Saltar a: navegación, buscar

Estenosis aórtica


Estenosis aórtica
Información sobre la plantilla
Esti.jpg
Enfermedad del Corazón

Estenosis aórtica. Es una enfermedad que se refiere a los cambios patológicos, fisiopatológicos y clínicos que se asocian a la disminución del área valvular aórtica. Su etiología es variada, siendo las más frecuentes las de origen congénito, las secundarias a una enfermedad reumática y las estenosis calcificadas del adulto mayor.

Causas

A medida que la válvula aórtica se estrecha más, la presión se incrementa dentro del ventrículo izquierdo del corazón. Esto hace que dicho ventrículo se vuelva más grueso, lo cual disminuye el flujo sanguíneo y puede llevar a que se presente dolor torácico. A medida que la presión continúa incrementándose, la sangre se puede represar en los pulmones y se puede sentir dificultad para respirar. Las formas graves de estenosis aórtica impiden que llegue suficiente sangre al cerebro y al resto del cuerpo y como resultado se pueden presentar mareos y desmayos.

La estenosis aórtica puede estar presente desde el nacimiento (congénita) o se puede desarrollar posteriormente en la vida (adquirida). Los niños con estenosis aórtica pueden tener otras afecciones congénitas.

En los adultos, la estenosis aórtica ocurre con mayor frecuencia en aquellos que han tenido fiebre reumática, una afección que se puede desarrollar después de una amigdalitis estreptocócica o una escarlatina. Los problemas de las válvulas no se desarrollan durante 5 a 10 años o más después de ocurrir la fiebre reumática. Esta fiebre es cada vez más infrecuente en los Estados Unidos.

Síntomas

Entre los pacientes adultos, la aparición de los primeros síntomas se presenta habitualmente después de los 50 años, cuando el orificio valvular se ha reducido a menos de 0,6-0,7 cm2.

Síntomas más característicos

  • Angina, como manifestación del desbalance entre la hipertrofia miocárdica y la irrigación coronaria. En un porcentaje de estos pacientes ( 20-30%) se demuestra que existe una enfermedad coronaria agregada.
  • Disnea de esfuerzos, por elevación de la presión de AI, secundaria a hipertensión diastólica del ventrículo izquierdo, por disminución de la distensibilidad y deterioro de la capacidad contráctil del miocardio. En casos extremos se puede llegar a establecer una hipertensión pulmonar e insuficiencia cardíaca global.
  • Síncope de esfuerzos, expresión del desajuste entre la disminución de la resistencia vascular que acompaña al ejercicio y la dificultad del ventrículo de aumentar el gasto en forma instantánea.
  • Algunos pacientes con estenosis aórtica importante pueden presentar muerte súbita, la que podría deberse a hipotensión marcada y arritmias ventriculares.

Diagnóstico

El diagnóstico de estenosis aórtica se puede plantear frente a distintos hallazgos o circunstancias:

Puede ser por los antecedentes de síncope o angina, o por los hallazgos del examen físico, incluso en pacientes asíntomáticos. Suele sospecharse ante la presencia de una hipertrofia ventricular izquierda en el ECG o por la aparición de insuficiencia cardíaca sin causa evidente en personas de edad avanzada.

Para el diagnóstico y determinación de la magnitud de la estenosis, son útiles los siguientes exámenes de Laboratorio:

  • Electrocardiograma: en los pacientes con estenosis aórtica significativa, es habitual la presencia de hipertofia ventricular de tipo "sobrecarga sistólica". Sin embargo la HVI puede estar oculta por la presencia, también frecuente, de Bloqueo de Rama Izquierda.
  • Radiografia de torax: Debido a que la hipertrofia concentrica produce poca dilatación de cavidades, la radiografia puede mostrar pocas alteraciones de la imagen cardíaca, dilatación de la raiz aórtica y discretos signos de crecimiento del ventrículo izquierdo. Un signo de utilidad es la presencia de calcificaciones valvulares aórticas en la radioscopia.
  • Ecocardiograma: es de gran utilidad. Permite apreciar el grado de hipertrofia ventricular y la presencia de engrosamiento y calcificación de los velos aórticos. Mediante el uso de dopler se puede calcular el gradiente valvular, con muy buena correlación con el estudio hemodinámico. Permite diferenciar las estenosis valvulares de otras formas de obstrucción, como estenosis sub o supra aórtica y miocardiopatía.
  • Estudio hemodinámico y angiográfico: si bién el cálculo de la severidad de las estenosis se puede hacer con métodos no invasivos, cuando existe angina la única manera de conocer el compromiso de las coronarias es a través de una angiografía.

Tratamiento

El tratamiento de los pacientes con estenosis aórtica, independiente de su grado de severidad, debe incluir prevención de endocarditis infecciosa, eventualmente de Fiebre Reumática y controles periódicos para un seguimiento del grado de repercusión sobre el ventrículo izquierdo.

En los pacientes con una estenosis significativa ( gradiente medio > 40 mmHg.) asintomática, debe limitarse los esfuerzos físicos, en particular los de tipo isométrico y establecerse un programa de controles cada 6 a 12 meses. En los pacientes con estenosis aórtica significativa sintomática, está indicada la cirugía de reemplazo valvular.

En algunos pacientes poco sintomáticos puede plantearse la cirugía cuando el gradiente transvalvular es muy importante ( gradiente medio > 64 mmHg ) en particular si el paciente no quiere cumplir con las limitaciones de la actividad física o tiene limitaciones para realizar controles médicos periódicos.

La indicación quirúrgica es compleja cuando hay compromiso miocárdico y disminución del gasto cardíaco. En estos casos es difícil evaluar la magnitud anatómica de la estenosis y tampoco es fácil anticipar la recuperación de la función ventricular post-operatoria.

La valvuloplastía aórtica es una opción en niños. Ocasionalmente, se puede plantear la Valvuloplastía con Balón en adultos, como medida paliativa en pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada.

Prevención

Trate las infecciones por estreptococos oportunamente para prevenir la fiebre reumática, que puede causar estenosis aórtica. Esta afección en sí a menudo no se puede prevenir, pero sí algunas de sus complicaciones.

Enlaces externos

  • Artículo Estenosis Aórtica. Disponible en: "escuela.med.puc.cl". Consultado: 12 de septiembre de 2011.

Fuentes

  • Artículo Estenosis Aórtica. Disponible en: "www.nlm.nih.gov". Consultado: 12 de septiembre de 2011.
  • Artículo Estenosis aórtica. Disponible en: "es.wikipedia.org". Consultado: 12 de septiembre de 2011.