Saltar a: navegación, buscar

Graciela Ramírez

(Redirigido desde «Graciela Ramírez-Cruz»)
Graciela Ramírez
Información sobre la plantilla
Graciela Ramirez Cruz en 2006 diario Granma.jpg
NombreGraciela Ramírez Cruz
Nacimiento10 de diciembre de 1958
ciudad de Buenos Aires,
Argentina Bandera de Argentina
ResidenciaLa Habana
Nacionalidadargentina
Otros nombresGra
Ocupaciónperiodista, activista política
Conocido pordefensora de presos políticos

Graciela Ramírez Cruz (Buenos Aires, 10 de diciembre de 1958) es una periodista autodidacta, especialista en Derecho y Dirección Comercial, directora de la Oficina del Resumen Latinoamericano en La Habana, y jefa editorial de Prensa Cubana en el Resumen Latinoamericano.[1]

Síntesis biográfica

Juventud

En 1973 se incorporó al movimiento juvenil que se rebeló tras el golpe de Estado perpetrado contra el presidente constitucional de Chile, Salvador Allende.[1]

El 3 de noviembre de 1974 (cuando Gra tenía 15 años de edad)[2] la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) asesinó a su novio Rubén Bouzás (de 20 años) por haber asistido al funeral del diputado peronista Rodolfo Ortega Peña[3] y por ello aparecer en las listas negras en poder de la organización paramilitar proestadounidense.[4][5][6][7]

Yo viví el horror de lo que era ese zarpazo de la vida al arrancarme a mi muchachito, con el que todavía ni siquiera éramos novios, empezábamos con el acercamiento, con el enamoramiento. Él tenía solo 20 años y lo fusilaron, una Alianza Anticomunista Argentina, por haber asistido al funeral de un diputado argentino revolucionario, muy revolucionario, que se llamaba Rodolfo Ortega Peña. Por haber asistido al funeral, y a su vez habían asesinado a ese parlamentario, a ese diputado, todas las personas que habían caído presas estaban en una lista de la policía, y este joven, este muchacho, que era hermoso, era bello, era un joven con toda la vida por delante, de tan solo 20 años, y se llamaba Rubén, Rubén Bouzas. Lo sacaron de la casa, y lo pusieron de rodillas y lo fusilaron. Y en 24 horas yo estaba por un lado despidiéndome de él en la parada de una guagua, de un autobús, y al otro día en un gran funeral político, viéndolo en un ataúd. Esas cosas quedan en la memoria, en el alma de los pueblos.
Graciela Ramírez[1]

Ese asesinato, en vez de atemorizarla, la impulsó a incorporarse a la lucha clandestina, hasta 1983 (en que retornó la democracia a la Argentina).

Actividad política

En 1984, con 25 años de edad, comenzó su lucha por los derechos humanos[1]

Entre 1986 y 1994 fue miembro permanente del Comité de Derechos Humanos en la ciudad de Rosario (Argentina), aunque todos esos años los vivió en el exilio. En 1986 fundó con sus compañeros exiliados el Comité Argentino para los Derechos Humanos. En 1991 se incorporó al movimiento solidario mundial con Cuba. En 1992, en España, fue la coordinadora de la campaña Bienvenido Fidel en la Cumbre Iberoamericana en la ciudad de Madrid.[1]

En Cuba

En 1994 se estableció definitivamente en La Habana (Cuba). En 1994 fue la representante de la primera reunión internacional de solidaridad con Cuba (ICAP). En 1995 dirigió la campaña civil bajo el título "Que caiga el bloqueo contra Cuba". Entre 1998 y 2002 se convirtió en asesora de medios de información para mostrar la realidad de Cuba y América Latina. En 2000 fue la representante de la segunda reunión internacional de solidaridad con Cuba (ICAP). En 2001 se incorporó a la campaña mundial por la libertad de los Cinco cubanos antiterroristas. En 2002 fue elegida como coordinadora general del Comité Internacional para la Libertad de los Cinco. Entre 2003 y 2010 participó en las reuniones de la lucha contra el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas). En 2010 fue miembro del grupo que organizó el evento musical en Nueva York por la libertad de los cinco cubanos antiterroristas.[1]

En 2015, Ramírez Cruz fue elegida como la coordinadora general del Comité Mundial por la Justicia y el Orgullo de los Pueblos.[1]

Medalla de la Amistad

En 2011, Graciela Ramírez Cruz fue condecorada con la Medalla de la Amistad, otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba. La medalla reconoce la intensa labor solidaria de Ramírez hacia Cuba, y en particular en apoyo a las campañas por la libertad de los Cinco Héroes Cubanos encarcelados injustamente en Estados Unidos: Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Fernando González, René González y Antonio Guerrero, quienes enviaron a Graciela una nota de felicitación.[8]

Graciela Ramírez Cruz en el municipio Calixto García (provincia de Holguín) en 2006, publicada en el diario Granma.
Querida hermana y compañera Gra:
El reconocimiento que se te hace hoy nos llena de regocijo y con alegría nos sumamos al pueblo que te lo extiende al que un día te entregaste para hacerte de Cuba, de la humanidad y de nosotros cinco.
Es difícil premiar la amistad de alguien que de tan cercano hace mucho rebasó las definiciones del anhelo para convertirse en parte entrañable de lo que nos identifica como caribeños, solidarios, internacionalistas, tozudos defensores de nuestra soberanía, nuestras opciones y nuestra dignidad, la que es decir revolucionarios cubanos.
Todas esas características ya venían contigo, sin dudas, desde la martirizada patria del Che y a través de ellas te fundiste entre nosotros imperceptiblemente, así como suceden las cosas que por su propia naturaleza no pueden suceder de otra forma, haciéndote carne de nuestra carne y alma de nuestra alma, con esa pasión que desborda sensibilidad, valor y compromiso con la justicia.
Aún así solo alcanzamos a darte un premio a la amistad. Perdona, hermana, pero aún no hemos podido inventar el premio que mereces. Sabemos de todos modos que con tu modestia y recogimiento lo aceptarás, lo llevarás contigo, lo pondrás entre tus recuerdos y quizás de vez en cuando al verlo sacudas con sabiduría la cabeza, te encojas de hombros y te dispongas con toda tu pasión a la tarea de premiarnos con una nueva jornada de lucha entre nosotros.
Humildemente,

Fuentes