Saltar a: navegación, buscar

Centro de Desarrollo de la Montaña (El Salvador)

Centro de Desarrollo de la Montaña (El Salvador)
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Centro de Desarrollo de la Montaña (El Salvador).jpg
Este centro es el único de su tipo en el país que se dedica íntegramente al desarrollo integral de las serranías.
Fundación:3 de febrero de 1994
Tipo de unidad:Científico
País:Bandera de Cuba Cuba
Sede:Cuba
Dirección:Limonar. El Salvador

Centro de Desarrollo de la Montaña (El Salvador)CDM. Institución de investigaciones, que dirige con énfasis, el aumento de las producciones agrícolas presentes en el lomerío oriental, el aumento de la calidad de vida del poblador montañés, y el desarrollo ecológico social-integral de la provincia de Guantánamo.

Ubicación y origen

Ubicado en Limonar (El Salvador) de Monte Rus, asentamiento poblacional perteneciente al guantanamero municipio de El Salvador, un lomerío que fue testigo de las luchas por la liberación nacional protagonizadas por las fuerzas rebeldes del II Frente Oriental Frank País García.

Fue fundado el 3 de febrero de 1994 por el General de Ejército Raúl Castro Ruz y la Doctora Rosa Elena Simeón, entonces ministros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), respectivamente.

Nació en los momentos más difíciles del período especial, y su creación tuvo como objetivo contar con un centro que promoviera, a partir de la labor científica, resolver los principales problemas presentes en el lomerío cubano. Comenzó a funcionar con un pequeño grupo de 10 u 11 trabajadores, hoy cuenta con una plantilla de 86 trabajadores, de ellos 17 investigadores, todos categorizados en la propia institución, y seis investigadores auxiliares.

Las labores principales se realizan mediante proyectos de investigaciones nacionales y territoriales, de prestación de servicios científicos técnicos y estatales, y otros no asociados a programa.

Datos del centro

Misión

Rescatar las propiedades fisicoquímicas y biológicas de la tierra y se protegen los recursos fitogenéticos del macizo en que está enclavada la entidad, el cual abarca también parte de las provincias de Holguín y Santiago de Cuba, y abarca un área aproximada de siete mil 831,9 kilómetros cuadrados. Caracterizar los sistemas productivos de la zona, creación de mapas y sistemas de información geográfica, como base para ampliar conocimientos de cultivos hoy escasos en las montañas, pero tradicionalmente propios de ella: ñame, malanga y plátano; entre las viandas, fresa, guayaba enana y la piña, entre los frutales.

Investigaciones de mayor impacto

Dentro de las investigaciones de mayor impacto realizadas, por el joven colectivo del CDM destacan:

  • Las potencialidades hipoglicemiantes e hipocolesterolémicas de las plantas.
  • Variantes de alternativas para enfrentar la sequía
  • Caracterización cromosómica del alacrán,
  • Un sistema para la protección y conservación de zonas ambientales.
  • Primeros estudios sobre la genética poblacional de las serranías guantanameras.

A los trabajos dirigidos a elevar la producción de alimentos y una agricultura sostenible, el rescate de las cuencas hidrográficas, y los estudios con variedades de orquídeas silvestres y el coco, se unen otros como la zonificación agroecológica de áreas cacaoteras, un sistema de producción sostenible de viandas, granos, hortalizas y frutales, la tecnología integral para la obtención del cocotero y las potencialidades bioactivas de las principales especies de la flora en el macizo Nipe-Sagua-Baracoa.

Fuentes