Saltar a: navegación, buscar

De amor y de sombra

De amor y de sombra
Información sobre la plantilla
ÍndiceIA.jpeg
es la historia de una mujer y un hombre que se amaron en plenitud, salvándose así de una historia vulgar... Isabel Allende
Autor(a)(es)(as)Isabel Allende
GéneroNovela
PaísBandera de Chile Chile
De amor y de sombra. Es la cuarta novela de la escritora chilena Isabel Allende (1942), publicada en 1984, fue el segundo gran éxito de la autora después de La casa de los espíritus. Esta obra encierra temas que giran sobre el amor, la nobleza, la pobreza la injusticia y la esperanza, en esta esfera se desarrollan los acontecimientos de esta novela como en dos caminos probables que pelean por sobreponerse uno al otro, la lucha del amor contra la injusticia. Finalmente vence el amor con la fe puesta en la libertad y en la dignidad humana. El inicio de un amor y el sentimiento patriótico aún en el exilio.

Trama

De amor y de sombra es una conmovedora historia de amor, que se desarrolla durante la dictadura de Augusto Pinochet y narra las desgracias que vivieron las familias de Chile, las injusticias y abusos de las fuerzas armadas contra el pueblo. Sumerge en muchas nuevas emociones e intrigas al lector y lo envuelve en una aventura arriesgada llena de sentimientos encontrados llevándolo a vivirla junto con los personajes.

Irene, quien es la protagonista de la obra, es una joven de corazón generoso, curiosa y sobre todo muy aventurera, es periodista y trabaja para una revista escribiendo sobre diferentes temas de interés, está comprometida con el capitán Gustavo Morante, un joven galán, caballeroso, de buena familia y profundamente enamorado de ella.

La familia Leal llegó de Europa a América a causa del exilio, está compuesta por los padres (El profesor Leal e Hilda de Leal) y sus tres hijos: Javier, Francisco y José Leal, Javier es el hijo mayor, casado, con hijos, caído en una crisis económica y avergonzado de no poder sostener su familia y verse en la necesidad de ser ayudado por sus padres, cae en profunda depresión, cambia de carácter repentinamente, volviéndose callado y perdido, hasta que finalmente recurre al suicidio ahorcándose. José es un padre que trabaja ayudando a los más necesitados en los pueblos olvidados, y Francisco Leal es un Psicólogo, con maestría, al que su carrera no lo ampara mucho, ya que el estado del país para esa época era de crisis y la gente no pagaba un psicólogo, así que en vista de la necesidad busca trabajo como fotógrafo y es así como llega a trabajar a la misma revista en que trabaja Irene, convirtiéndose en muy buenos amigos, a la vez que él se enamoraba día a día más de el encanto de ella.

Llamados por el deber de conseguir nuevos artículos para publicar en la revista, llegan a un lugar llamado Los Riscos, para conocer a una "santa" que hace milagros, ella es Evangelina Ranquileo, Irene y Francisco llegaron al lugar para, investigar sobre el asunto, en ese momento los carros de una de las tropas del ejército desviaron la atención de los espectadores, bajándose el teniente Ramírez junto a sus hombres, entre ellos Pradelio Ranquileo el hijo mayor de los Ranquileo, irrumpieron de forma brutal en la casa para poner fin al alboroto, pero este nunca imaginó que Evangelina en un intento de defenderse lo dejaría avergonzado frente a todo los presentes, levantándolo por el aire y golpeándolo como ningún hombre lo había golpeado en su vida, Francisco fotografió cada instante del suceso, pero cuando los militares subieron al carro para huir de ese demonio, uno de ellos se regresó para destruirle el rollo y no quedó ninguna evidencia de lo sucedido mas que las narraciones de todos los ahí presentes.

Días después el teniente regresó a casa de los Ranquileo y se llevó a Evangelina, de la que no volvieron a saber, Digna acudió a Irene para pedirle ayuda en la búsqueda de su hija, es de esta forma como descubren la existencia de Las Minas de los Riscos, lugar donde se abandonan a los cadáveres de los torturados, para luego darlo por desaparecidos. Irene y Francisco asumen el peligro y excavan descubriendo el cuerpo muerto de Evangelina, además de otros cadáveres. Pradelio, hermano de crianza de Evangelina deserta del ejército y se une al movimiento de las Sombra, para vengar la muerte de su hermana, de quien estaba enamorado. Entre todo este hallazgo se juegan también los sentimientos entre Irene y Francisco

Francisco acude a donde su hermano José para así mostrarle las fotografías que tomó de los cadáveres y pedirle ayuda para que el secreto sea revelado, José se reúne con el cardenal y le cuenta lo confiado bajo secreto de confesión omitiendo hablar de Irene y Francisco para no involucrarlos y tratar de resguardar sus vidas, el cardenal convoca un comité para ir a las Minas, y es así como la noticia llega a oídos de todo el país.

Irene entrevista al coronel que liberó a Pradelio, y este confiesa todo lo que vio la noche del asesinato: “el Teniente salió de su oficina con un bulto que subió en su camioneta, salió del cuartel y regresó ya para el amanecer con el carro todo sucio, nadie preguntó nada, pero el Coronel imaginó todo lo que había ocurrido en esas horas que el Teniente se ausentó", Irene grabó toda la confesión, días más tarde Irene iba entrando a las oficinas de la revista cuando sufrió un atentado, quedando debatida entre la vida y la muerte, y estuvo varios días en un hospital, donde Francisco le entrega todo su amor acompañándola en cada momento, entregándose durante largas pláticas juntos en espíritu y alma, fortaleciendo su amor, la madre de Irene se sumerge en la creencia de que lo que le ocurrió a su hija fue una equivocación, pasando por alto el que llegaran a catear su casa, llevándose del cuarto de Irene todas sus cintas grabadas.

Francisco y Mario se percataran que fuera del hospital habían montado vigilancia, Irene le dice a Francisco que vaya a La Voluntad de Dios, donde una anciana aún muy lúcida tiene guardadas las grabaciones de las conversaciones con el Coronel, sin siquiera imaginarse lo que le iba a ocurrir después… estas confesiones Francisco a Gustavo quien pide ayuda a altos funcionarios del gobierno para hacer justicia a los muertos de las minas.

Mario estructura un plan de escape tan pronto como Irene logra ponerse en pie, los transforma completamente, dejándolos irreconocibles, le coloca una panza de embarazada a Irene y salen del hospital… se hospedan unas semanas en el apartamento de Mario. Así emprenden su viaje mientras Irene va pensando en lo que deja atrás, no solo amigos, infancia, madre, sino… su país. Se marchan invadidos de tristeza, solo teniéndose el uno al otro, diciendo… volveremos.

Estructura de la novela

La novela se presenta en tres partes

Primera parte: La otra primavera

Cuenta la historia de las familias Flores, Ranquileo, Leal, Alcántara, Beltrán, durante el inicio de la primavera con la dictadura militar en Chile. Plantea la acción principal desde el encuentro entre Irene y Francisco.

Segunda parte: Las sombras

En esta parte aparece el caso de Evangelina, una joven que vive en Los Riscos y parece tener extraños poderes. Se presentan los abusos de los militares en ese régimen dictatorial, secuestros, matanzas y violaciones. Esta parte termina con la huida de Pradelio Ranquileo a un cerro como desertor del ejército.

Tercera parte: Dulce patria

Francisco e Irene van a la mina en busca de los cadáveres escondidos por los militares con la esperanza de encontrar a Evangelina. Allí la encuentran junto con muchos otros cuerpos. Francisco le pide ayuda a su hermano José (el cura) para denunciar este hallazgo y difundirlo ante el pueblo. Este a su vez, se apoya en el Cardenal, para que en nombre de la Iglesia, última institución que los militares todavía respetaban, denunciara públicamente los crímenes de la dictadura. El ideal que mueve a los amantes a seguir la investigación es la búsqueda de la verdad que devuelva a la patria valores de libertad y democracia. La obra termina con la inevitable huida de Francisco e Irene como exiliados para resguardar sus vidas. La despedida de quienes son conscientes de la magnitud de su pérdida: dejar la patria. Pese a esta separación de la tierra chilena, Francisco e Irene se sienten fortalecidos por el amor que los une y la esperanza del regreso expresada en las últimas líneas: volveremos, volveremos...

Contextualización de la obra

Esta novela se desarrolla en Chile, durante la dictadura de Augusto Pinochet, cuando la toma de poder por las fuerzas armadas crea una fuerte inestabilidad, refleja el sinnúmeros de desaparecidos, atropellos y matanzas cometidas. Aunque también puede ser tomada como un reflejo de la realidad Latinoamericana, donde la ambición de los políticos llevaba al pueblo a la mayor miseria. Las diferencias de clases, la miseria en la que vivían los Ranquileos y demás campesinos de la zona, era característica de la época, pero también se resaltan las tradiciones chilenas. Por otra parte está la alta sociedad, conservadora. Por último un grupo de personas que actúan en secreto desde la sombra, para ayudar a los perseguidos, y los desamparados que sufrían el abandono obligatorio de padres, hijos, esposos, que huían para salvar su vida.

Personajes de la obra

  • Irene Beltrán: periodista, inteligente, hermosa, de limpia y fresca vitalidad. Se veía a sí misma como un cometa navegando en el viento y asistida de su propio interior. Era muy inocente debido a la sobreprotección de sus padres desde niña, luego conoció la dureza del mundo con los sucesos narrados en la obra. Su destino se define junto al hombre que ama quien permite que la joven pueda mostrarse en toda su grandeza y valentía.
  • Francisco Leal: psicólogo de profesión, aunque debe ganarse la vida como fotógrafo. Es un hombre de ideales claros, responsable, comprometido con la realidad de su sociedad y época. Logra, a través de su amor, mostrarle un mundo desconocido a Irene.
  • Gustavo Morante: novio y primo de Irene, militar, hombre recto y leal, presenta principios y valores honestos, a pesar de pertenecer al ejército.
  • Mario: un homosexual fino, adinerado, estilista de las modelos de la revista y de las esposas de los hombres de poder, muy amigo de Irene y Francisco.
  • Beatriz Alcántara de Beltrán: madre de Irene, aristócrata, mujer superficial; vivía en un mundo paralelo, donde los abusos por parte del gobierno no existían.
  • Otros personajes: Rosa (mucama de Irene), la familia Ranquileo, soldados y capitanes (Rivera, Ramírez, el general), los ancianos y las cuidadoras de la Voluntad de Dios, la astróloga de la revista donde trabajaban Irene y Francisco, la esposa de Javier Leal y el Cardenal, Hilda, madre de Francisco, profesor Leal padre de Javier Leal, hermano de José y Francisco,

Estos personajes presentan características que permiten describir también diferentes ámbitos sociales e institucionales: la clase alta acomodada, el pueblo, los militares, la Iglesia. También muestran las costumbres y creencias del pueblo a través de las supersticiones en torno a Evangelina.

Véase

Fuentes