Saltar a: navegación, buscar

Ganglio basal


Ganglios basales
Información sobre la plantilla
Ganglio basal.jpg
Concepto:Los ganglios basales (del griegoganglion, "conglomerado", "nudo", "tumor") son acumulaciones de cuerpos de células nerviosas que se hallan cerca de la base del cerebro, dentro del telencéfalo. Este tejido nervioso gris está interconectado con la corteza cerebral, el tálamo y el tallo cerebral. En los mamíferos están asociados, fundamentalmente, con los movimientos (que también tienen su origen en la corteza motora): sus fibras, que no se dirigen directamente a la columna vertebral, enlazan con el centro motor supraespinal del tronco cerebral, conjuntos de neuronas que envían fibras nerviosas a la médula espinal.

Los ganglios basales son una colección de núcleos que se encuentran a ambos lados del tálamo, fuera y alrededor del sistema límbico, pero debajo del giro cingulado y dentro de los lóbulos temporales. A pesar de que el glutamato es el neurotransmisor más común aquí cómo en el resto del cerebro, el neurotransmisor inhibitorio GABA juega el papel más importante en los ganglios basales.

El grupo más grande de estos núcleos son llamados el cuerpo estriado, compuesto del núcleo caudado, el putamen, el globo pálido, y el núcleo acumbens. Todas estas estructuras son dobles, un conjunto a cada lado del septum central.

Introducción

Los ganglios basales se asocian con movimientos voluntarios realizados de forma principalmente inconsciente, esto es, aquellos que involucran al cuerpo entero en tareas rutinarias o cotidianas. Los ganglios basales se sitúan sobre una zona denominada cuerpo estriado: dos cuerpos de sustancia gris separados por un haz de fibras, denominado cápsula interna. Respecto de esta se van situando los ganglios basales: el núcleo caudado, el putamen, el globo pálido, el núcleo subtalámico y la sustancia negra.

En el lado interno de la cápsula interna se halla el núcleo caudado (núcleo de la cola) y en su lado externo el putamen (núcleo en forma de cáscara), junto al que se sitúa el globo pálido (una estructura triangular de color gris claro con una fina capa de sustancia blanca en su mitad que, en ocasiones, se une con el putamen para formar el núcleo lentiforme). Situado al lado del globo pálido, pero más hacia el interior, se encuentra el núcleo subtalámico y, por debajo de este, la sustancia negra.

Se discute si una delgada tira de sustancia gris situada al lado del putamen, el claustro, del que se desconoce su función, pertenece o no a los ganglios basales: el daño de los ganglios basales implica una falla en la coordinación que supone la aparición de los síntomas característicos de un trastorno motor global; especialmente, los movimientos característicos de enfermedades como el parkinson, el balismo y el corea de Huntington.

Terminología

El término Ganglios basales o Núcleos basales se aplica al conjunto de masas de sustancia gris situado dentro de cada hemisferio cerebral, y estas son cuerpo estriado, el núcleo amigdalino o amigdala cerebral y el claustro. Estos desempeñan un papel importante en el control de la postura y el movimiento voluntario. Técnicamente el término a usar es núcleos basales, ya que ganglios hace referencia a una reunión de cuerpos neuronales, pero no en el sistema nervioso central sino en el periférico. Para describir los núcleos basales se utilizan una serie de terminologías de uso habitual.

Núcleos Basales

Estructura neurológica - Núcleo(núcleos) basal: Núcleo caudado - Núcleo caudado,Núcleo lenticular - Globo pálido mas putamen Claustro – Claustro,Cuerpo estriado = Núcleo caudado más núcleo lenticular, Neoestriado (estriado) - Núcleo caudado más putamen, Cuerpo amigdalino - Núcleo amigdalino.

Trastornos cerebrales asociados con la disfunción de los ganglios basales

Numerosos trastornos cerebrales están asociados con la disfunción de los ganglios basales, incluyendo:

Distonía, Enfermedad de Huntington, Atrofia multisistémica, Mal de Parkinson,Parálisis supranuclear progresiva, Enfermedad de Wilson.

Síntomas

El daño a las células de los ganglios basales puede causar problemas con la capacidad para controlar el habla, el movimiento y la postura. Una persona con disfunción de los ganglios basales puede tener dificultad para iniciar, suspender o sostener el movimiento. Dependiendo de qué área esté afectada, puede haber problemas con la memoria y otros procesos de pensamiento.

En general, los síntomas varían y pueden abarcar: Cambios en el movimiento, tales como movimientos involuntarios o lentos Aumento del tono muscular Rigidez y espasmos musculares Pérdida de la memoria Problemas para encontrar palabras Temblor Movimientos repetitivos, lenguaje y gritos incontrolables (tics) Dificultad para caminar.

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería lo examinarán y le harán preguntas acerca de los síntomas y la historia clínica. Se pueden requerir exámenes de sangre y estudios imagenológicos. Esto puede abarcar: Tomografía computarizada y resonancia magnética de la cabeza Pruebas genéticas Angiografía por resonancia magnética para examinar los vasos sanguíneos en el cuello y el cerebro Tomografía por emisión de positrones (TEP) para examinar el metabolismo del cerebro Exámenes de sangre para analizar el nivel de azúcar en la sangre, las funciones tiroidea y hepática, al igual que los niveles de hierro y cobre.

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa del trastorno.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico de una persona depende de la causa de la disfunción. Algunas causas son reversibles, mientras que otras requieren un tratamiento de por vida.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si se presentan movimientos involuntarios o anormales, caídas inexplicables o si usted u otros notan movimientos temblorosos o lentos.

Nombres alternativos

Síndrome extra piramidal.

Problemas asociados

Como se puede ver, algunos problemas serios están fuertemente asociados a los ganglios basales. Sobre algunos, como el Trastorno de Atención con Hiperactividad (TDAH), el síndrome de Tourette, el TOC, y la esquizofrenia, se hablará en otras partes de este texto. Otras son quizá menos psicológicos y más físicos, pero no por ello menos importantes.

Enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por temblores, rigidez muscular, dificultad en hacer movimientos rápidos y suaves, y estar de pie o caminar dificultoso. Muchas personas también desarrollan depresión y ansiedad y, más tarde, problemas con pérdida de memoria y demencia. Se desarrolla normalmente en edad avanzada, pero puede ocurrir en personas más jóvenes. Un caso muy conocido es el del actor Michael J. Fox. Es muy difícil para el paciente y para su familia.

El Parkinson tiene su origen en la muerte de las células de la sustancia negra y la pérdida de dopamina y melanina producida por estas células. Progresa hacia otras partes de los ganglios basales y hacia los nervios que controlan los músculos, implicando a otros neurotransmisores. Algunas de las posibles causas o factores contribuyentes son las toxinas medioambientales, traumatismos y la genética.

Hay tratamientos disponibles que enlentencen el curso de la enfermedad y alivian los síntomas. La mayoría incluyen reemplazar o mimetizar la dopamina y otros neurotransmisores perdidos. Desafortunadamente, la enfermedad progresa lentamente y los tratamientos solo funcionan unas pocas horas cada vez. El Parkinson no causa la muerte directamente, y muchos pacientes viven una larga vida con ella.

La enfermedad de Huntington

Esta enfermedad se caracteriza por una pérdida de memoria y movimientos extraños y bruscos llamados “corea”. Es una enfermedad hereditaria (con un gen dominante) e implica la muerte celular en el núcleo caudado. Comienza normalmente sobre los 30 años, pero puede empezar a cualquier edad.

No hay cura, aunque hay tratamientos que pueden reducir los síntomas. Es fatal, aunque normalmente son las complicaciones de la enfermedad lo que causa la muerte, más que la enfermedad en sí. Muchos enfermos de Huntington se suicidan.

Parálisis cerebral

La gente con parálisis cerebral tienen varios problemas motores, como espasticidad, parálisis e incluso apoplejía. La espasticidad se produce cuando algunos músculos están constantemente tensos e interfieren con el movimiento normal. Esta es la razón para la posición inusual de manos y brazos que hemos visto en estos enfermos.

Aparentemente es debida a un daño cerebral, normalmente antes del nacimiento. Las causas pueden incluir infección fetal, toxinas medioambientales, o falta de oxígeno. A pesar de que la parálisis cerebral tiende a permanecer estable a través de la vida, no hay cura y es muy difícil de llevar para la persona y para la familia.

Síndrome de PAP

Este síndrome se caracteriza por una inusual falta de motivación. Un caso dramático fue el de Mr. M., quien, mientras se ahogaba, simplemente falló en intentar salvarse, incluso cuando era un buen nadador.

El daño en el núcleo caudado significa que nada vuelve a tener significado emocional nunca más. ¿Ahogarse? No te preocupes. La gente con PAP también ignora las normales motivaciones morales y sociales que damos por hechas. No captan que su falta de acción pueda tener consecuencias significativas.

Sin la influencia motivadora de los ganglios basales, el lóbulo frontal simplemente deja de planificar el futuro. Extrañamente, pueden aun responder a motivaciones externas, como a una petición de alguien amado o a un comando de autoridad.

Fuente

  • ang AE. Parkinsonism. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 416.
  • Jankovic J. Movement disorders. In: Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, Mazziotta JC, eds. Bradley’s Neurology in Clinical Practice. 6th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2012:chap 71.
  • Lang AE. Other movement disorders. In: Goldman L, SchaferAI, eds. Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 417.
  • Helmut Wicht, "Ganglios basales", Mente y Cerebro, 26, 2007, págs. 92-94.
  • Parent A (1986). Comparative Neurobiology of the Basal Ganglia. Wiley. ISBN 978-0-471-80348-5.
  • Grillner, S; Ekeberg,; El, Manira; Lansner, A; Parker, D; Tegnér, J; Wallén, P (May 1998). "Intrinsic function of a neuronal network - a vertebrate central pattern generator". Brain research. Brain research reviews 26 (2-3): 184–97.