Saltar a: navegación, buscar

Elefante Africano

(Redirigido desde «Elefante africano»)

Elefante Africano
Información sobre la plantilla
Elefante africano.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Proboscidea
Familia:Elephantidae
Elefante Africano. Es el mamífero terrestre de mayor tamaño. Posee una gran fuerza, y su aspecto es inconfundible.

Características

Los elefantes africanos son más grandes que los elefantes asiáticos, puede alcanzar cuatro metros de alto y unos 7.000 kilogramos de peso. Sus orejas son más grandes (pueden medir 1,5 m de largo), y los dos sexos tienen colmillos, no tienen glándulas sudoríparas por lo que se revuelcan en charcas y ríos para enfriarse. El barro que se seca en su piel les protege del Sol.

La trompa puede medir más de dos metros, y está formada por la nariz y el labio superior. Los colmillos son los dientes incisivos, que son muy grandes y sobresalen de la boca. Pueden medir más de metro y medio de largo y son de marfil. Los colmillos de los elefantes africanos son más grandes que los de los elefantes asiáticos.

Los elefantes tienen ojos pequeños y no ven muy bien. Sus orejas, en cambio, son grandísimas, aunque las del elefante asiático son más pequeñas que las del africano. Los elefantes no pueden sudar, de modo que utilizan sus grandes orejas como si fueran un abanico, para refrescarse. Estos tienen orejas mayores porque viven en zonas donde hace más calor.
Los elefantes oyen muy bien y pueden ‘hablar’ unos con otros: saludan a sus compañeros o les avisan de un peligro. También pueden oír desde muy lejos los ruidos que hacen otros elefantes.

Alimentación

Su alimentación es completamente vegetariana: hierbas fibrosas, tallos, hojas, frutos, cortezas, bulbos, etc. Trituran de 100 a 300 kg. diarios. Para consumir tal cantidad de alimento disponen de un sistema dentario especial: cada una de sus cuatro hemimandíbulas dispone de un solo molar funcional; ante el desgaste, surgirá un segundo molar de repuesto que desplazará a la pieza inservible. Este proceso podrá repetirse una tercera y última vez, siendo esta la causa de que algún ejemplar viejo pueda morir de inanición.

Reproducción

En cualquier época del año, la hembra puede entrar en celo. El apareamiento va precedido de un enfrentamiento entre los machos por la posesión de la hembra. Establecida la pareja, iniciarán un afectuoso juego en el que entrelazan las trompas y se acarician mutuamente.

Familia

Los machos y las hembras solo se reúnen para Aparearse|aparearse, las hembras viven juntas formando pequeñas familias, compuestas por los elefantes jóvenes y sus madres, sus tías y sus abuelas. La hembra mayor, la Matriarca|matriarca, es la que dirige la familia. Los machos abandonan la Manada|manada cuando tienen unos seis años, para irse a vivir en solitario o en grupos pequeños con otros machos.
Las mamás elefantes tienen el embarazo más largo de todos los animales. Las crías se desarrollan dentro del cuerpo de su mamá ¡durante casi dos años! (entre 20 y 22 meses). las elefantas solo tienen una cría, que puede pesar unos 100 kilogramos y medir casi un metro de altura.Las crías se alimentan de la leche de su madre hasta los tres o cuatro años. Cuando cumplen diez, los elefantes pesan entre 900 y 1.300 kilogramos. Pueden vivir más de 60 años.

Utilidad de la trompa

Los elefantes usan la trompa para casi todo. La utilizan para oler, pero también como si fuera una auténtica ‘mano’ con la que agarrar las cosas con precisión. Con su trompa arrancan las hierbas y las hojas de los árboles, y las llevan a su boca para alimentarse. Los elefantes son Herbívoros|herbívoros: comen hojas, flores, hierba, ramitas y otras plantas. Ingieren más de 100 kilogramos de alimento al día.
También beben con su trompa, absorbiendo el agua y llevándosela luego a la boca. Beben más de 100 litros de líquido al día. ¡Les encanta bañarse y echarse agua con la trompa! Así se refrescan.
Son capaces de coger con su trompa cualquier objeto pequeño, como una hoja o un fruto caído en el suelo. Además, la trompa es un órgano capaz de percibir olores y sabores. También la utilizan para emitir sonidos, derribar árboles, arrancar la vegetación o como ‘pulverizador’ en los baños de polvo: los elefantes llenan su trompa con polvo para pulverizarse con él la piel; resulta divertido verlos. Se duchan con polvo para matar los insectos que tienen en la piel y que tanto los molestan.

Utilidad de los colmillos

Los elefantes usan los Colmillos|colmillos para cavar y conseguir comida. Los clavan en el suelo y desentierran raíces, de las que se alimentan. También emplean los colmillos para pelear; los machos luchan entre sí para impresionar a las hembras.
Las hembras de los elefantes africanos también utilizan los colmillos para proteger a sus cachorros de los leones y los tigres, sus principales depredadores.

Costumbres y vida social

La unidad social es la familia: una hembra adulta y sus crías; varias familias unidas forman un rebaño y varios rebaños la manada. Esta suele estar compuesta por 10-20 individuos, excepcionalmente hasta 50, conducida por la hembra más vieja. Las crías permanecerán con los adulto hasta alcanzar la madurez sexual (12-14 años). Los machos adultos viven solitarios, en pareja o en pequeños grupos. Al llegar a la vejez se acentúa el carácter solitario. La manada está en continuo movimiento, principalmente durante la noche. Incapaces de saltar o galopar, son en cambio perfectos nadadores y escaladores. La velocidad normal de marcha es de 7 km/hora pudiendo llegar a los 40 km/hora. En plena huida. Emiten variedad de sonidos para indicar alarma, identificación o simplemente para mantener una relación. Como órgano de expresión también cuentan con la trompa y el despliegue de las orejas.

Estado de conservación

Debido a su corpulencia y fuerza, carecen de enemigos naturales, sin embargo, las poblaciones están muy fragmentadas debido sobre todo a la caza a la que han sido sometidos para conseguir el marfil de sus colmillos. La población estimada ronda los 500.000 ejemplares.

Peligro de extinción

Los elefantes africanos como los asiáticos están en peligro de extinción. Las personas los matan para conseguir el marfil de sus colmillos. También destruyen los bosques y praderas donde viven estos animales. En el año 1900 había entre 5 y 10 millones de elefantes. En 1979 solo quedaban 1,3 millones. Otros 600.000 elefantes africanos fueron asesinados entre 1979 y 1989. Ese año algunos países prohibieron la venta de marfil y crearon zonas protegidas para estos mamíferos. A pesar de esto, solo unos 400.000 o 500.000 elefantes viven en estado salvaje en la actualidad.

Fuentes

  • Wikipedia, la enciclopedia libre.
  • Loxodonta africana. En: UICN 2008. Lista Roja de Especies Amenazadas UICN.