Saltar a: navegación, buscar

Gremio

Gremio
Información sobre la plantilla

Gremio El gremio era un tipo de asociación económica de origen europeo, implantada también en las colonias, que agrupaba a los artesanos de un mismo oficio, que apareció en las ciudades medievales y se extendió hasta fines de la Edad Moderna, cuando fueron abolidas. Tuvo como objetivo conseguir un equilibrio entre la demanda de obras y el número de talleres activos, garantizando el trabajo a sus asociados, su bienestar económico y los sistemas de aprendizaje. Se ha sostenido que el gremio fue un precedente de los colegios profesionales y los sindicatos modernos .

El gremio reguló todos los aspectos, materiales y espirituales, de la vida de los artistas:

  • Su información y escala laboral: contratos de aprendizaje; aprendiz, oficial, maestro, etc.
  • El funcionamiento de su taller: suministra los materiales, supervisa la producción: compradores (fiel contraste), regula el "malo precio" del producto, controla los contratos.
  • La vida espiritual de sus miembros y gestiona prácticas de beneficencia: Funda un hospital o creencia advocada a su santo creador. Cuida de las exequias de sus miembros y de los sufragios para la eterna salvación de sus almas. Cuida a las viudas y huérfanos. Dotes, ayudas económicas.

Estructura

La escala laboral del gremio se estructuraba en tres niveles: aprendices, oficiales, maestros. Podía haber todo tipo de gremios.

Funcionamiento del taller

  • El gremio se ocupaba de:
  • Cobrar a los aprendices.
  • Supervisión de la producción.
  • Control de los contratos.
  • Control del número de talleres

Vida espiritual e instituciones religiosas

También era potestad del gremio:

  • La guía espiritual de sus miembros.
  • Las fundaciones de caridad: cuidado de viudas o huérfanos del gremio.
  • Exequias de muertos y sufragios para las almas.
  • Culto al Santo Patrón.

Anulación de la competencia

Los gremios consiguieron equilibrar la oferta y la demanda a través de la anulación de la competencia. En un mercado libre, los ofertantes compiten por satisfacer la demanda básicamente a través de dos armas: el precio y la calidad. El precio depende del volumen de la oferta (que vendrá dado a su vez por la mano de obra y la materia prima empleada) y por los costes de producción (que son función de la tecnología). La calidad depende de la pericia del artesano, del material usado y de los procedimientos de fabricación. Los gremios desarticularon la competencia actuando pues tanto sobre el precio como sobre la calidad. El precio se consiguió fijar controlando el volumen de la producción (número fijo de talleres y de artesanos) y controlando los costes de producción a través de regulaciones que afectaban al proceso de fabricación y a los salarios. La calidad se controlaba gracias al sistema de formación de la mano de obra, selección del material y a los veedores que a modo de auditores medievales velaban por la bondad del producto. hasta la edad moderna.

Fuentes