Fábrica de Villanueva

Fábrica de Villanueva
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Cuba
Villa Nueva.jpeg
Fábrica de Conservas
Fundación:8 de marzo
País:Cuba
Dirección:Villa Nueva Las Tunas


Nació un hermoso 8 de Marzo con el noble propósito de abrir fuentes de empleo para la mujer rural. Se ha convertido, además, y a pesar de su azaroso andar, en verdadera referencia acerca de cómo rescatar, aprovechar y estimular producciones que se perdían en patios y fincas campesinas de la zona, o que tomaban rumbo incierto por insuficiencias en la contratación, acopio y comercialización.

Ubicación

La Fábrica de Conservas Villa Real situada en Villa Nueva, a unos 30 kilómetros de Las Tunas, perteneciente al Consejo Popular número 7 (siete) del municipio Las Tunas.

Estimulación a la siembra de frutas.

Nadie imagina la cantidad de Mango, Guayaba, Frutabomba, Calabaza china, Tomate y otros productos que se desaprovechaba antes de abrir esta pequeña industria" —reitera Manuel Concepción Morales, presidente de la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) José Santiago Ercilla, a cuyo patrimonio pertenece la fábrica. Hoy, sin embargo, la situación es muy distinta. Como norma, los mismos campesinos traen hasta aquí las frutas o los vegetales que son procesados y comercializados en 24 horas para resolver necesidades de la población. Desde Enero hasta la fecha, por ejemplo, se han producido más de 80 toneladas de conservas, equivalentes a casi el doble de lo planificado para este periodo y destinadas fundamentalmente a instalaciones de Educación y de Salud (67,9 toneladas) y el resto a ventas dentro de la propia comunidad o en los mercados agropecuarios estatales de la ciudad.

Guayabas.jpeg
Mangos.jpeg


Producciones de alta demanda social y humana

Frutabomba.jpeg

Además de puré y pasta de tomate, el pequeño colectivo ha elaborado mermeladas, dulces en trocitos, lonjas y otras variantes a partir de frutabomba, guayaba, mango, calabaza e incluso ciruela, todo ello bajo las correspondientes normas y control de higiene. Moradores de la zona afirman que en momentos pico de ciertas cosechas, a los 12 trabajadores de la criolla industria se suman de forma alegre y voluntaria amas de casa, niños, jubilados y otras personas, quienes aman, cuidan y protegen la instalación con el mismo celo que al Consultorio médico, la sala de video, el círculo socio-cultural, la Farmacia o la escuelita primaria.

Motivación y resultados

Ni siquiera las vicisitudes con los envases y otros obstáculos que ha enfrentado esta fábrica, han puesto en riesgo las producciones; la fórmula para el éxito parece estar en el alto grado de motivación que rodea a quienes tienen que ver directa o indirectamente con este proceso productivo. Campesinos como Edelio Sánchez afirman que los dulces y conservas tienen gran aceptación allí, en tanto los productores se sienten estimulados a entregar frutas y vegetales durante todo el año porque se les paga bien y sin tardanza. Similar ánimo signa a los trabajadores de la entidad, quienes ven, en los 900 o más pesos devengados cada mes un justo respaldo a los resultados individuales de un trabajo que colectivamente se revierte en indicadores como el costo por peso de producción: hoy en apenas 19 centavos.

Modo de empleo de la caldera

A la par, también ganan la economía, el sector agropecuario y hasta el medio ambiente por intermedio de esa caldera en cuya quema no interviene combustible fósil, sino leña. Para ello echan abajo el marabú que mina áreas ganaderas, y lo emplean en la caldera sin emitir emanaciones agresivas hacia la atmósfera; esto permite, además, reincorporar a la producción tierras gradualmente liberadas de la espinosa y hostil plaga.

Congreso Campesino

Tales experiencias atrajeron el interés entre delegados e invitados al congreso campesino. Motivada por lo que había apreciado ya in situ, Maria del Carmen Concepción, titular de la Industria Alimentaria, expresó la voluntad de su ministerio para contribuir a que esta fábrica marche cada vez mejor. Lamentablemente muy pocas provincias cuentan hoy con pequeñas instalaciones de este tipo, enclavadas en el mismo entorno rural donde se siembran y cosechan los productos que sirven como materia prima fundamental. Las Tunas hoy aprovecha estas potencialidades y "remueve mente y tierra" para rescatar parte de aquella mini-industria conservera que tuvo ubicada en puntos diferentes y estratégicos de su geografía.

Soluciones

Vale la pena prestarle atención, por lo que representa para aprovechar productos en riesgo de seguir perdiéndose (o desviándose); constituye, además, una alternativa para estimular la siembra de mayor cantidad de frutas y vegetales, que a la postre pueden tener como destino hospitales, escuelas, hogares para ancianos y embarazadas, círculos infantiles o esos platos que durante el año entero agradecerá la familia: el dulce, la mermelada o el buen encurtido a ras de mesa.

Fuentes

http://www.forumcyt.cu/UserFiles/File/Villa%20Nueva%20conserva%20lo%20que%20su%20tierra%20engendra.htm