Cultura de Salinar

(Redirigido desde «Cultura Salinar»)
Cultura Salinar
Información sobre la plantilla
Mapa cultura salinar.png
Concepto:La cultura Salinar es una cultura precolombina peruana que se ubicó en un territorio costero, que son actualmente los departamentos de Áncash y La Libertad en el Perú.

Cultura de Salinar.

Descrita por primera vez por Rafael Larco Hoyle (1944), quien basado en la parafernalia de tumbas procedentes de las cercanías de la jurisdicción de Pampas de Jagüey. Dentro de su propia terminología, la definió para el final de la época “Evolutiva”, indicando, superposiciones estatrigráficas de una clara secuencia Cupisnique, Salinar Moche

Al decaer la cultura de Chavín, en la Costa Norte, pequeños señoríos que estaban en contacto se unieron y conformaron la Cultura Salinar entre el siglo V a.n.e. y principios de nuestra era. Salinar es la cultura que marcó la transición entre Chavín y el advenimiento de la cultura Moche.

Durante esta época se ampliaron los sistemas de irrigación aumentado significativamente el área agrícola. Los asentamientos fueron generalmente pequeños y aislados, pero hay sitios de proporciones urbanas, como Cerro Arena en el valle de Moche, un extenso sitio con cerca de 2000 estructuras de piedra distribuidas sobre una superficie de 2 Km2, donde existen zonas de habitación, centros ceremoniales y administrativos.

Manifestaciones culturales

La cerámica Salinar, presenta otros problemas de índole territorial, en diferentes puntos andinos hasta ahora desconocidos e insospechables, ya que esta cerámica Blanco sobre Rojo no tiene prácticamente un lugar de origen, en esta tradición se presenta y manifiesta con sus mismas características en diferentes regiones del Perú sobre todo en la costa Norte, central, Sur. Debemos tomar en cuenta lo siguiente:
"La decoración que da el nombre al estilo, Blanco sobre Rojo, permite establecer relaciones con varias regiones del Perú, pero principalmente con los Huaráz y Patazca en Ancash, con los de Garbanzal en Tumbes, de los Baños de Boza y Cerro Trinidad de la Costa Central entre las más próximas, las mismas que, en algún momento, según arqueólogos como Willey (1948), constituyeron un Horizonte Estilístico
Ceramica Cajamarca

La cerámica Salinar forma parte del estilo Blanco sobre Rojo, incorporando nuevas formas, como el gollete con figura y asa puente, junto a otras técnicas de alfarería que procedían de la cultura Cupisnique. La pintura crema sobre rojo no deja de lado la presencia de decoración incisa ni de figuras modeladas que se inician con Cupisnique y que alcanzarían su máximo esplendor con Moche.

La cultura Salinar precede inmediatamente a Cultura Moche, y significó un breve período de transición entre la cultura Cupisnique y la cultura Mochica. De ahí la forma de muchos productos es similar a la forma de la cerámica Moche (recipientes conectado a una infusión de doble puente). Fueron realizadas decoraciones con motivos recurrentes, líneas onduladas, estrellas y lazos. Hubo también figuras de animales y seres humanos. Al mismo tiempo, comenzaron la creacion de las ceramicas donde aparecen escenas eróticas. La cerámica Salinar en gran medida continúa la tradición de la cerámica Cupinisque.

Esta presenta un cambio de la cerámica negra a una cerámica roja y con pintura blanca. Se continúa con la decoración incisa. Se hallan botellas con asa estribo junto las innovadoras botellas con figura y asa puente. Aparecen entre las vasijas modeladas las primera representaciones eróticas. Los Salinar conocieron además el cobre y fueron los primeros en utilizar la aleación de este metal con el oro.

Ceramica Salinar

Las formas más frecuentes en la céramica son:

  • Las botellas de esa estribo,
  • Las de figura y asa puente,
  • Las ollas con cuello
  • Las jarras cilíndricas.

La decoración que todavía muestra varios rasgos de la Cultura Cupisnique, incluye representaciones escultóricas modeladas, incisas o pintadas, frecuentemente de color blanco sobre la superficie roja de la vasija.

En ellas aparecen figuras geométricas, humanas y de animales.

Arquitectura Salinar

La arquitectura Salinar pasa de lo monumental a lo doméstico, donde los centros ceremoniales de gran envergadura fueron pocos. Se utilizó en su construcción adobes y piedras unidos con argamasa de arcilla. Las viviendas fueron generalmente de planta cuadrangular con muros bajos.

El mayor de los centros conocidos Salinar es Cerro Arena que se encuentra en el valle de Moche. Esta ciudad esta situada en una colina cubierta en un espacio de 2,5 kilómetros cuadrados en los tiempos antiguos, había viviendas, arquitectura administrativa y religiosa. La concentración de gran alcance de la población crea las condiciones previas para los nuevos modelos de administración, y a través de la cultura Salinar estas doctrinas se convirtieron en parte de la experiencia de las culturas que más tarde surgirían en la costa norte.

Variantes de la Arquitectura Salinar

Estas arquitecturas se presentaban diferenciada en cuanto a dimensiones, calidad, organización interna y materiales asociados; estas diferencias indicaron la presencia de arquitectura residencial y no residencial (sectores de habitación, centros ceremoniales, centros administrativos, etc.) que se distribuían basándose en la actividad realizada. Se la categorizó en 5 variantes de recintos :

  • Variante A: Grandes cuartos residenciales, de planta rectangular, con muros de piedra muy bien construidos y acabados, enlucidos con arcilla fina, los recintos habitacionales en cantidades moderadas evidencian una función residencial.
  • Variante B: Éstos son cuartos pequeños, no rectangulares, y a menudo crudamente construidos y acabados, presentan coberturas de material orgánico. Los recintos presentan piedras de molienda, con improntas en el suelo que sirvieron para ubicar los depósitos, banquetas con rellenos de tierra, y cantidades de cerámicas, comida, y otros desechos domésticos que atestan su uso residencial.
  • Variante C: Pequeños cuartos de planta rectangular de fino acabado, de probable función “administrativa”.
  • Variante D: Recintos grandes, de planta rectangular, bien construidos; sin embargo no presentan un buen acabado. Sirvieron para una variedad de funciones especializadas; como cocinas y otros como habitaciones, quizás para las familias de bajo estatus.
  • Variante E: Cuartos pequeños se registran solos o aglutinados como estructuras separadas. Están cuidadosamente edificados y varían de pequeños a medianos, de planta rectangular. Ellos normalmente no contienen evidencia alguna de uso residencial, y sus funciones son inciertas.

Véase también

Fuentes