Emperador Xuantong (Niño Puyi)

Pinyin-Puyi
Información sobre la plantilla
Emperador Xuantong
Xuantong.jpg
Reinado 1906-1919
Nacimiento 7 de febrero de 1906
Pekín
Fallecimiento 17 de octubre de 1967
Pekín
Sucesor Guangxu
Consorte Wen Xiu
Cónyuge/s Wan Rong
Casa Real Ciudad Prohibida
Dinastía Chino-Manchú de Los Qing.
Padre Príncipe Chun

Pinyin-Puyi. Su vida fue inmortalizada por el cineasta Bernardo Bertolucci en el filme "El último emperador", de 1987, y por la telenovela china del mismo nombre. En el episodio perteneciente a la sexta temporada de la serie animada de "Los Simpson", emitido originalmente el 8 de enero de 1995, titulado "Homer el Grande" en España y "Homero el Grande" en Hispanoamérica, se hace una parodia de la película de Bertolucci en la escena donde Homero camina como el emperador cuando todavía es un niño.

Niño emperador

Reginald Johnston, académico y profesor británico quien habría de ser su preceptor, entró en 1919 al servicio de la corte del Gran Qing, o Puyi, o con el título de emperador Xuantong, y, tras la primera entrevista con el emperador, registró sus impresiones en un reporte dirigido a las autoridades británicas. En el documento Johnston describe al muchacho:

"Parece estar físicamente robusto y bien desarrollado para su edad. Es un chico muy 'humano', con vivacidad e inteligencia y un entusiasta sentido del humor. Más aún, tiene excelentes modales y está totalmente libre de arrogancia. Aunque el emperador no parece haber sido malcriado aún, por las tonterías y futilidades que lo rodean, me temo que no hay esperanza de que resulte ileso de los peligros morales a través de los próximos años de su vida, años muy críticos necesariamente para un muchacho en su temprana adolescencia, a menos que él pueda ser alejado de la influencia de las hordas de eunucos y otros funcionarios inútiles que actualmente son casi sus únicos acompañantes. Estoy inclinado a pensar que el mejor curso de acción es seguir en el interés propio del muchacho, sería sacarlo de la perjudicial atmósfera de la Ciudad Prohibida y enviarlo al Palacio de Verano. Ahí sería posible para él vivir una vida mucho menos artificial y más feliz de la que puede bajo las presentes condiciones".

Infancia

Nació en Pekín el 7 de febrero de 1906, bajo el nombre de Pinyin-Puyi, y fue el último emperador de la dinastía chino-manchú de los Qing, coronado a los tres años de edad.

Separado de su familia, Puyi vivió su infancia en un régimen de reclusión en la Ciudad Prohibida, rodeado de guardias, eunucos, mujeres del arreen y otros sirvientes que lo trataban como una divinidad. Su educación fue una mezcla de mimos y maltratos, y Puyi tenía que seguir todas las reglas del rígido protocolo imperial chino y era "incapaz de comportarse como un niño normal".

Él podía ver a su familia en determinadas ocasiones y siempre obedeciendo a las normas de la etiqueta imperial. Así, la relación con sus progenitores era distante y él estaba sometido a su nodriza, la señora Wang. En esos tiempos él comenzó a recibir las visitas de sus hermanos y primos, quienes proporcionaron "un cierto aire de normalidad a su singular infancia".

Adolescencia y matrimonio

A finales de 1920 Puyi comenzó a manejar su vida con mayor autonomía, rompió con muchas de las convenciones y formalidades que regulaban su existencia, y el hecho de que por vez primera pudiera salir de la Ciudad Prohibida, aun cuando fue a consecuencia del fallecimiento de su madre el 30 de septiembre de 1921. Posteriormente habría de repetir sus paseos al exterior, a pesar de la oposición de los conservadores miembros de su corte. Ese mismo año comenzó a utilizar anteojos y un año después se cortó la tradicional trenza manchú.

El emperador eligió a una niña llamada Wen Xiu de entre las candidatas a emperatriz. Dicha elección provocó la protesta de Duan-Kang, otra viuda de Guangxu y miembro influyente de la corte. Ante tal oposición, Puyi eligió a otra joven de nombre Wan Rong, tomando a Xiu como "consorte secundaria". Con esta decisión, Puyi sacudió las tradiciones al negarse a tener más esposas. Así, desde el 11 de marzo hasta después de diciembre de 1922, tuvieron lugar los rituales y ceremonias correspondientes a las Grandes Nupciales del Emperador. Estas nupcias implicaban que había llegado a su mayoría de edad y, según la tradición, este era el momento en el que se convertía en el verdadero gobernante de China.

"Yo me casé con un total de cuatro esposas o usando los términos empleados entonces: una emperatriz, una consorte, secundarias y dos consortes menores. Pero, de hecho, no eran esposas verdaderas y sólo estaban ahí de adorno", escribe Puyi en su autobiografía.

El ascenso al trono

En 1898, el emperador Guangxu fue apartado del poder en un complot dirigido por su tía, la anciana emperatriz viuda Cixi, apoyada por los grupos conservadores de la corte Qing y comandados por el general Yuan Shikai, jefe del Ejército del Norte Ronglu. El emperador destronado pasaría el resto de su vida como prisionero de su tía, ella designó el nuevo heredero al trono en el niño P´u Tsun, hijo del príncipe Tuan, que era favorito de la emperatriz y con quien compartía "su odio y desconfianza hacia los extranjeros y reformadores".

Durante la rebelión de los Boxers, el príncipe Tuan asumió una postura de total apoyo a éstos, mientras oficiales moderados de la corte, entre ellos Ronglu, advirtieron a la emperatriz sobre los peligros de relacionarse con los violentos rebeldes. Cuando el movimiento Boxer colapsó, Cixi degradó a Tuan y lo envió al exilio, y al mismo tiempo cancelaba el nombramiento de su hijo y arregló el matrimonio de la hija de Ronglu con el príncipe Chun, medio hermano de Gaungxu, prometiendo que si la pareja tenía un hijo varón, éste sería designado al trono.

El hijo de Chun nació el 7 de febrero de 1906 y fue llamado Puyi. En nombre de Gaungxu, el emperador agonizante proclamó a Puyi como su sucesor y al príncipe Chun como "príncipe regente". Guangxu murió el 14 de noviembre de 1906 y Puyi ascendió al trono.

"Dos días después de que entré al palacio, Cixi murió y el 2 de diciembre tuvo lugar la 'Gran Ceremonia de Entronización', una ceremonia que yo arruiné con mis llantos", recuerda Puyi en su autobiografía.

Recibió el título de emperador Xuantong, pero con menos de tres años de edad, la conducción del Gobierno quedó en poder de su padre y de la emperatriz viuda Longyu, viuda de Guangxu.

Una divinidad de tres años de edad

Era inaceptable en la China imperial llamar por su nombre de pila al emperador e incluso tras su muerte a los emperadores se les confería el "nombre de templo", que sería con el que se le conocería en la posteridad. Mientras el emperador vivía, lo correcto era referirse a él como "su majestad el emperador", "El Señor de los Diez mil Años" o "El Hijo del paraíso".

Los eunucos corruptos

Puyi, que no podía aspirar a presidir su país, utilizó su nueva autoridad como emperador para llevar a cabo la reforma de la corte, concentrando sus esfuerzos en la corrupción que dominaba a la Ciudad Prohibida y se aplicó a ello concienzudamente. La situación alcanzó un punto crítico cuando se disponía a realizar el inventario de las bodegas imperiales, la madrugada del 27 de junio de 1923 se desató "un misterioso incendio en esa bodega".

La culpa recayó en los eunucos, quienes, se creía, habían causado el fuego para ocultar sus robos. Poco después hubo otro incendio que fue extinguido. Puyi lo interpretó como un atentado contra su vida y finalmente tomó la decisión de expulsar a los eunucos de la Ciudad Prohibida. Al mes siguiente, y con apoyo de militares republicanos, se expulsó a los eunucos de la Ciudad Prohibida.

La rebelión de los eunucos

El general monarquista Zhang Xun se alzó en rebelión apoyándose en los eunucos expulsados, pero la revuelta fue sometida, conservando Puyi a su lado a su séquito personal y a aquellos de sus servidores eunucos que estaban libres de cualquier sospecha de corrupción, y continuó su educación bajo la tutela de Johnston.

La vida diaria de Puyi transcurrió sin alteraciones hasta 1924, cuando el Señor de la Guerra, Feng Yuxiang, tomó el control de Pekín y ordenó que el emperador abandonase la Ciudad Prohibida con todo su séquito, dejando atrás a sus cortesanos, a sus servidores y la mayor parte de su riqueza.

La República China

El reinado nominal de Puyi duró tres años cuando dio inicio la Revolución China en 1911, encabezada por Suan Yat-sen. El resultado final fue la proclamación de la República China y se estableció el documento "Artículos de Tratamiento Favorable para el Emperador del gran Qing después de su Abdicación", que formalizaba el fin del Gobierno imperial y el establecimiento de la República, y fue firmado por la emperatriz Longyu el 12 de febrero de 1912.

Los artículos del Tratamiento Favorable permitieron a Puyi conservar muchos de sus privilegios, retuvo su título y se le permitió continuar viviendo, temporalmente, en la mitad norte de la Ciudad Prohibida, además la República de China se comprometió a rendirle los honores correspondientes a un monarca extranjero y a pagarle una subvención anual de cuatro millones de dólares, según lo narra Puyi en su autobiografía.

El exilio

Tras ser expulsado de la Ciudad Prohibida, poseía aún suficiente dinero para mantener a su séquito, aunque no con la generosidad que disponía de sus recursos durante su infancia en Pekín.

Habiendo perdido el apoyo político y militar dentro de China, se mudó a Tianjin, estableciendo su residencia en la "concesión territorial" que el Imperio japonés mantenía en dicha ciudad. En esa época empezó a frecuentar a diplomáticos y políticos japoneses que alimentaron sus ambiciones de tornar a ser monarca de China, y, tras el incidente de Mukden en 1931, Japón dio comienzo a la serie de enfrentamientos bélicos con China que terminaron con la conquista por Japón de Manchuria y, en tales circunstancias, la existencia de un descontento exemperador manchú, como Puyi, representó un útil, dócil y manipulable personaje para el Gobierno japonés.

Emperador de Manchukuo

En 1932, los japoneses designaron a Puyi como regente de Manchuria y luego, en marzo de 1934, fue oficialmente entronizado como emperador de Manchukuo con el nombre de "Kangde". Aunque el reconocimiento japonés representaba para Puyi un gran respaldo, sus poderes como monarca fueron limitados, tanto porque Japón dominaba el país, como porque Japón se aplicaba a distraer a la Sociedad de Naciones sobre el conflicto chino-japonés en Manchuria.

Durante sus años de reinado, Puyi se dedicó exclusivamente a cumplir con el ceremonial palaciego, viajar dentro de su "Imperio" bajo vigilancia japonesa y aprobar leyes y decretos elaborados por los asesores japoneses que desempeñaban el poder real en Manchukuo.

Puyi, consciente del papel que como marioneta representaba, se relajó al grado de convertirse en adicto al opio y la morfina, y en tolerar que su esposa se entregase a los asesores japoneses y a las mujeres de éstos, para mantenerse en aquella situación ficticia de emperador.

De emperador a jardinero

El reinado de Puyi concluyó en agosto de 1945, cuando los ejércitos de la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas invadieron Manchuria y lo depusieron junto a su gobierno títere. Luego fue puesto a la disposición de las autoridades soviéticas y chino-comunistas que lo llevaron a la prisión de Fushun de 1949 a 1959. Durante esos años de encierro fue reeducado y condenado como traidor a su país.

Liberado en 1959, trabajó como jardinero en el Jardín Botánico de Pekín de 1959 a 1963, y luego archivista en la Biblioteca Nacional de Pekín hasta su muerte el 17 de octubre de 1967.

Fuentes