Saltar a: navegación, buscar

Esdras (libro de la Biblia)

(Redirigido desde «Esdras (Libro de la Biblia)»)
Esdras
Información sobre la plantilla
Portada esdras.jpg
Autor(es):Esdras
Categoría:Escritura sagrada
Idioma:hebreo, arameo, griego
Origen:460 y 440 a. n. e.
Lugar:Israel

El Libro de Esdras es un texto bíblico perteneciente al grupo de los libros Ketuvim del Antiguo testamento. Su autoría se atribuye al sumo sacerdote Esdras. Esdras es la variante en español del nombre hebreo Ezrá (עזרא), que podría ser una abreviación del nombre Azarshaju (‘[el dios] Shaju ayuda’).

El libro fue escrito probablemente entre el 460 y 440 a. n. e., y originalmente formaba una sola obra, El libro de Esdras-Nehemías, pero en los primeros siglos de nuestra era se dividió en dos libros.

Autor

El libro de Esdras no especifica su autor. La tradición afirma que el profeta Esdras escribió este libro. Es interesante percibir que una vez que Esdras sale en escena, el escritor cambia de escribir en tercera persona a primera persona.

Ubicación

Es un libro bíblico del Antiguo Testamento , que en las biblias cristianas se ubica entre el Segundo libro de crónicas y el Libro de Nehemías. Se ubica entre los libros «históricos» (Ketuvim) posteriores a la cautividad en Babilonia.

Propósito del libro

El Libro de Esdras presenta una narración del regreso de algunos de los exiliados de la cautividad y la reedificación del templo. La tarea de reedificar el lugar de adoración, llevada a cabo en un ambiente de hostilidad y paganismo, fue demorada también por la frialdad del pueblo.

El Libro de Esdras está dedicado a los sucesos ocurridos en Israel durante el tiempo del regreso de la cautividad babilónica y los años subsecuentes, cubriendo un período de aproximadamente un siglo, comenzando en el 538 a. n. e. El énfasis en Esdras está en la reconstrucción del Templo. El libro contiene extensos registros genealógicos, principalmente con la intención de establecer las reclamaciones al sacerdocio por parte de los descendientes de Aarón.

Contenido

El Libro puede ser dividido como sigue:

  • Capítulos 7-10: El Ministerio de Esdras. Dado que había transcurrido más de medio siglo entre los capítulos 6 y 7, los personajes de la primera parte del libro ya habían muerto para el tiempo en que Esdras comenzó su ministerio en Jerusalén. Esdras es la persona más prominente en los Libros de Esdras y Nehemías. Ambos libros terminan con oraciones de confesión Esdras 9; Nehemías 9 y una subsecuente separación de la gente de las prácticas pecaminosas en las que habían caído. Algún concepto de la naturaleza de los mensajes de ánimo de Hageo y Zacarías, quienes son presentados en esta narrativa Esdras 5:1, pueden ser vistos en los libros proféticos que llevan sus nombres.

El Libro de Esdras cubre el regreso de la cautividad para reconstruir el Templo por el decreto de Artajerjes, el evento cubierto al principio del Libro de Nehemías. Hageo fue el principal profeta en los días de Esdras, y Zacarías fue el profeta en los días de Nehemías.

Profecías

Vemos en el Libro de Esdras una continuidad del tema bíblico del remanente. Siempre que llega el juicio o la catástrofe, Dios salva a un pequeño remanente para Él Mismo – Noé y su familia de la destrucción del diluvio; la familia de Lot de Sodoma y Gomorra; los 7000 profetas preservados en Israel, a pesar de la persecución de Acáb y Jezabel. Cuando los israelitas sufrieron la cautividad en Egipto, Dios libró a Su remanente y los llevó a la Tierra Prometida. Un promedio de cincuenta mil personas regresaron a la tierra de Judea en Esdras 2:64-67, y sin embargo, mientras se comparan ellos mismos con los números en Israel durante sus días de prosperidad bajo el rey David, su comentario es, “Somos dejados este día como un remanente.” El tema del remanente es llevado al Nuevo Testamento donde Pablo nos dice que “Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.” Romanos 11:5. Aunque la mayoría de la gente en los días de Jesús lo rechazó, permaneció un grupo de gente que Dios había reservado y preservado en Su Hijo, y en el pacto de Su gracia. Desde Jesucristo, a través de todas las generaciones, existe un remanente de fieles, cuyos pies están en el camino angosto que conduce a la vida eterna Mateo 7:13-14. Este remanente será preservado a través del poder del Espíritu Santo, quien los ha sellado, y los entregará a salvo en el último día 2 Corintios 1:22; Efesios 4:30).

Principales versículos

Esdras 3:11 “Y cantaban, alabando y dando gracias a Jehová, y diciendo: Porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel. Y todo el pueblo aclamaba con gran júbilo, alabando a Jehová porque se echaban los cimientos de la casa de Jehová.”

Esdras 7:6 “este Esdras subió de Babilonia. Era escriba diligente en la ley de Moisés, que Jehová Dios de Israel había dado; y le concedió el rey todo lo que pidió, porque la mano de Jehová su Dios estaba sobre Esdras.”

Importancia en la Biblia

El tema del libro de Esdras en la restauración del remanente del pueblo del pacto en Jerusalén en obediencia a la Ley de Dios. Muestra claramente que Dios había intervenido para preservar a Su pueblo, aun cuando estaban cautivos en un país pagano. Pero en su ausencia, el pueblo no había podido adorar como cuando adoraba en el templo. Solo en el templo de Jerusalén, pensaban, se podía ofrecer la verdadera adoración y el verdadero sacrificio al Dios Redentor. De ahí que la reconstrucción del templo fuera tan importante.

En él podrían restaurar la adoración de Dios y reencontrar su verdadera identidad como pueblo de Dios en el mundo. El libro de Esdras también enseña una gran lección sobre la providencia de Dios. Varios diferentes reyes persas se mencionan en este libro. Cada rey jugó un papel importante en cuanto al regreso a Jerusalén del pueblo del pacto y la reconstrucción del templo como centro de la vida religiosa judía. Esto demuestra que Dios puede valerse de los paganos para cumplir su voluntad en cuanto a la vida de su pueblo

Fuentes

  • «El Libro de Esdras», artículo publicado en el sitio web Iglesia.net.
  • Biblia de estudio Dios habla hoy. Colombia: Sociedades Bíblicas Unidas, tercera edición, 1994.
  • Biblia Reina-Valera, edición de estudio. Estados Unidos: Sociedades Bíblicas Unidas, 1998.
  • Nuevo diccionario ilustrado de la Biblia. Estados Unidos: Editorial Caribe, primera impresión, 1998.