Saltar a: navegación, buscar

El Conde de Montecristo

El conde de Montecristo
Información sobre la plantilla
El conde de montecristo.jpg
Título originalLe Comte de Monte-Cristo
Autor(a)(es)(as)Alexandre Dumas
GéneroNovela histórica, Folletín
Primera edición1844/1845
PaísBandera de Francia Francia

El conde de Montecristo (Le comte de Monte-Cristo). Obra literaria escrita por el novelista y dramaturgo Alejandro Dumas . Es junto a Los tres mosqueteros la más célebre de las novelas del escritor francés.

Argumento

Narra la injusta prisión sufrida por Edmundo Dantés y la implacable y terrible venganza sobre los responsables de su encierro.

El conde de Montecristo aristócrata excéntrico, deslumbra y seduce con su fabulosa riqueza a la alta sociedad Parisina, elemento que usa para vengarse de quienes el mismo día de sus bodas en Marsella (1815) con Mercedes la catalana, siendo aún el joven Edmundo Dantés, lo acusaron injustamente de pertenecer a la facción bonapartista. La acusación del falso delito fue tramada por Fernando Mondego, pretendiente despreciado por Mercedes, novia de Edmundo, y por la rivalidad mercantil de Danglars. Ese día fue detenido y condenado por el magistrado Villefort , quien temía que el pasado bonapartista de su padre saliera a la luz y frustrara sus aspiraciones políticas. Edmundo fue encarcelado en una fortaleza inexpugnable, el Castillo de If, donde arrastró sus cadenas de prisionero durante ocho años.

El azar le une a otro prisionero del castillo, el abate Faria. La solidaridad por la condición que ambos padecían y ante la certeza del propio Faria de su avanzada edad y su débil salud, hacen que este le confiese la existencia de un fabuloso tesoro escondido entre las grutas de la isla de Montecristo. Paradójamente, la muerte de abate, a quien el propio Edmundo llamara su padre espiritual, es lo que le permite huir del castillo, llegar a la isla de Montecristo y constatar que el tesoro existía. Con unas pocas piedras preciosas paga a unos contrabandistas que le ayudaron en la fuga, y que `posteriormente lo que lo emplearon por un tiempo, (Edmundo era un experimentado marinero), se despide de ellos diciendo que ha heredado una fortuna, compra un yate y regresa a Montecristo para llevarse el tesoro encontrado. Es a partir de este momento que Edmundo desata el plan de sombría venganza contra sus enemigos, desafiando las leyes divinas y humanas que pudieran impedirselo.

La venganza

Dantés asume una identidad inventada, se paga un título de aristócrata y resurge del pasado con el nombre de conde de Montecristo. Despúés de varios años preparándose física y mentalmente para ejecutar su plan de venganza reaparece en Roma. Durante el carnaval, dos jóvenes franceses caen prisioneros de los bandidos romanos, Franz d'Epinay y Alberto de Morcerf. El secuestro fue una farsa urdida por el Conde para aparecer como salvador de ambos jóvenes. Convertido en héroe y bajo la promesa de eterna gratitud por parte de las familias de estos, obtiene la posibilidad de llegar a París invitado por las más ilustres familias de la alta sociedad parisina, sin levantar ninguna sospecha. El conde con su personalidad enigmática y su delirante riqueza seduce y pone a sus pies a la sociedad parisina, se gana su amistad y confianza, y maquina la destrucción de cada uno de sus enemigos.

El despreciable Danglars, devenido un ilustre banquero, es solicitado por el Conde para que le dé un "crédito ilimitado" de seis millones de francos, y manipula la bolsa para destruir su fortuna, cobrando los seis millones en el momento en que Danglars está al borde de la bancarrota, forzándole a huir de Francia.

Montecristo tiene una esclava griega, Haydée, cuya familia y hogar en Janina fueron destruidos por Fernando, quien traiciona a Alí el padre de Haydée entregándolo a sus enemigos y causándole la muerte. Junto a su madre Haydée fue vendida a un comprador de esclavos. Tiempo después, Montecristo compra Haydée, salvandola de la esclavitud y le devuelve su condición de princesa. El agradecimiento eterno, la admiración y el amor en secreto por El conde, son los sentimientos que definen la relación de Haydée con Edmundo Dantes.

El conde conoce perfectamente la historia de traición del oficial francés Fernanado Mondego, quien se hizo pasar como héroe de la batalla de Janina y que fue recibido en Francia como un gran soldado de la Patria, convertido posteriormente en Conde de Morcef por los servicios prestados a Francia. En su plan de venganza manipula a Danglars para que investigue el suceso, y lo haga público. El artículo es retirado de uno de lso pricipales periódicos de Francia, pero luego se republica en otro periódico de la ciudad.

Fernando es llevado a juicio para afrontar los cargos. Haydée testifica contra él, y Fernando queda deshonrado. Mercedes, que es la única que conoce la identidad del conde desde el primer momento que lo vio y escuchó su voz, confiesa la historia completa de su juventud a su hijo Alberto. Para salvar la honra del padre, reta a duelo a Montecristo tras culparle de la deshonra de su padre. Mercedes le suplica a Edmundo en nombre del amor que una vez tuvieron que no acudiera al duelo. Alberto y Mercedes abandonan a Fernando, que se suicida.

La familia de Villefort está dividida. Valentine, la hija que tuvo con su primera esposa Renée, va a heredar toda la fortuna de la familia, pero su segunda esposa, Heloise, pretende reclamar la fortuna para su hijo Eduardo. Montecristo conoce las intenciones de Heloise y, de forma aparentemente inocente, le proporciona una toxina capaz de curar a una persona con una gota, y de matarla con una sobredosis.

Heloise asesina a un sirviente de la casa, Barrois (sin querer), a los Saint-Mérans, suegros de Villefort, e intenta asesinar a Valentine. Mientras tanto, Montecristo atormenta a Villefort con su antigua aventura amorosa con la mujer de Danglars y con el hijo que tuvieron. Villefort pensaba que había nacido muerto, y lo enterró detrás de una casa de Auteuil, que es propiedad de Montecristo. Este hijo fue rescatado de su tumba y criado por el sirviente de Montecristo, Bertuccio. En su adultez, entra en París bajo el nombre de Andrea Cavalcanti, tan sólo revelándose a Villefort cuando es arrestado por el asesinato de Caderousse cuando quiso robar en la casa del conde en Auteuil.

Montecristo salva a Valentine y, a través de Noirtier, Villefort se entera de que Heloise es la asesina, se ve obligado a enfrentar a su esposa y decirle todo lo que sabe. Ella entra en pánico y se mata junto a su hijo Eduardo. Estos terribles sucesos, y la decisión de Montecristo de revelar su verdadera identidad a Villefort, le hacen perder el juicio irremediablemente.

Después de consumar su venganza, y en estado de arrepentimiento por el alcance imprevisto de sus acciones, que cobró hasta la vida de un niño inocente, el conde decide rehacer su vida lejos del odio que tanto tiempo le acompañó. Decidido a atender los reclamos e insinuaciones amorosas de Haydée, Edmundo quiere intentar una nueva vida, se va lejos de Francia dejando atrás el pasado que tanto le atormentó y que prácticamente lo colocó en la misma condición de todos aquellos que quisieron su desventura.

Personajes

  • Edmundo Dantes. Protagonista de la historia. Fue traicionado por sus amigos, quienes escalaron a lo más alto de la sociedad francesa gracias a la falsa acusación que trajo como resultado la detención y el encarcelamineto de Edmundo. Cuando escapa del calabozo del Castillo de If, y dueño de una gran fortuna, despliega un plan para vengarse de todos. Adoptó diferentes identidades para poder ejecutar su plan y se le puede ubicar en la historia bajo los pseudónimos de: El Maltés, El conde de Montecristo, Simbad el Marino, El comisionista principal de la casa de Thompson y French, el Abate Giaccomo Busoni, El señor Zaccone y Lord Wilmore.
  • Abate Faria. Sacerdote y erudito italiano. Establece una entrañable amistad con Edmundo mientras estuvieron prisioneros en el Castillo de If. Fue el abate Faria su mentor intelectual y padre espiritual. Con su ayuda Edmundo logró desenredar los hilos de la complicada madeja que explicaría los verdaderos motivos que lo llevaron a prisión, la envidia , los celos y el oportunismo político de sus conocidos Fernando , danglars y el juez Villefort. Es también la persona que le revela el secreto de la isla de Montecristo y quien puso en sus manos el mapa del enorme tesoro escondido en las grutas de la isla.
  • Luigi Vampa. Un bandido italiano que opera en la zona de las catacumbas romanas y los alrededores. A petición de Montecristo secuestra a Albert de Morcerf y Franz D'Epinay, que son posteriormente liberados gracias a la intervención del conde.
  • Haydèe. Princesa de Janina e hija del sultán Alí Pachá. Cuando éste fue traicionado y asesinado por Fernand Mondego, Haydée fue vendida como esclava a los trece años y adquirida por Dantes.
  • Bertuccio. Mayordomo del conde de Montecristo. Junto a su cuñada crió a Benedetto, el hijo de Villefort , fruto de sus amores secretos con la mujer de Danglars que dieron por muerto al nacer. Su personaje adquiere releveancia en un momento de la historia porque servía perfectamente a los planes de venganza del conde de Montecristo.
  • Alí. Un esclavo mudo, el más fiel de los hombres al servicio del conde.Fue sentenciado a muerte y por la intervención de Montecristo no lo mataron, pero tuvo que soportar el castigo impuesto por el Sultán que lo vendió: cortarle la lengua.
  • Fernand Mondego. Conde de Morcerf. Primo de Mercédès la catalana, la prometida de Edmundo Dantes. Enamorado de ella desde hacía mucho tiempo, traiciona a Edmundo con la complicidad de Danglars, para teenr el terreno libre y poder casarse Mercedes.
  • Mercédès Herrera. Al principio de la historia es la prometida de Edmond Dantes. Tras la desaparición de su amado, y creyéndolo muerto, se casa con Fernando y tiene un hijo. Es así como se convierte en la condesa de Morcef.
  • Albert de Morcerf. Vizconde de Morcef. Hijo de Mercedes y Fernando Mondego futuro conde de Morcef.
  • Baron Danglars — Inicialmente el contador del mismo navío en el Dantés era marinero. Ansía ser rico y poderoso, y ve a Edmundo como un obstáculo para sus ambiciones de enriquecerse. Durante la estadía de Dantes en prisión, la suerte estuvo de su lado, se convierte en barón gracias a su conveniente matrimonio con la baronesa Herminie de Nargonne, viuda del banquero más rico de París.
  • Herminie Danglars — Viuda del barón de Nargonne, casada en segundas nupcias con Danglars. En vida de su primer esposo, tuvo un romance con Villefort del que nació un hijo, Benedetto.
  • Eugénie Danglars — Hija del matrimonio y prometida de Albert de Morcerf; posteriormente se cancela el compromiso en favor de Andrea Cavalcanti.
  • Gérard de Villefort. Siendo procurador real en provincias dictó un mandamiento para encarcelar a Edmond con el único fin de proteger a su padre y su carrera política.
  • Héloïse de Villefort. Segunda esposa del procurador del rey, quien llevada por la avaricia envenena a varios miembros la familia Villefort para que su hijo Édouard herede toda la fortuna.
  • Noirtier. Un antiguo bonapartista vigoroso que ahora está paralítico por un ataque de apoplejía. Le cuidan su hijo Villefort, su nieta Valentine y el leal sirviente de la familia, Barrois.
  • Valentine de Villefort. Hija de Villefort y su primera esposa, Renée de Saint-Méran. Ama a Morrel hijo, pero está prometida al joven Franz d'Épinay.
  • Edouard de Villefort. Hijo de Villefort y de su segunda esposa Héloïse. Es un niño muy travieso.

Otros personajes

  • Gaspard Caderousse. Sastre y hostelero deshonesto del lugar donde viven Dantés y su padre. Está presente, aunque ebrio, cuando Danglars redacta la carta que acusa a Edmond de agente bonapartista.
  • Maximilien Morrel. Hijo del patrón de Edmond; tras la fuga de Edmond, Maximilien se convierte en un buen amigo para el conde de Montecristo y éste lo ayuda a realizar su deseo de casarse con la hija de Villefort.
  • Franz d'Épinay. Barón y amigo de Albert de Morcerf, prometido con Valentine de Villefort. Conoce al conde en la gruta de Montecristo antes de dirigirse hacia Roma a encontrarse con su amigo. Su padre, el general realista Quesnel, falleció en un duelo contra Noirtier de Villefort. Al saberlo Franz, rompe su compromiso con Valentine.
  • Lucien Debray. Secretario del Ministro del Interior y amigo de Albert. Es el amante de Herminie Danglars, a quien sólo utiliza para robar dinero al banquero.
  • Beauchamp. Editor de un importante periódico de París y otro de los amigos del vizconde de Morcerf.
  • Barón Raoul de Château-Renaud. Amigo de Albert. Maximilien Morrel le salva la vida en África.
  • Julie Herbault. Hija de Julien Morrel y hermana de Maximilien Morrel, es ayudada por el conde bajo la identidad de Simbad el Marino para salvar a su padre de la bancarrota. Está casada con Emmanuel Herbault.
  • Emmanuel Herbault. Esposo de Julie y cuñado de Morrel hijo, es el segundo testigo del conde cuando este va a batirse a duelo con Albert.
  • Benedetto. Asesino y ladrón, hijo ilegítimo de Villefort y Herminie Danglars, nacido cuando ésta aún era esposa del barón de Nargonne. Benedetto fue criado por Bertuccio y su cuñada, Assunta. Vuelve a París bajo la identidad de Andrea Cavalcanti.
  • Mayor Bartolomeo Cavalcanti. Hombre al que el conde integra en la sociedad parisiense para que haga el papel del padre de Andrea Cavalcanti (Benedetto).
  • Pierre Morrel. Armador de barcos en Marsella, empleador Edmundo Dantés. Hombre de buen corazón y de gran amabilidad, que intercedió por Edmundo cuando fue capturado y se ocupó del anciano padre de Dantés minetras su hijo cumplía injusta prisión.

Del autor

Influencias

Dumas tuvo varias influencias directas de otros textos y tradiciones al escribir la novela. Gran parte de la complicada trama, las estratagemas y las alusiones a una noción romántica de Oriente procede de Las mil y una noches. La referencia más directa es la existencia en gran parte del libro es la presencia de Simbad el Marino, alias que utilizaba Dantes para encubrir su verdadera identidad, y que aludía a alguien que ha viajado el mundo y visitado muchos lugares exóticos.

Destaca en la escritura de El conde de Montecristo la alusión a obras célebres de la literatura, por ejemplo el pseudo-veneno como elemento facilitador de la historia de los amantes en franca alusión a Romeo y Julieta. Los dos jóvenes amantes Valentine y Morrel son comparados explícitamente con Píramo y Tisbe en cierto momento. Bien es sabido que la literatura romántica tenía como fuentes de referencia y de inspiración elementos , personajes mitológicos y obras de la cultura greco-latina, como parte de esos ambientes idílicos, pasiones, y el pasado de una vida otrora feliz e idealizada, propios del romanticismo en el arte.

Curiosidades históricas

Se cuenta que Alejandro Dumas conoció a Fray José Custódio de Faria, el abate Faria, un monje indo-portugués que fue uno de los pioneros del estudio científico de la hipnosis. Es representado en la obra con el personaje del abate Faria, el monje 'loco' encarcelado en el Castillo de If, que decía poseer un tesoro. También se especula que Dumas visitó con el sobrino de Napoleón la isla de Montecristo en un viaje de cacería. Tras saber que tendría que estar en cuarentena durante un tiempo, Dumas cambió de opinión y volvió a casa. Así fue que decidió usar Montecristo en el título de una novela, pero sin tener aún la historia definida. Mientras pensaba en el argumento, recordó la ficha policial del arresto e injusto encarcelamiento de un zapatero al que le habían tendido una trampa sus amigos. El zapatero se hizo amigo de un predicador en la cárcel y, por una serie de sucesos afortunados se convirtió en el heredero de la enorme riqueza del predicador. Una vez libre, utilizó su riqueza para exigir venganza sobre los que habían conspirado para encarcelarle.

Temas

Los grandes temas de la novela son la venganza, la lealtad, el arrepentimiento, el libre albedrío, la redención y la fe. Dantès se obsesiona completamente con buscar la justicia. Para quienes le ayudaron se convierte en un espíritu guardián. Para los que le perjudicaron, se convierte en el ángel vengador de Dios. . El desenlace de la complicada trama de la novela propone una profunda reflexión sobre el alcance y el peligro de tomar venganza y ejercer la justicia por cuenta propia.

Fuentes