Saltar a: navegación, buscar

Francisco Rodríguez Lorenzo

Francisco Rodríguez Lorenzo
Información sobre la plantilla
PANCHITO.JPG
radioaficionado cubano, con indicativo (CO6RL)
NombreFrancisco Rodríguez Lorenzo
Nacimiento2 de diciembre de 1928
Falcón, Villa Clara
Fallecimiento12 de diciembre del 2008
Villa Clara
NacionalidadCubana.
Otros nombresPanchito
CiudadaníaCubana.
OcupaciónRadioaficionado.
Conocido porPanchito
Francisco Rodríguez Lorenzo, “Panchito”, fue un radioaficionado cubano, con indicativo (CO6RL), que operó su estación desde el poblado de Falcón en el municipio villaclareño de Placetas, lugar donde alcanzó celebridad y reconocimiento, en el ejercicio de esta afición. Fue considerado maestro y padrino radial de muchos radioaficionados, y activo forjador del relevo que hoy tenemos asegurado.

Síntesis biográfica

nació el 2 de diciembre de 1928 en Falcón. Hijo de emigrantes canarios establecidos en este pequeño y apacible pueblo donde, dejó huellas que perdurarán en el recuerdo de sus pobladores, que siempre reconocieron sus virtudes y valores humanos de hombre honrado, sencillo y solidario con los demás.

Apenas comenzaba la escuela primaria, un accidente casero con cal viva, le privó de la vista. Múltiples intentos de operaciones, que gracias a los esfuerzos de la Revolución cubana culminaron con su hospitalización en Roma, la capital italiana en el año 1968 y donde logró ver transitoriamente un tiempo, fueron infructuosos para recuperar totalmente el importante órgano.

No obstante, su discapacidad para nada limitó su vida. Dotado de una inteligencia y una memoria extraordinaria, logró acumular de forma autodidacta un nivel de conocimientos nada despreciable. La radiodifusión primero, latelevisión después y la comunicación radial con miles de personas en todas las latitudes, unido a su afán por el conocimiento, se lo permitieron. A ello unía una bondad y una cortesía muy especial, que hacían de él esa persona con la que todos querían conversar.

Inicios en la radioafición

Su inclinación por la radio comenzó en 1957, cuando un primo radioaficionado de Canarias lo invitaba a que fuera partícipe de esta afición, es así que contactó con la CO6FB de Cienfuegos y gracias a él, a su hermana y a un primo, es que entró en relación con este maravilloso medio. No obstante, no es hasta el 8 de marzo de 1963 que examinó y obtuvo el Certificado de Capacidad clase B y al año siguiente el de clase A. Luego de ingentes esfuerzos por hacerse de un equipo, logró el 7 de abril de 1966, surcar el éter con el indicativo CO6RL. El primer contacto fue con la segunda operadora de la CO6TP, Tina.

Fundador del Grupo DX de Cuba

Miembro del Grupo DX de Cuba, con el número 34, desde su fundación, contactó con casi 300 países, de los cuales pudo confirmar unos 220. También confirmó todos los continentes y las 40 zonas de DX y se comunicó con miles de estaciones de todas las latitudes. Recibió más de 120 Diplomas, entre eventos nacionales e internacionales en los que participó, incluido varios primeros lugares. Como radioaficionado se distinguió por un eficiente desempeño en sus funciones como operador, por su comportamiento ético y patriótico, por ser atento y cortés con todos sus colegas, logrando centenares de amigos en todas partes del mundo. Fue considerado maestro y padrino radial de muchos radioaficionados, y activo forjador del relevo que hoy tenemos asegurado.

Su labor como miembro de la FRC

Fue miembro de la FRC desde su fundación y delegado a cinco Congresos de la organización. Se desempeñó como Presidente del Radio Club de Placetas desde su constitución, el 25 de julio de 1983, hasta que en 1990 se crea el Radio Club de Base de la localidad de Falcón, y se traslada al mismo en esa misma condición. Participó en la organización de los encuentros nacionales de Boca Ambuila y Ganuza. Participó en las elecciones como enlace y en varias movilizaciones en apoyo a la Defensa Civil. Panchito fue un paradigma de la radioafición cubana, era una de esas personas que infundía amor, aprecio y respeto al ser humano, servir a los demás era para él un placer y un sentido de la vida, por eso no resultaba casual que a cualquier hora del día o de la noche se le viera del brazo de su inseparable Gladis (CO6PY), visitando a algún vecino enfermo y ofreciéndole su solidaridad.

Tampoco se limitaba por las inclemencias del tiempo, arriesgando su salud salía y avisaba de los peligros meteorológicos que asechaban y mantenía su estación en plena disposición al servicio de la comunidad.

Un día un amigo canario le comentó por radio que cuando lo escuchaba sentía alegría y al mismo tiempo tristeza, porque su padre y un hermano emigraron para Cuba y hacía muchos años que había perdido el contacto con ellos. Panchito ni corto ni perezoso se adueñó del problema; utilizando la ayuda de otros radioaficionados investigó en las zonas de mayor asentamiento de la comunidad canaria y encontró a la familia de su amigo, tras algunos días de afanosa búsqueda en los lugares donde habían estado domiciliados. Los invitó a su casa y localizó al radioaficionado de Canaria. Juan tengo una sorpresa para ti -dijo Panchito- logré encontrar a tu familia, está aquí conmigo, tu hermano. La anciana que escuchaba la trasmisión junto a su hijo en Canaria, después de tantos años, poco pudo hablar y el hermano de Juan, por la emoción que aquel acto produjo, al escuchar a la madre, a penas pudo pronunciar algunas palabras y el histórico contacto concluyó matizado por las lágrimas de todos los presentes y con la alegría de haber propiciado aquel reencuentro familiar.

Labor internacional

Representó a Cuba en una convención de radioaficionados en Barquisimeto, Venezuela, en febrero de 1979 y aunque no asistió, fue invitado al Congreso de la URE, en Islas Canarias, en 1992. Autorizado por el Ministerio de Comunicaciones, fue seleccionado para garantizar las comunicaciones con los internacionalistas cubanos en Nicaragua en 1980.

Condecoraciones

Por su actividad radial, tanto nacional como internacional, recibió diferentes Trofeos y Distinciones y el V Congreso de la FRC le otorgó la condición de Miembro de Honor de la Federación de Radioaficionados de Cuba.

Muerte

Falleció el 12 de diciembre de 2008, luego de padecer una prolongada enfermedad que lo mantuvo alejado de su planta de radio por un tiempo. Tenía al morir 79 años de edad, de ellos 45 dedicados a la radioafición.

Fuentes

Archivos de la Federación de Radioaficionados de Cuba.

Pablo Antonio Espinosa Alonso CO6HRS