Huacas del Sol y de la Luna

Huacas del Sol y de la Luna
Información sobre la plantilla
Huacas del sol y de la luna.jpg.jpg
Concepto:Es un complejo arqueológico ubicado en la costa norte del Perú.

Las Huacas del Sol y de la Luna: Es un complejo arqueológico considerado como un santuario mochica constituido por un conjunto de monumentos situados a unos cinco kilómetros al sur de Trujillo, en el distrito de Moche. Este sitio arqueológico representó físicamente la capital de la Cultura Mochica desde el siglo I a. C. hasta el siglo IX.

Ubicación

Las Huacas del Sol y de la luna es un complejo arqueológico ubicado en la costa norte del Perú, Las Huacas del Sol y La Luna se ubican a 10 Km. al sur de Trujillo en el distrito de Moche, en la margen izquierda del río Moche.

Descripción

Las huacas del Sol y la Luna, son consideradas como un santuario mochica constituido por un conjunto de monumentos. Este sitio arqueológico representó físicamente la capital de la Cultura Mochica desde el siglo I aC. Hasta el siglo IX. Para la construcción de estas enormes huacas emplearon millones de adobes con diversas marcas o firmas de quienes los fabricaron.

Teoría de estos recintos

Las teorías son algunas pero las más convincentes son las que dicen que un edificio fue para política (Huaca Del Sol) y el otro para religión (Huaca De La Luna), a los pies de estos recintos de aproximadamente cinco pisos y el otro de diez, se encuentran una ciudad de la clase media o alta.

Huaca del sol

Huaca del Sol, capital política de la cultura mochica La Huaca del Sol, más bien, es un edificio construido con fines administrativos, consistente en una pirámide escalonada de unos 43 metros de altura. Cuenta con 5 grandes terrazas, la mayor de ochenta metros de longitud, sobre unas bases de 228 de largo por 136 de ancho y la plataforma de 18 metros de altura, está coronada por una pirámide de 23 metros de alto, que tiene una base cuadrangular de 103 metros de lado. E Esta Huaca fue el centro político administrativo de esta cultura y de vivienda para la alta sociedad moche. La huaca fue parcialmente destruida por los españoles al desviar el cauce del río, dañando una parte importante de la huaca. No se han hecho muchos trabajos arqueológicos, a diferencia de la Huaca de la Luna, por falta de presupuesto.

Huaca de la luna

Está a medio kilómetro de la Huaca del Sol, esta construcción destaca por tener templos que fueron superpuestos y construidos en diferentes períodos. Tiene una base cuadrada de 87 metros de lado y una altura de 21 metros. En su plataforma superior se levantaban una serie de salas decoradas con figuras humanas. En un altar ceremonial del último templo construido fueron descubiertos los restos de 40 guerreros sacrificados. Es importante destacar que para esta cultura era un honor inmenso el poder ser sacrificado. La Huaca de la Luna conserva interesantes pinturas murales de 5 colores (blanco, negro, rojo, azul y amarillo), los cuales fueron obtenidos de minerales, y relieves donde se puede apreciar la divinidad moche llamada Ai apaec o el dios degollador. Igualmente, es posible visitar los patios y plazas ceremoniales de más de 1500 años de antigüedad. En la fachada se puede observar que una serie de personajes como la deidad de las montañas con cinturones que terminan en cabeza de cóndor, zorros con cabezas trofeos, pescadores, una serpiente, enormes cangrejos con cuchillos ceremoniales, personajes agarrados de las manos o los sacerdotes de los rituales. Cada figura es relacionada con el culto al agua, a la fertilidad agrícola y a los de la calle. Existe un patio de 10.000 metros cuadrados desde donde la población de las zona urbana circundante podían ver la preparación para el sacrificio de los guerreros, sin embargo el sacrificio propiamente dicho sólo podía ser observado por las altas autoridades.

Núcleo Urbano

Entre ambas huacas se encuentra el Núcleo Urbano compuesto por grandes avenidas, viviendas, callejuelas, plazas y corredores. Por ello, se puede afirmar que esta cultura tuvo una alta organización social, política, religiosa y económica.

Características

Comprende una extensa área urbana, está compuesto por dos estructuras arquitectónicas de forma piramidal que corresponden a la Cultura Moche (desarrollada entre los siglos I y IX d.C. durante el Intermedio Temprano), en cuya construcción se utilizó la superposición de estructuras de adobe que dieron lugar a la formación de plataformas. La Huaca del Sol alcanza una altura de 30 m y la Huaca de La Luna, 21 m. Esta última es la única que por el momento es apta para las visitas puesto que a su interior se han llevado a cabo trabajos de excavación y conservación.

Ambas estructuras (que ocupan un área de 60 900 m2) tuvieron fines religiosos ya que se ha determinado que fueron utilizadas para sacrificios humanos y el culto a los muertos en general. Las pruebas que sustentan estas afirmaciones se encuentran en la Huaca de la Luna, que cuenta con una representación persistente de la figura de "El Degollador", tumbas y recintos religiosos, así como iconografía en la que se reitera el tema del sacrificio y el culto.Todo ello permite interpretar la naturaleza sagrada del sitio y su rol en la estructuración del poder en la sociedad moche.

Uno de los principales atractivos de la Huaca de La Luna lo constituye el Templo de los Dioses Mayores. En este destacan hermosos murales adornados con frisos y relieves policromados con motivos ligados a mitos como se aprecia en el mural de la "Rebelión de los Artefactos". Por estar dedicado al culto de los dioses mayores de la sociedad Moche, se exigía la realización de sacrificios humanos. Es también por ello que Aiapaec (dios Moche al que se le representa con colmillos felínicos entrecruzados), es retratado como la temible deidad central de los paneles a la que se conoce como "El Degollador".

Véase también

  • Cultura Mochica

Fuentes