El pingüino y el canguro (Cuento)

El pingüino y el canguro
Información sobre la plantilla
El pinguino y el canguro.jpeg
Fábula ayuda a padres y maestros en la educación creativa de sus hijos y alumnos, a través de una grandísima colección de cuentos infantiles cortos para educar los valores
Título originalEl pingüino y el canguro
Autor(a)(es)(as)Pedro Pablo Sacristán
Diseño:Fani Esquerdo salas
ColecciónCuentos para dormir
GéneroCuento
Edición2011
IlustracionesJaime Espinar Muñoz
Primera edición2011
PaísBandera de España España

El pingüino y el canguro. Cuento infantil del escritor español Pedro Pablo Sacristán, que integra la serie Cuentos para dormir. Esta fábula ayuda a padres y maestros en la educación creativa de sus hijos y alumnos, a través de una grandísima colección de cuentos infantiles cortos para educar los valores, con todo tipo de personajes y situaciones, para hacer de él una herramienta educativa.

Sinopsis

Las fábulas han sido siempre una de las principales forma de transmitir el saber práctico a los niños, utilizando sencillos relatos para niños, pero modernizados y adaptados para reflejar los valores básicos para la vida del siglo XXI. Nos enseña la vanidad y el orgullo de los que suelen ser superiores, y las lecciones de humildad que pueden recibir por ello.

Argumento

Ambientado en el país de los animales, este cuento para niños para leer antes de dormir, ayudan al niño/a desarrollar su imaginación y mejorar sus temores a la hora de dormir. Con un lenguaje adaptado a sus conocimientos e ilustraciones especialmente diseñadas para las historias, los niños disfrutarán de los cuentos clásicos como nunca los han visto antes.

Cuento

Había una vez un canguro que era un auténtico campeón de las carreras, pero al que el éxito había vuelto vanidoso, burlón y antipático. La principal víctima de sus burlas era un pequeño pingüino, al que su andar lento y torpón impedía siquiera acabar las carreras. Un día el zorro, el encargado de organizarlas, publicó en todas partes que su favorito para la siguiente carrera era el pobre pingüino.

Todos pensaban que era una broma, pero aún así el vanidoso canguro se enfadó muchísimo, y sus burlas contra el pingüino se intensificaron. Éste no quería participar, pero era costumbre que todos lo hicieran, así que el día de la carrera se unió al grupo que siguió al zorro hasta el lugar de inició.

El zorro los guió montaña arriba durante un buen rato, siempre con las mofas sobre el pingüino, sobre que si bajaría rondando o resbalando sobre su barriga… Pero cuando llegaron a la cima, todos callaron. La cima de la montaña era un cráter que había rellenado un gran lago. Entonces el zorro dio la señal de salida diciendo: “La carrera es cruzar hasta el otro lado”. El pingüino, emocionado, corrió torpemente a la orilla, pero una vez en el agua, su velocidad era insuperable, y ganó con una gran diferencia, mientras el canguro apenas consiguió llegar a la otra orilla, lloroso, humillado y medio ahogado. Y aunque parecía que el pingüino le esperaba para devolverle las burlas, éste había aprendido de su sufrimiento, y en lugar de devolvérselas, se ofreció a enseñarle a nadar.

Aquel día todos se divirtieron de lo lindo jugando en el lago. Pero el que más lo hizo fue el zorro, que con su ingenio había conseguido bajarle los humos al vanidoso canguro.

Personajes

  • Pingüino.
  • Canguro.
  • Zorro.

Símbolos

  • 'Búsqueda: son el símbolo comunicación, encontrar, satisfacción.
  • 'Diversión: simboliza la amistad, creatividad, enseñanza.

Valores

  • Actitud Positiva
  • Amistad
  • Aprendizaje

Datos del autor

Pedro Pablo Sacristán. Nació en Madrid, España en 1973. Segundo de seis hermanos. Estudió en el colegio privado donde su padre trabajaba como profesor de educación física. Se retiró de cualquier ambición profesional previa a esta etapa para dedicarse a su familia, estudiando mucho sobre pedagogía y educación realizando también un master en Asesoría familiar. El mejor y más claro resultado de esta vorágine es Cuentos para dormir, un proyecto en el que se aúnan su gran afición a escribir historias, su encubierta vocación educativa y conocimientos en el mundo de las tecnologías. Cuando comenzó a escribir los cuentos que le contaba a sus hijos cada noche, nunca pensó que podría dar lugar a algo tan apasionante, ni que creciera tan rápido y con tanto éxito.

Fuente