Saltar a: navegación, buscar

Iglesia Católica (Báez)

Iglesia Católica de Baéz
Información  sobre la plantilla
Capilla.jpg
Fundación22 de abril de 1951
Báez, Placetas, Villa Clara, Bandera de Cuba Cuba

Iglesia católica. Se encuentra en la localidad de Báez en el municipio de Placetas y su objetivo es la congregación de los fieles que viven en la fe católica. El primer sacerdote de la Capilla fue Teodoro María Sandoval, que radicaba en Fomento y venía a la celebración de la misa todos los domingos.

Antecedentes

En la década de 1920, existía una capilla muy modesta en el callejón de Las Flores, ubicada en la casa de una señora llamada Estrella Trujillo. En la misma se efectuaban todos los oficios religiosos (bodas, bautizos, confirmaciones y misas). Todo esto lo realizaba un sacerdote que venía de Fomento. En este lugar sólo existían cuadros de las imágenes religiosas.

Hacia la década de 1930, la señora dueña de la casa la necesitó y le fue entregada. En esta misma década, un señor llamado Ignacio Endemaño (el Vizcaíno, por su procedencia de Vizcaya), visita la ciudad de Remedios con el objetivo de convertirse en el padrino de bautizo de un ahijado suyo. En este lugar encontró a un sacerdote llamado Pértiga, al cual le cuenta la situación con la iglesia de Báez. El párroco se comprometió a venir todos los meses a realizar los oficios religiosos pues no podía permitir que un pueblo se quedara hereje. Ignacio solo debía ocuparse de conseguir el local, que resultó ser su propia casa. Allí se utilizaba la sala para estos menesteres. Se despejaba y se colocaba una pequeña mesa de madera construida especialmente para estas labores religiosas.

Además del sacerdote antes mencionado, venían acompañándolo otros de Fomento y Placetas. Aquí contrajeron nupcias los dueños de la casa, Ignacio y Josefa, pues a pesar de los muchos años de matrimonio, solo estaban casados por el registro civil. También se bautizaron algunos niños como: Sira Díaz, los Castellanos, los Masjuanes y otros.

A mediados de la década del 40 se produjo un hecho que conmovió a todo el pueblo: la primera procesión de La Virgen de Fátima el día 13 de mayo, que procedía del poblado de Fomento. La actividad resultó ser un acontecimiento festivo para el pueblo; además de la celebración religiosa que se efectuaría. El pueblo fue previamente avisado del acontecimiento que ocurriría. Llenos de júbilo, comenzaron a preparar las condiciones para la realización de la procesión y la misa. María Sicilia y Luís Manuel Vega se encargaron de buscar el local, pues el antiguo local resultaba demasiado pequeño para la misa debido a la cantidad de personas que se preveía para dicha celebración.

Es entonces que el señor Vega decide prestar una escogida de su propiedad cita en la calle Marta Abreu (actual reparadora de calzado). Este local quedó funcionando como capilla a partir de esta fecha hasta la construcción de la iglesia.

El 22 de enero de 1950 se efectúa una procesión de manera especial. Fue traída a Báez nuestra Señora del Rosario de Fátima, nueva donación a la iglesia de Fomento por un grupo de exfeligrenses en diciembre del año anterior. Para este entonces el pueblo comienza a buscar la forma de tener su propia capilla, por lo que la comunidad religiosa comienza a buscar las vías para la construcción de la misma.

La construcción del primer templo

El maestro de obra de la construcción fue Justo Fajardo y el segundo Benjamín Fajardo, trabajaron como ayudantes de obra: Paco, Caspita, Rafael Gualdarrama, Manolo Chaviano entre otros, recibieron por esta labor un sueldo; pero existieron muchas personas que trabajaron voluntarias para que la labor concluyera lo antes posible. De esta forma, la Iglesia quedó terminada el 22 de abril de 1951 y el total de los gastos fue de $ 2 232.92. El templo construido fue de mampostería y el techo de madera y tejas.

Inauguración

Previamente a la inauguración de la Iglesia se efectuó una reunión en la glorieta del parque donde se dio a conocer lo que iban a donar algunas personas para la capilla:

  • El Dr. Reinaldo Rodríguez Rupiá donó La Virgen del Carmen.
  • Los hermanos Brígida y Maximino Sarduy Casanova donaron la Santa Bárbara y las cortinas.
  • La señora Nena Bacallao, esposa de Policarpo García, donó La Virgen de Fátima, a raíz de una promesa que hizo por su hijo Eloy García conocido como Eloy Polito.
  • Toda la madera que se utilizó para los interiores fueron donadas por Policarpo, incluyendo los bancos (aún se conservan).

Se puede asegurar que todo lo que existió y existe dentro de la Iglesia ha sido donado por personas del pueblo (tapices, manteles, cortinas y otros adornos; tradición que se mantiene en la actualidad, inclusive en personas que se encuentran fuera del territorio). También se utilizó para estos menesteres el dinero recaudado previamente. Del Obispado sólo se trajo para la Iglesia los elementos que se utilizan para los oficios religiosos.

Inicios

El primer sacerdote de la capilla fue Teodoro María Sandoval, que radicaba en Fomento y venía a la celebración de la misa todos los domingos. Esta situación se mantiene desde la fundación de la capilla hasta mediados de la década del 60. En los primeros tiempos la parte que corresponde a la iglesia como tal era un poca más pequeña que en la actualidad, su techo era de tejas criollas de 2 aguas, el piso de mosaico, la puerta de entrada tiene 4 m de alto por 2 m de ancho y es de madera preciosa, al fondo presenta 2 puertas que la comunican con la sacristía, presentaba 3 ventanas largas con 2 hojas, por el lado izquierdo y por el lado derecho 3.

El portal presenta dos columnas cilíndricas gruesas, fundidas y encima de éste está el campanario.

El altar en sus inicios era de maderas preciosas, barnizado, ocupaba toda la pared posterior de la iglesia, o sea, entre las dos puertas que daban a la sacristía, todo parece indicar que fue construido aquí por la exactitud de las medidas con la altura y anchura de la pared, dentro de este altar ocupando la parte superior del centro estaba la imagen de una cruz con el cristo y la imagen de la virgen de Fátima se encontraba a la izquierda. Los bancos son de cedro barnizados con su reclinatorio para los rezos.

Estructura

Al entrar a la iglesia a ambos lados están los bancos que son de cedro barnizados con su reclinatorio para los rezos.

Hay un pasillo central que conduce al altar que está al fondo del salón, el altar tiene la cruz al centro, a la derecha el sagrario, donde está cristo presente, a la izquierda está la imagen de nuestra Señora La Virgen de Fátima patrona de la capilla.

En las paredes están colocados los cuadros de vía crusis o camino al calvario que representan la historia de cuando llevaron a Jesucristo a crucificar, son imágenes impresas a color con un recuadro de madera.

Actividades religiosas

Se celebran la santa misa los domingos y los miércoles, los lunes catequesis de adultos, los jueves adoración al santísimo, los viernes el rezo del santo rosario y el sábado se realizan encuentros de jóvenes donde se reúnen los jóvenes católicos de la localidad y realizan actividades variadas con el asesoramiento de las Hermanas Franciscanas de la Purísima Concepción de Placetas.

En la semana Santa se hace el recuento de la vida y muerte de Jesús, el Padre utiliza 12 alumnos que representaban los 12 apóstoles y les hace el ritual que consiste en echarles agua en los pies y después se los besa.

El color de la ropa que usaba el Padre era según el tiempo litúrgico.

En la iglesia se realizan bodas, bautizos, confesiones, comuniones, etc.

En la sacristía se guardan las cajas con las hostias, el vino, las ropas del Padre.

Reconstrucción

Por la fuerza de la comunidad católica y el sacerdote, el Obispado autoriza la reparación de la Iglesia y asumió los gastos de los materiales; pero fue muy importante la participación del pueblo de manera voluntaria, el cual participaba en las actividades constructivas. Todos estos preparativos se realizan en vísperas de la visita del Papa Juan Pablo II al país en enero de 1998, con estas labores las ventanas fueron sustituidas por carpintería de aluminio, se le colocaron rejas protectoras y se le coloca el techo de zinc sostenido por estructuras metálicas.

El local de la iglesia fue reparado en su totalidad (paredes, puertas, ventanas y tendido eléctrico). En su exterior se repararon y pintaron las paredes, así como el campanario en su totalidad y se le colocó la cruz.

Se montó en alto un tanque para agua potable para abastecer todo el edificio, se construyó también una fosa y se hizo un pozo para garantizar el abasto de agua. Se construyó después de la sacristía una cocina con techo de placa, un baño y un cuarto encima del techo de la cocina.

La iglesia por su ubicación es una de las construcciones que mejor vista del poblado y ahora después de reparada cambia por completo y para bien la imagen de este.

La iglesia siempre ha sido atendida por familias del poblado.

La fe católica en Báez

Existen varios pobladores que profesan la fe católica y asisten a la iglesia los distintos días de la semana a cumplir con sus actividades religiosas. La adoración a la virgen de Fátima y la procesión de La Virgen constituye una tradición aún vigente entre la comunidad católica del poblado está se celebra cada año el día 13 de mayo.

Fuentes

  • Vázquez Sarduy, Ignacia de la Caridad. La historia de la Virgen de Fátima contada por su pueblo. Monografía sin publicar.
  • Entrevista a pobladores.