Saltar a: navegación, buscar

Carlos Manuel Piedra

(Redirigido desde «Carlos M. Piedra»)
Carlos Manuel Piedra
Información sobre la plantilla
NombreCarlos Manuel Piedra Piedra, o
Carlos Modesto Piedra y Piedra
Nacimiento1895
ciudad de La Habana,
capitanía de Cuba,
Reino de España Bandera de España
Fallecimientoagosto de 1988 (93 años)[1]
ciudad de La Habana,[1]
República de Cuba Bandera de Cuba
Nacionalidadcubana
Ocupaciónabogado

Carlos Manuel Piedra Piedra (La Habana, 1895 - La Habana, 31 de julio de 1988) fue un abogado y político cubano.[1]

El 1 de enero de 1959 fue designado de manera espuria para convertirse en presidente de la República, pero el Tribunal Supremo se negó a recibir su juramento, por lo que horas más tarde renunció a la postulación.[2]


Reseña biográfica

Desempeñó cargos diversos de juez en el interior del país.[3] En 1933 fue ascendido a magistrado de la Audiencia de La Habana.[3] En 1936 obtuvo el cargo de magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo y de Leyes Especiales.[3] En 1945 escribió un libro: La inamovilidad de los trabajadores (se desconoce si escribió otros).[4] En mayo de 1949, el Tribunal Superior en pleno lo designó como sustituto del Dr. Guillermo de Montagú Vivero (presidente del TSE).[3]

El 1 de enero de 1959, al producirse la huida del dictador Fulgencio Batista, Carlos Piedra era el más antiguo de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia. Al ocurrir la huida, el general Eulogio Cantillo y el embajador estadounidense Earl E. T. Smith intentaron dar un golpe de Estado para poner provisionalmente en la presidencia de la República al Dr. Carlos M. Piedra.[5] Por ese motivo fue llamado ―a las tres de la madrugada del 2 de enero― por el general Eulogio Cantillo para ponerse al frente de una junta cívico-militar como «presidente de la República», de acuerdo con la embajada de Estados Unidos en La Habana.[6]


Aunque Piedra aceptó en primera instancia ―a las 9 de la mañana―, los miembros del Tribunal Supremo de Justicia no se presentaron en el palacio presidencial. Al no encontrar a nadie dispuesto a tomarle juramento, a las 2 de la tarde renunció a la postulación, y no llegó a detentar la presidencia. Al mismo tiempo el magistrado Manuel Urrutia Lleó era aclamado presidente provisional en la provincia de Oriente por la Revolución victoriosa, destruyendo la maniobra que pretendía elevarlo a la presidencia.

Más tarde, el presidente Osvaldo Dorticós lo nombró embajador de la República de Cuba en Roma (Italia).[7]

Estuvo casado con María Luisa Martínez Díaz, con quien tuvo dos hijas, Isis y Flavia Piedra Martínez.

Referencias