Herramientas Interactivas para adultos mayores (Isla de la Juventud)

Herramientas interactivas para adultos mayores
Información sobre la plantilla
Adulto mayor3.JPG

Herramientas Interactivas para adultos mayores (Isla de la Juventud).Entre las forma de atención a las personas de 60 y más años de edad, en Cuba, se conciben las Cátedras Universitarias de Adultos Mayorescomo parte de la labor extensionista de los Centros de Educación Superior. Corresponde a los profesores de esos centros, la dirección docente-metodológica e investigativa de los programas educativos diseñados para la población de este grupo etario que de forma gratuita matricula en los altos centros de estudios.

Inicio

La experiencia acumulada en la práctica educativa, por los educadores de adultos mayores, denominados por Milagros Roman, geroeducadores, ha evidenciado que la interactividad durante la actividad pedagógica, hace más grato el proceso de orientación-aprendizaje a la vez que estimula el desarrollo personal en esta etapa del ciclo vital, pues propicia la actividad y la comunicación componentes viabilizadores de los procesos de internalización y externalización necesarios para aprender.

Actividad y comunicación

La actividad como categoría que expresa el proceso en el cual los seres humanos, para satisfacer una necesidad, se relacionan de modo particular con el mundo y lo transforman creativamente, a la vez que son transformados. Tiene como rasgo esencial el carácter dual, dialécticamente contradictorio entre actividad externa y actividad interna coexisten en una unidad, la persona, en la cual la relación triádica persona-actividad-personalidad establece las diferencias en las formas de lograr los objetivos que motivan la actividad.

Como formas de relación humana, existe un vínculo entre la actividad y la comunicación. La comunicación, proceso activo de interacción entre los seres humanos, de intercambio de información, estados emocionales y comportamientos implica la influencia mutua entre los participantes en la situación comunicativa y transcurre en el contexto de una actividad que condiciona cada acción comunicativa. De modo similar, las motivaciones específicas relacionadas con la comunicación provocan la realización de actividades conjuntas entre las personas.

Aunque la comunicación tiene por especificidad su carácter plurimotivado variable que se modifica en el tiempo, a partir de los vínculos que se van contrayendo en la propia relación, que la distingue de la categoría actividad, entre ambas categorías existe complementariedad e interdependencia por lo que conforman una unidad dialéctica.

Aprovechar esa relación diádica actividad-comunicación en el proceso orientación - aprendizaje que tipifica la actividad pedagógica en la adultez mayor, provoca la interactividad que potencia el desarrollo, sugiere la búsqueda de herramientas que estimulen el intercambio activo y reflexivo, la reconstrucción colectiva de saberes, el interaprendizaje y el protagonismo de los adultos mayores.

Pero el empleo de herramientas y procedimientos, capaces de promover las sinergias necesarias entre los participantes en la actividad pedagógica, no siempre se ha previsto en los programas educativos para adultos mayores.

Herramientas

Por herramienta interactivas se entienden aquellos elementos tomados de la realidad cultural e histórica de los adultos mayores, que valorizan sus códigos de comunicación, tradiciones, valores, necesidades y potencialidades, y que revelan las oportunidades de su contexto social más próximo, los que previamente identificadas por los geroeducadores, a partir del diagnóstico contextualizado pueden ser utilizados como recursos pedagógicos durante la aplicación de los programas educativos.

Entre las herramientas interactivas utilizadas en la Isla de la Juventud se relacionan: las técnicas participativas; los poemas, trabalenguas, refranes; los cuentos y/o fábulas; los dibujos y/o caricaturas; las canciones,chistes y/o situaciones jocosas; los crucigramas y/o acrósticos; los paseos y excursiones; los juegos; las manualidades y la pintura.

El uso de herramientas interactivas se torna una necesidad inaplazable para la aplicación de los programas educativos para los adultos mayores si se tiene en cuenta la diversidad en las características individuales y grupales de los participantes, sus diferentes expectativas, la pluralidad de intereses y necesidades entre otros aspectos identitarios, para buscar su armonización y evitar su contraposición en el afán de promover el autodesarrollo sostenible.

Las herramientas interactivas están concebidas para

• Contribuir a la recuperación de los saberes previos experienciales de los adultos mayores;
• introducir a los adultos mayores en una nueva trama de relaciones sociales que difieren de sus experiencias previas de socialización;
• favorecer la interdisciplinariedad en la organización de las actividades previstas en los programas educativos para adultos mayores;
• instrumentar propuestas flexibles, participativas, abiertas a sistemas y modelos de formación alternativos, a diferentes formas de organización del espacio- tiempo y estilos de aprendizaje, a tono con las características de la adultez mayor;
• destacar las posibilidades de aplicación de las apropiaciones formativas asimiladas por los adultos mayores en acciones socialmente responsables;
• impulsar la comunicación intergeneracional, favoreciendo la integración de las personas mayores con niños, adolescentes, jóvenes y adultos de su comunidad.

Resultados de la aplicación de las herramientas interactivas

Entre los principales logros y ventajas, se destacan:

1 Favorecen el trabajo grupal, la colaboración y la ayuda mutua.
2 Estimulan la convivencia respetuosa.
3 Propician una posición activa ante el autodesarrollo.
4 Refuerzan las autorreferencias positivas y las convicciones orientadas al cumplimiento del deber social.
Permiten colectivizar el conocimiento individual y favorecen el interaprendizaje de forma amena, interesante, atractiva y efectiva
El empleo de las herramientas interactivas no es sólo un indicador de la calidad de las interacciones, sino que constituye la condición del proceso de enseñanza aprendizaje para hacer frente a la heterogeneidad de experiencias culturales que los adultos mayores acumulan y a la posibilidad de su recuperación para enfrentar los retos que impone el proceso de autodesarrollo, o sea, de desarrollo personal que cada uno de ellos vivencia.

Fuente

1. Cárdenas Morejón, N. (2005). La educación y el autodesarrollo de la personalidad. Curso Precongreso Pedagogía 2005. La Habana, Cuba: Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño.

2. Lig Long Rangel, C. (2010). Apoyo psicopedagógico al desarrollo personal de los adultos mayores desde la Cátedra Universitaria. Tesis presentada en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas no publicada. Santiago de Cuba: Universidad de Ciencias Pedagógicas “Frank País García

3. Villar,F (2004). Educación y personas mayores: Algunas claves para la definición de una psicología de la educación en la vejez. Revista Brasileira de Ciencias do Envelhecimento Humano, 1, 61-76