Saltar a: navegación, buscar

Garza

Garza
Información sobre la plantilla
Garzas.jpg
Las Garzas, aves que emigran con más frecuencia a países cálidos.
Clasificación Científica
Nombre científicoArdea
Reino:Animalia
Filo:Cordados
Clase:Ave
Orden:Ciconiiformes
Familia:Aldeidae

Garza. Ave que se caracteriza fundamentalmente por tener las patas, el pico y el cuello largo en relación al tamaño del cuerpo. En su mayoría, el pico es agudo y termina en una punta pronunciada. Se pueden encontrar de 60 a 65 especies, este número oscila en dependencia del criterio del clasificador.

Reproducción

Normalmente anidan una vez por año, aunque algunos miembros de otras especies lo hacen dos veces al año. Buscan lugares próximos al agua; en los manglares, árboles en los márgenes de los ríos, hierbas acuáticas u otras plantas que crecen sobre o próximas al agua para crear sus nidos. Usualmente es construido de ramas o hierbas que entretejen a las ramas de un árbol, arbusto o entre la hierba alta que crece próxima a los ríos y lagos. No es un nido muy elaborado, más bien de construcción rudimentaria. Algunas garzas anidan solitarias, otras en colonias de su propia especie o de varias especies de aves. La nidada varía de uno o dos huevos hasta siete u ocho, es posible que hasta diez. Y los pichones nacen desplumados o con muy pocos plumones y totalmente dependiendo de los padres.

Hábitat

Las garzas tienen una distribución prácticamente global. Se ausentan de las regiones Árticas y antárticas, y de las altas elevaciones nevadas. Son más frecuentes y diversas en las regiones tropicales. En algunas especies hay poblaciones que viven todo el año en zonas tropicales sin vagar muy lejos de donde anidan, son sedentarias. En esa misma especie hay poblaciones que anidan al norte o sur de los trópicos y migran para invernar en zonas cálidas. Tienen afinidad al agua ya sea dulce, salobre o salada. Podemos encontrarlas en pantanos, cultivos inundados, orillas de ríos y lagos y en las costas del mar.

Alimentación

Todas las garzas son carnívoras. Casi todas son pescadoras, el resto son de hábitos insectívoros. Hay algunas especies que con frecuencia complementan su sustento con los pichones de otras aves.

Garzas que habitan en La Isla de Cuba

Se presentan en una amplia selección de unas doce especies. De las más conocidas podemos citar: Garza Blanca, Garzón, Garcilote, Garcita, El guanabá Rojo o Ave Toro.

Garza Blanca es la zancuda más hermosa de la familia Ardeidae, es un ave alta (85 cm) y elegante, de cuerpo enteramente blanco, largo pico amarillo y largas patas de color gris oscuro. Se caracteriza por un copete occipital de color blanco que se le eriza en momentos de sobresalto. También habita en Perú, Argentina, Bolivia, Uruguay.

El Garzón (Ardea alba) es una garza grande de plumaje blanco. Algunas poblaciones de Ardea alba que anidan en regiones donde no hay congelación son sedentarias (que se mantienen en la misma área general todo el año). Se estima que algunos individuos en su migración de otoño continúen su travesía hacia el sur, llegando hasta Cuba.

El Garcilote (Ardea herodias) es la garza más alta entre las aves que habitan en Cuba. Es un ave zancuda y de pescuezo serpeado, especie sedentaria muy común en la isla, pero que también se encuentra en la parte Septentrional de América y en otras Antillas.

La Garcita (Ixobrychus exilis) del género Ardetta y familia Ardeidae, la misma de las Garzas y del Aguaita-caimán. En Cuba vive en la ciénaga, a orillas de las lagunas y de los ríos. Come pececillos, anoles, insectos, crustáceos y moluscos. Esta Garcita tiene la frente y el culmen blancos leonados; dorso y arranque de las alas, negros; resto de las alas, leonado; plumas de la pierna, blanquecinas. Longitud, 364 milímetros.

El Guanabá Rojo o Ave Toro (Botaurus lentiginosus). Viene en Otoño a la isla y a fines de abril se retira al continente norteamericano. Los dos colores que predominan en el cuerpo de ambos sexos son el castaño dorado y el blanco, interrumpidos, a veces, por rayas Y bandas negras. Pico y patas, amarillo-verdosas. Crepuscular, arisca y solitaria, esta ave permanece constantemente entre el ramaje de los árboles. Cuando pesca en las lagunas, se sumerge hasta los muslos, y allí se está con gran paciencia horas y horas, hasta que llega algún pez o alguna rana. Hace su nido a dos o tres metros del agua y pone cinco huevos.

Fuentes