Saltar a: navegación, buscar

Ciudad vieja de Sana’a

Ciudad vieja de Sana’a
UNESCO logo.png Welterbe.png
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
CiudadSana.jpg
PaísYemen Bandera de Yemen
TipoCultural
Criteriosiv, v, vi
N.° identificación385
RegiónEstados árabes
Año de inscripción1986 (X sesión)
En peligro2015

Ciudad vieja de Sana’a, fundada hace 2.500 años, la ciudad fue inscrita en el Patrimonio Mundial en Peligro por los severos daños causados por los enfrentamientos armados. En el año 2004 la UNESCO la designó: Capital cultural del mundo árabe.

Localización

Sana'a está situada en una fértil cubeta, a 2.300 metros de altitud, en un importante eje de comunicaciones a través de las montañas de Yemen. Forma parte de un territorio conocido desde la antigüedad con el nombre de Arabia Feliz. Se encuentra en la extremidad sureste de la Península Arábiga, donde confluyen el mar Rojo y el océano Indico, y a la vez, en el corazón de la patria ancestral de los árabes. Morfología urbana

La red de calles de Sana'a se basa en un principio jerárquico de espacio, que va de lo público a lo privado y cuyos matices se sitúan en el trazado urbano, desde la puerta de la ciudad hasta la de la casa, de la arteria al callejón sin salida, pasando por el zoco. Unos jardines están integrados a la organización espacial.

Los muros de la ciudad delimitan un espacio sagrado y al mismo tiempo un espacio protegido. Piedra, ladrillo, yeso, alabastro, vidrieras: todo es juegos de colores y de aberturas, de texturas, para alcanzar esta armonía. Casas-torres, fachadas animadas, modeladas, en blanco sobre ocre: entre minaretes y cúpulas.

Historia

Los historiadores dicen que el Profeta Mahoma dio estrictas instrucciones para la ubicación exacta de la Gran Mezquita de Sana’a y para el espacio abierto para la plegaria fuera de la ciudad, siendo construida en vida del Profeta y posteriormente ampliada en el año 705. Sana’a continuó como capital del Yemen, a través del desarrollo del Islam, y solo fue reemplazada temporalmente y ocasionalmente por otro centro. En los finales del siglo XII, Sana’a fue conquistada por Turan Sha, hermano de Saladino, después de que el Yemen había sido elegido por los Turcos como una segura retirada, cuando se desmoronaba su poder en Egipto. Turan Sha construyo un palacio al oeste de la ciudad, donde estaban estacionadas sus tropas, un zona que posteriormente fue incorporada dentro de las murallas de la ciudad en Harat al Sultán. Después de 55 años de gobierno de los Aiúbidas, el poder paso a una familia de sus partidarios, los Rasúlidas, que movieron la capital a Ta’izz. Sin embargo, la importancia de Sana’a no disminuyó y la ciudad era el principal objetivo de la invasión Otomana durante el reinado de Solimán el Magnifico.

Los gobernadores Otomanos residían en Sana’a, concretamente en el Qasr al Silah, al este de la ciudad. Uno de los gobernadores, Sinan Pasha, se hizo construir cerca de su residencia una mezquita de estilo turco, conjuntamente con unos baños públicos. Los dos edificios aun están en uso hoy en día. Los Otomanos fueron expulsados cuando el poder Yemenita creció y se fortaleció bajo los Imanes. Empezó un nuevo periodo de prosperidad en Sana’a, con una gran volumen de nuevas edificaciones del siglo XVII, aun evidente hoy en día por el numero de casa que se conservan, provenientes de este periodo. La historia reciente de la ciudad empieza en 1872, con su segunda conquista por los Turcos. Se introdujo un programa de modernización, empezando por la construcción de un hospital, una escuela secundaria y un puente de piedra cruzando el Sailah. Los Turcos necesitaron siempre para mantener su posición una fuerte presencia militar, como aun puede verse por el elevado número de cuarteles existentes, datados en esta época.

Tras la expansión del islam, y pese a la existencia de subestados en muchas partes de Yemen, Saná siguió siendo la sede del gobierno, y asumió un importante estatus en el territorio yemení. Los mamelucos llegaron a Yemen en 1517, pero tras su derrota en Egipto contra los otomanos, Yemen pasó a manos turcas. Entre 1538 y 1635, Saná fue la capital del vilayato otomano, y lo mismo durante el segundo periodo de dominio otomano entre 1872 y 1918.

Significado del nombre

El nombre de Sana’a significa “plaza fortificada”, su estilo arquitectónico es inigualable y enamora perdidamente a todo el que la contempla. Esta joya arquitectónica del mundo musulmán, presenta el típico aspecto de las ciudades de la Península Arábiga y es una ciudad imprescindible en una visita al Yemen. Tan bella como misteriosa, sus casas de adobe o piedra son una fantasía árabe única en el mundo. Tierra de paso de las caravanas de Oriente, lugar de origen del incienso y la mirra, la historia de Sana’a se remonta al alba de la historia de la humanidad.

La tradición indica que fue fundada por Sem; uno de los tres hijos del patriarca Noé, nada más retirarse las aguas del diluvio universal, de ahí procedería su sobrenombre de “Sam City”. Existen evidencias de que ya existía en el siglo I, en inscripciones sabeas del año 70 d.C. y también en textos judíos y cristianos.

Declaración de la UNESCO

En 1986 la UNESCO inscribió
“la ciudad vieja de Sana’a” como Patrimonio de la Humanidad con la siguiente descripción: “Situada en un valle de montaña a una latitud de 2.200 metros, Sana’a ha sido habitada por más de 2.500 años. En los siglos VII y VIII la ciudad fue uno de los mayores centros para la extensión del Islam. Esta herencia religiosa y política puede verse en sus 106 mezquitas, 12 hammans y 6.500 casas, todas ellas construidas antes del siglo XI. Las muchas torres de pisos de Sana’a añaden belleza al emplazamiento”.</ref>

Galería

Fuentes