Saltar a: navegación, buscar

Candelabro

Candelabro
Información sobre la plantilla
Candelabro.jpg
Concepto:Se llama candelabro a un candelero con varias ramas, destinado a soportar velas.

Candelabro. Objeto cuyo nombre se deriva del latín candelabrum, compuesto por el sustantivo candela y por el sufijo brum, que representa la raíz del verbo phèro, o sea “portar”. Objeto en uso ya desde tiempos antiguos en que se presentaba con gran variedad de formas. Usados por los antiguos eran unos pies sobre los cuales se colocaba una o más lámparas destinadas a iluminar una pieza. La forma de los candelabros ha sido muy variada. Unas veces representaban un tronco de árbol con sus ramas, otras veces una pilastra. Había candelabros construidos de manera que sus luces podían subirse o bajarse según convenía.

Historia

Los primeros candelabros, fueron utilizados en las iglesias o monasterios católicos. Estos utilizaban una forma de cruz, en la cual se colocaban velas, en cada punta. Su objetivo primordial del candelabro, era iluminar los espacios principales.

Posteriormente los candelabros fueron evolucionando, en formas más complejas, con una utilidad doble. O sea, para iluminar, pero también como una forma decorativa. Esto se empezó a dar, a mediados del siglo IX. Claro que estos nuevos diseños, sólo eran utilizados por personas pudientes o en los palacios reales.

Para fines del siglo XVIII, los candelabros evolucionaron aún más. Se les sumaron más brazos, que eran más largos que los originales y muchos de ellos contenían formas curvas. Éste tipo de candelabros, seguían adornado la casa de las personas ricas, al igual que la de los reyes.

Muchísimas personas pertenecientes a la burguesía, mayoritariamente mercaderes, adquirían uno de estos candelabros, para demostrar su estatus económico. Se le fueron incorporando cristales en sus estructuras. Como una forma de más, de adornarlos y embellecerlos. La idea principal, es que se vieran lo más opulentos posibles.

Al acercarse al siglo XIX, los candelabros empezaron a utilizar ampolletas a gas. Lo que produjo que su peso, se incrementara. Por lo que su fijación al techo, fuera mucho más compleja. Generalmente se requería reforzar la estructura del candelabro, al techo en si. Ya que si no, tenía una alta probabilidad, de caer directamente al suelo.

Actualmente, los candelabros, no son una de las estructuras más utilizadas, para iluminar los hogares, pero hay muchas personas que conservan aquellos, que fueron adquiridos por sus ancestros.

Hoy en día, en todas las tiendas de antigüedades, se pueden ver candelabros modernos. Los cuales mantienen sólo la base, de sus antepasados.

Muchos utilizan aluminio o metales livianos, los cuales contienen formas muy simples. Nada parecido con los utilizados en el siglo XVIII, por burgueses y aristocráticos. Es que hoy, un candelabro, no implica el tener un estatus elevado.

Su uso ha cambiado, son objetos más decorativos que utilitarios, a pesar de no ser de la preferencia general, podemos encontrar candelabros realmente bellos que podrían denominarse verdaderas obras de arte como el que nos presentan los diseñadores Black+Blum en su línea loop, elaborados en latón con baño de plata.

Galería

Fuentes