Saltar a: navegación, buscar

Gabriel René

Gabriel René Moreno
Información sobre la plantilla
Gabriel René Moreno.jpg
Polígrafo boliviano
NombreGabriel René Moreno del Rivero
Nacimiento6 de febrero de en 1836
Santa Cruz de la Sierra, Bandera de Bolivia Bolivia
Fallecimiento1908
Bandera de Chile Chile
OcupaciónHistoriador, bibliógrafo, crítico literario y educador
Conocido porPríncipe de las letras bolivianas
PadresGabriel José Moreno y Sinforosa del Rivero
Obras destacadas"Introducción al estudio de los poetas bolivianos", "Matanza de Yañez", "Elementos de Literatura preceptiva"

Gabriel René Moreno del Rivero. Historiador, bibliógrafo, crítico literario y educador, considerado por Enrique Finot como el Príncipe de las letras bolivianas.

Síntesis biográfica

Nació en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el 6 de febrero de en 1836, donde la sangre española ha conservado mejor su pureza. Se ufanó siempre de ser cruceño-boliviano. Hijo del doctor Gabriel José Moreno y de doña Sinforosa del Rivero, provenientes ambos de familias de abolengo que entroncaban en la pequeña aristocracia local de los tiempos virreinales. El padre, abogado formado en la célebre Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca, fue ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Estudios

Curso sus estudios primarios e inició los secundarios en Santa Cruz en el Colegio de Artes y Ciencias, luego cuando su padre tuvo que ir a Sucre a ejercer como magistrado, continúo sus estudios de secundaria en el Colegio Junín, hasta entonces el mejor del país. Brillantemente egresó con las más altas notas y el título de bachiller en letras a tiempo que su padre era nombrado prefecto del Departamento de Litoral, por lo que debió trasladarse a la región costera del Pacífico, por aquel entonces perteneciente a nuestro país.

Su padre consiguió que Gabriel entonces recalara en la capital chilena, por aquel entonces un centro con fama cultural, para dar inicio a sus estudios superiores. Con Andrés Bello, Sarmiento y Larrañaga, se había creado un favorable ambiente intelectual y formado un núcleo de estudios humanísticos, una escuela de buen decir, como pocos pares en otros pueblos de la América Hispana. Así es que ingresa al Instituto Nacional, especie de proto-universidad, o más bien centro de estudios de preparación universitaria. Se matriculó y obtuvo en 1858 el grado de bachiller en filosofía y, años más tarde, en la misma disciplina y en Derecho y en Ciencias Políticas. Concluyó en 1868 por titularse de abogado, profesión que no ejerció. En Chile, se comenta que su mentor espiritual fue un ilustre sacerdote, el doctor José Manuel Orrego, obispo de La Serena, quien con seguridad contribuyó a la marcha de su intelecto, además de que tuviera acogida en los círculos culturales y los estrados sociales de la capital chilena.

Trayectoria laboral

Fue profesor en el Colegio San Luis de aquella ciudad, luego asumió en el Instituto Nacional como director de la biblioteca, donde permaneció hasta su muerte. Dictó la cátedra de Literatura en el Instituto Nacional, igualmente hasta sus últimos días. Su ocupación le permitió dedicarse de lleno al estudio y a las labores para las que su espíritu y su mente tenían señaladas disposiciones. Ahondó el estudio de la lengua, la antropología, la filosofía, la ciencia política, el arte en sus diversas manifestaciones y hasta las ciencias de abstracción, merecieron su dedicación y ahincada y metódica. Fue sin embargo la sociología y la historia donde discurrió con mayor amplitud y delectación. Fue miembro fundador y presidente de la Academia Literaria, paso inicial para la futura Academia Chilena de la Lengua, equivalente a la Real Española, socio del Círculo de Amigos de las Letras, al igual que de otras instituciones análogas. Colaboró con revistas y periódicos diversos de Santiago y otros de Buenos Aires y Lima. El gobierno chileno le encomendó la honrosa y delicada misión de dirigirla edición de las Obras Completas de Andrés Bello.

Desde entonces en adelante y en labor no interrumpida hasta el año de su deceso, fueron apareciendo uno a uno los magistrales ensayos, las doctas apuntaciones críticas y las atildadas monografías históricas. Viviendo muchos años en Chile no se dejó seducir con la idea de su naturalización que le fue insinuada, que le hubiera asegurado un buen estar, pero mantuvo intacto su afecto por la patria. Enterados en Bolivia de su labor en Chile, el gobierno boliviano le nombró secretario de la legación allí acreditada al cual sirvió entre 1871 y 1873, misión que no fue reconocida debidamente en su país. Se hizo ver como que servía más al vecino país.

Muerte

Falleció en el año 1908 en Chile.

Publicaciones

Obras

Sus obras más conocidas son:

Fuentes