Saltar a: navegación, buscar

Gandalf

Gandalf
Información sobre la plantilla
Personaje de Ficción
Gandalf el Gris.jpg
NombreGandalf el gris.
CreadorJ. R. R. Tolkien
Obra a la que perteneceEl Señor de los Anillos
Otros nombresGandalf el Blanco
OcupaciónMago

Gandalf el Mago, cuyo nombre original es Olórin, es un Maia o espíritu semidios del legendario del autor británico J. R. R. Tolkien. También conocido como Mithrandir, es uno de los protagonistas de la serie de libros de El Señor de los Anillos, escrita por el mismo autor, con la que el personaje ganó fama mundial.

Otros nombres

  • Gandalf era su nombre entre los hombres, comunmente acompañado del epíteto «el Gris» y mas tarde «el Blanco».
  • Mithrandir su nombre sindarin, utilizado por los elfos de la Tercera Edad y por los hombres de Gondor. Significa «Peregrino Gris».
  • Olórin, su nombre en Valinor y en el Oeste en los tiempos más antiguos. Es el nombre por el que lo conocen los otros Maia. En lenguaje quenya significa «soñador» o «de los sueños» a partir de la raíz lor- (como en Lórien, «tierra de los sueños»).
  • El Jinete Blanco, el Caballero Blanco o simplemente el Blanco, llamado así por el pueblo Rohir, al montar a Sombragrís. También es el epíteto con que se reemplazó a su antíguo el Gris.
  • Incánus, entre los haradrim, los hombres del Sur.
  • Tharkûn, para el pueblo enano.


Historia

Gandalf el Gris fue elegido para ser uno de los Istari, magos de gran poder, uno de los cinco Maiar entre los que estaba Saruman, que fueron enviados a la Tierra Media para combatir a Sauron y ayudar a los hombres, elfos y enanos que en ella vivían. Fue un gran Mago de la Tierra Media. En las Tierras Imperecederas, era un espíritu ainur: el Maia Olórin, que habitaba en los jardines de Lórien, el Señor de los Sueños. Alrededor del año 1000 de la Tercera Edad del Sol.

A su llegada a la Tierra Media, Círdan le entregó el "Anillo de Fuego" y, durante más de dos mil años, Gandalf trabajó contra los poderes del Mal. Al término de la Tercera Edad se fue con los demás en los barcos, tras revelar que él era el custodio de Narya, el Anillo Rojo de Fuego, que le entregó hacía mucho tiempo Círdan el Carpintero de Barcos, "Señor elfo de los Puertos Grises".

Fue él quien sugirió a los enanos de Thorin Escudo de Roble que llevaran al hobbit Bilbo Bolsón en su empresa para recuperar el tesoro del dragón Smaug en la Montaña Solitaria.

Saruman el Blanco era el jefe del Concilio de los Magos por ser el más versado en los poderes de Sauron, a pesar de que Elrond y Galadriel pensaran que Gandalf era más adecuado para esta tarea por ser el más sabio. Tras el Concilio de Elrond, Gandalf se convirtió en el guía de la Compañía de los Nueve, pero cayó en Moria luchando con un Balrog.

Tras la gran batalla contra el Balrog de Moria, recorrió caminos extraños y olvidados, a lomos de Gwaihir el Señor de las Águilas, Gandalf dejó su manto gris para volver como Gandalf el Blanco más poderoso y terrible en Las Dos Torres. El poder que apenas se presentía bajo sus grises ropajes puede verse perfectamente en los ojos del mago. Después de obtener la victoria en el Abismo de Helm, Gandalf continúa siendo parte vital en la guerra contra el Mal y se dirigirá a Minas Tirith para afrontar la batalla final.

Montando a Sombragris, el mejor de los caballos Mearas, fue reuniendo los ejércitos de todas las tierras para combatir a Sauron y desviar su vista del verdadero objetivo que era la destrucción del Anillo. Gandalf animó al Rey Theoden para unirse a la lucha, venció a Saruman el Multicolor en Orthanc, se enfrentó al Señor de los Nazgûl en la puerta de Minas Tirith, y encabezó a los Capitanes del Oeste en la Batalla Final.

Carácter y personalidad

La apariencia y vitalidad de Gandalf se ve reducida a la de un frágil anciano, lo que no le impide ganarse la amistad y respeto de numerosos pueblos, aunque en ocasiones su aparición era considerada como un mal presagio.

Era muy querido y admirado por todos, y hasta aquellos que le temían se maravillaban con sus fuegos de artificio, aunque en Rohan se le conociera como Cuervo de la Tempestad, por aparecer siempre en los peores momentos.

Pertenecias de Gandalf

Espada Glamdring

Glamdring, espada de Gandalf

Es una antigua espada empuñada por Gandalf el gris. Es una espada mágica que brilla en la presencia del enemigo y sirve a Gandalf en su misión de ayudar a la comunidad del anillo. La espada fue forjada por los antiguos elfos y posee una inscripción rúnica en la guarda en idioma sindarin que dice:

(Glamdring - Turgon Aran Gondolin, Tortha gar a matha Glamdring, Vegil Glamdring gud daelo. Dam an Glamhoth)

cuya traducción sería:

«Glamdring - Turgon, rey de Gondolin lleva tiene y empuña la espada Glamdring, enemiga del reino de Morgoth, martillo de orcos».

Vara

Vara de Gandalf el Blanco

Gandalf siempre va acompañado de su vara característica de los Istari.

Se supone, aunque no se establece en ningún libro, que la vara es algun tipo de foco mágico que le permite realizar magia con mas facilidad o incluso que es la vía exclusiva para cada mago para acceder a su magia. Si esto es cierto, la vara es un arma formidable en manos de un mago. Una posible prueba a favor es que Saruman queda turbado y aparentemente indefenso cuando Gandalf le rompe la vara mágicamente.

En varias ocasiones Gandalf usa su vara como báculo para andar y como porra para combatir.

Sombragris: El caballo de Gandalf

Gandalf el Blanco junto a Sombragris

Sombragrís es uno de los mearas, los señores de los caballos, que eran domados y montados exclusivamente por los reyes de Rohan. Cabe destacar su enorme inteligencia, lealtad y, ante todo, velocidad y resistencia. Es de color gris plateado y puede entender la lengua de los Hombres.

Sombragrís fue prestado por el Rey Théoden a Gandalf, aunque después de que el mago lo liberara del embrujo de Saruman, éste se lo ofreció como regalo en gesto de gratitud y ya no se separó del caballo. Sombragrís también dejó montar en algún momento a Pippin y a Gimli el Enano, aunque ambas veces Gandalf iba montado también. Tras la Guerra del Anillo, Sombragrís fue con Gandalf a Aman.

Hazañas más notables

Antes de la época de la Guerra del Anillo estuvo su viaje junto a Bilbo y trece enanos en la Misión de la Montaña Solitaria, tal y como narra "El Hobbit" de Tolkien. Durante esta misión, que trajo la muerte de Smaug el Dragón, Gandalf consiguió la espada Glamdring y Bilbo "tomó prestado" un misterioso anillo.
Gandalf no pensó en el anillo encontrado por Bilbo, pero tras investigar y recorrer muchas millas junto a Aragorn, se tropezaron con Gollum, la criatura que había tenido el Anillo antes que Bilbo. Descubrió que el Anillo encontrado era el Único al leer lo que Sauron grabó en él en la lengua de Mordor

" Ash nazg durbatulúk, ash nazg gimbatul, ash nazg thrakatulûk agh burzum-ishi krimpatul."

Lo que en lengua común significa:

"Un Anillo para gobernarlos a todos, un Anillo para encontrarlos, un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las Tinieblas."


Participa también en la defensa de la ciudad de Minas Tirith, donde se enfrenta al Rey Brujo de los Nazgûl, deteniéndolo hasta la llegada del ejército de Rohan. Salvan a Faramir de la pira de llamas en la que Denethor, en su locura, iba a inmolar a su hijo. Lucha en la batalla final ante la Puerta Negra de Mordor, y les anuncia a los Hombres del Oeste la victoria y la caída de Barad-dûr. Pide a las Águilas (Gwaihir, Landroval y Meneldor) vayan al rescate de Frodo y Sam, perdidos en la tempestad de Mordor. Finalmente, corona solemnemente a Aragorn como Rey del Oeste a las puertas de Minas Tirith.
Tras la Guerra del Anillo, cabalgó con los demás Portadores de los Anillos a Mithlond y allí, a bordo de un barco élfico, regresó con ellos al Reino Bendecido.

Misión

La misión de Gandalf era destruir el Anillo Único. El mas poderoso de los anillos mágicos creado por Sauron, el Señor Oscuro, quien lo forjo en secreto dándole su codicia y su deseo de dominar todo ser viviente en la Tierra Media. El poder que Sauron le dio al Anillo era tal, que no podía ser derrotado con el Anillo, pero sin él, Sauron no tenia la posibilidad de tener forma física.

Fuentes