, pero de piel amarillenta y de labios descoloridos. Aquí se disfraza del personaje que va a retratar, como después lo haría Rembrandt. El modelo está sentado con el rostro vuelto al espectador. Esta representación de Baco está alejada de las pinturas tradicionales. Se trata de una pintura realista que preludia el arte del siglo XIX. Destaca la maestría con la que está tratada la naturaleza muerta.

Comentario

Caravaggio era muy joven cuando realizó esta obra. El óleo representa al dios Baco, que patrocinaba la fiesta de la recolección y el vino. Aparece representado como un mancebo de complexión musculosa y atractiva, pero de piel amarillenta y labios descoloridos. Durante su convalecencia, y dada la pobreza proverbial de este artista italiano, se utilizó a sí mismo como modelo. El hecho de que se trate de un autorretrato explica la retorcida postura que adopta el modelo, sentado de lado pero con el rostro vuelto hacia el espectador, la misma pose que debía adoptar el joven ante el espejo para retratarse.

Fuentes

artículo Autorretrato como Baco disponible en galleriaborghese.com, consultado el 12 de noviembre de 2015
artículo Autorretrato como Baco disponible en artehistoria.com, consultado el 12 de noviembre de 2015

artículo[Autorretrato como Baco disponible en unav.es, consultado el 12 de noviembre de 2015