Saltar a: navegación, buscar

Cereal integral

Cereal Integral
Información sobre la plantilla
Cereales integrales.jpg
Concepto:Los cereales integrales son los menos procesados, puesto que sólo se les quita la cáscara, lo que significa que conservan más propiedades y son los más nutritivos porque el germen queda intacto.

Cereal Integral. Los cereales integrales como el arroz pardo, el trigo, la avena y el centeno integrales no sólo tienen un sabor delicioso, sino que también son muy beneficiosos para la salud, ya que reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiacas y ciertos tipos de cáncer.

Introducción

Durante siglos, los cereales como el trigo, el arroz, el maíz, la avena y el centeno han sido elementos fundamentales de la dieta. Se han consumido en todo el mundo en una gran variedad de productos, desde la pasta en Italia hasta las gachas de avena en Escocia. Sin embargo, la mayoría de los productos se elaboran a partir de cereales refinados. Esto significa que las partes exteriores del grano, el germen y el salvado, se eliminan al triturar los cereales en la molienda, conservando el albumen, compuesto principalmente de fécula, que se muele para obtener harina blanca.

Básicamente, el cereal integral es una semilla que espera poder germinar para transformarse en una planta. El término "Cereal integral" significa que ellos, o los alimentos preparados con ellos, contienen todas las partes esenciales que están naturalmente presentes en el grano entero.

Estructura del grano integral

Los cereales están formados por tres capas: • La capa externa, el salvado, contiene cantidades concentradas de fibra, de vitaminas del complejo vitamínico B (tiamina, niacina, riboflavina, piridoxina y ácido pantoténico), hidratos de carbono complejos y fitonutrientes. • La capa media, el endospermo, representa el 80% del grano total y contiene hidratos de carbono, proteínas y pequeñas cantidades de vitaminas del Complejo B. • La parte más interna, el germen, contiene una cantidad importante de nutrientes que incluyen minerales, vitaminas del complejo B, Vitamina E y fitonutrientes.

Composición

Entre los nutrientes que contienen los cereales integrales se encuentran la vitamina E, el complejo vitamínico B y minerales como selenio, zinc, cobre, hierro, magnesio y fósforo. Además, estos cereales aportan proteínas, hidratos de carbono complejos y sustancias protectoras como los lignanos (fitoestrógenos vegetales con propiedades contra las enfermedades cardiacas y el cáncer).

Los cereales integrales, como la harina de trigo integral, el arroz integral, son más ricos en fibra, vitaminas y minerales que los cereales refinados y los principales componentes de los cereales integrales, son los antioxidantes que inhiben la oxidación de las células.

Poseen lignanos, que son compuestos de origen natural, que tienen actividad estrogénica y anti-estrogénica, y pueden proporcionar protección contra varios tipos de cáncer, incluyendo cáncer de mama, útero, y próstata, y otros fotoquímicos, como saponinas, compuestos fenólicos, esteroles y otros compuestos que contienen azufre, los cuales pueden proporcionar beneficios adicionales.

Beneficios de los cereales integrales para la salud

Los cereales integrales son superiores desde el punto de vista nutritivo; son más ricos en fibra dietética, antioxidantes, proteínas (en especial el aminoácido lisina), en minerales (entre los que se incluyen magnesio, manganeso, fósforo y selenio) y vitaminas (como niacina, vitamina B6 y vitamina E). Se puede afirmar que la gran cantidad de fibra dietética presente en ellos es el factor más importante que explica sus efectos beneficiosos para la salud, porque ayuda a hacer más lento el proceso de digestión y de absorción al torrente sanguíneo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas.

Una mayor ingestión de cereales integrales en el desayuno, se asocia con un menor riesgo de insuficiencia cardíaca, debido a los efectos beneficiosos de los cereales integrales sobre los factores de riesgo de fallo del corazón, como el infarto de miocardio, hipertensión, obesidad y diabetes.

El consumo de cereales integrales reduce la diabetes en comparación con las otras dietas, que no incluyen el consumo de cereales integrales o incluyen cereales refinados. Las dietas altas en cereales integrales pueden disminuir el riesgo de cáncer en general, y concretamente el de cáncer de mama; además las personas que consumen altas cantidades de cereales integrales en su dieta, tienen más del 30% de riesgo menor, que las personas que consumen bajas cantidades de cereales integrales.

Fuentes