Saltar a: navegación, buscar

Giardiasis

Giardiasis
Información sobre la plantilla
Giardia.gif
Agente transmisor:Giardia Lamblia
Forma de propagación:A través del agua o alimentos contaminados.

Giardiasis. La giardiasis es una enfermedad diarreica ocasionada por la Giardia intestinalis (conocido también como Giardia lamblia), un parásito microscópico unicelular que vive en el intestino de las personas (intestino delgado en su porción anterior (duodeno)) y los animales y se transmite en las heces de una persona o animal infectado.
Este parásito está protegido por una cobertura exterior que le permite sobrevivir fuera del cuerpo y en el medio ambiente por largos períodos.

Manifestaciones clínicas y patológicas

La acción patógena de la Giardia tiene diferentes causas:

  • Tamaño del inóculo.
  • Bloqueo en la superficie de la mucosa intestinal.
  • Irritación mecánica en las vellosidades a través del disco succionador.
  • Competencia por los sustratos nutritivos del huésped y alteración de la motilidad
  • Invasión de mucosa y submucosa intestinal.
  • Aumento exacerbado de la renovación de la mucosa, provocando la absorción y alterando los sistemas enzimáticos y de transporte
  • Reducción de la concentración de las sales biliares
  • Alteración de factores inmunológicos del huésped.

Muchas personas infectadas con Giardias son asintomáticas, la patología se presenta más en lactantes, niños e inmunocomprometidos.

En adultos procedentes de países desarrollados que viajan a zonas endémicas, al regresar a su lugar de origen la enfermedad se presenta en fase aguda: hay diarrea acuosa, náuseas, vómitos, dolor epigástrico, meteorismo y anorexia, pasando, luego de 3 a 4 días sin tratamiento, a la fase crónica con cuadro diarreico, con 4 ó 5 deposiciones diarias muy fétidas, pastosas y de color claro, con anorexia y dolor abdominal persistente, y pérdida de peso.La diarrea puede ser crónica, intermitente o recidivante.
En niños menores de 2 años y/o inmunocomprometidos o desnutridos, se puede producir un síndrome de mala absorción con heces esteatorreicas, detención del progreso ponderal y diarrea crónica.La gran mayoría de los casos son asintomáticos.

Síntomas

• Diarrea en ocasiones produce un síndrome de la mala absorción intestinal
• Distensión abdominal
• Marcada disminución del apetito
• Con frecuencia se observa falta de progreso en el peso, con detención del crecimiento y asociación con anemia.

Los síntomas producidos por la infección por Giardias, diarrea crónica, distensión abdominal y desnutrición pueden ser manifestaciones de Enfermedad celiaca, por lo cual se propone desparasitar, es decir tratar con fármacos, a todos los niños con estos síntomas y continuar con los estudios correspondientes para descartar o no Enfermedad Celiaca, ante la falta de mejoría del cuadro.Con frecuencia ambas se presentan juntas.

¿Cómo se contagia?

Los seres humanos son el principal reservorio, pero también los de los animales, como por ejemplo los perros, pueden ser infecciosos para el humano y contaminar el agua con su materia fecal. La giardia puede llegar a través de las manos, a partir de la materia fecal de una persona infectada.

Otra forma de llegada de la Giardia es a través del agua o alimentos contaminados con materia fecal. La forma infectante del parásito es el quiste de la Giardia Lamblia.

Modo de transmisión

La vía es fecal-oral y se produce por la ingestión de elementos contaminados con materia fecal del hombre o de la mayoría de los vertebrados, que actúan como reservorios para la infección en el hombre.

El período prepatente es de 6 a 15 días. El potencial infectivo es bajo. Alrededor de 100 elementos ya son infectantes.

Localización

Al ingerir los quistes, en el estómago se disuelve la pared, y al ingresar al duodeno los trofozoítos comienzan una activa división. Se los encuentra en intestino delgado donde viven fijados al tercio basal de las vellosidades, cubiertos por moco, también en el colon y en la vesícula biliar. Se los puede aislar en drenajes biliares.

Diagnóstico

El estudio de la materia fecal para búsqueda del parásito. Es necesaria la recolección en forma seriada de la materia fecal, ya que la Giardia se excreta en forma intermitente y por lo tanto con una muestra no alcanza.

Diagnóstico Clínico

Debe diferenciarse de duodenitis, síndromes diarreicos de otra etiología y afecciones que producen mal absorción como Enfermedad Celíaca y Sprue.

Diagnóstico de Laboratorio

Directo:
Búsqueda de trofozoítos o quistes en heces y líquido duodenal.
El uso de enterotest en nuestra experiencia no fue más eficaz que el coproparasitológico. La reacción de PCR es importante para estudios de fuentes de contaminación, a través de la identificación de las diferentes cepas.

Indirecto

Análisis de antígenos específicos con la utilización de anticuerpos monoclonales por técnicas de ELISA o IFI. Los estudios serológicos sólo tienen valor epidemiológico.

Comentarios generales

Se creyó durante mucho tiempo que había especificidad de huésped para este parásito, pero en los últimos tiempos se detectaron más de 40 variedades que infectan al hombre de acuerdo a la morfología, genética y patogenicidad.
En la leche materna se ha aislado una lipasa que tendría acción tóxica sobre los trofozoítos de Giardias.

Prevención

1. Las medidas de higiene son muy importantes: el lavado de las manos al utilizar el baño o al cambiar pañales, y lógicamente antes de preparar los alimentos.
2. El control del agua para que siempre sea potable, tan dudoso hoy en día, y el buen tratamiento de las cloacas.
3. Es fundamental que las necesidades básicas estén satisfechas: alimentación, vivienda, educación, vestimenta como un capítulo importante en la prevención de todas las parasitosis.
4. Hervir el agua elimina el quiste de la Giardia.
5. Consultar con su médico de cabecera.

Ciclo de la Giardia lamblia

Los quistes son formas resistentes y son responsables de la transmisión de la Giardasis. Los quistes y los trofozoítos se encuentran en las heces (etapas de diagnóstico). Los quistes son resistentes y pueden sobrevivir varios meses en agua fría. La infección ocurre por la ingestión de quistes en el agua contaminada, alimento, o por la vía fecal-oral (las manos o los fomites). En el intestino delgado la exquistación libera trofozoítos (cada quiste produce dos trofozoítos).Los trofozoítos se multiplica por fisión binaria longitudinal en la luz del intestino delgado donde pueden estar libres o unidos a la mucosa por un disco que adhiere al parasitol. El quiste es la etapa encontrada lo más comúnmente posible en heces no-diarreicas.

Fuentes

Centro para el desarrollo informático de la salud.
Apoyo de estudiantes de 6to año de Medicina de la Facultad de Ciencias Médicas de Bayamo.

Enlaces externos