Saltar a: navegación, buscar

Instituto Nacional de Etnología y Folklore

(Redirigido desde «Instituto de Etnología y Folklore»)
Instituto Nacional de Etnología y Folklore
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Fundación:19 de diciembre de 1961
País:Bandera de Cuba Cuba
Instituto Nacional de Etnología y Folklore. Organismo adscrito inicialmente al Consejo Nacional de Cultura[1] y posteriormente a la Academia de Ciencias de Cuba. Encargado de la investigación científica del folklore cubano y la presencia en él de diversas culturas así como sus formas peculiares de poesía, canto, bailes y costumbres.

Antecedentes

Con el Triunfo de la Revolución en 1959 se produjeron cambios esenciales en el estudio de las ciencias sociales, particularmente en los enfoques de la cultura popular tradicional, la cual se consideraba por parte de las instancias de gobierno y clases elitistas como una expresión de la baja cultura. En ese sentido desempeñó un papel extraordinario la creación del Teatro Nacional de Cuba, una de las tres primeras instituciones culturales creadas en el año 1959 (junto a la Casa de las Américas y el ICAIC) que desplegó durante sus primeros dos años y medio de vida una intensa actividad creadora.[2]

La constitución de un Departamento de Folklore, dirigido por el musicólogo y etnólogo Argeliers León, en la estructura del Teatro Nacional de Cuba, constituyó un paso inusual en el país —debido a conceptualizaciones emanadas fundamentalmente de criterios etnocentristas, que entendían el folklore como una expresión peyorativa de los genuinos valores culturales y tradicionales de un pueblo— y permitió un giro de 180 grados en la programación y proyección de un espectáculo escenográfico que fuera capaz de reunir una serie de actividades que contribuyeran al total y coordinado esfuerzo del plan de trabajo de la Revolución.[3]

El Departamento de Folklore, funcionó como un Centro de Estudios del Folklore, del cual se derivó, a su vez, el Seminario de Estudios del Folklore, que contó desde sus inicios con la colaboración de la Comisión Cubana de la UNESCO, y cuyo objetivo principal fue iniciar a un grupo de interesados, entre ellos a los jóvenes Miguel Barnet y Rogelio Martínez Furé, especialistas actualmente de elevadísimo nivel, en los estudios antropológicos y permitir el acceso a la información, a través de la docencia y la investigación científica.

Creación

El Seminario de Estudios del Folklore sirvió de base para la creación del Instituto Nacional de Etnología y Folklore, el 19 de diciembre de 1961, por Ley 994 del Consejo de Ministros, adscrito inicialmente al Consejo Nacional de Cultura[4] y posteriormente a la Academia de Ciencias de Cuba, por Decreto presidencial No 3.151 de 1962. Estuvo asesorado inicialmente por Fernando Ortiz pero sería dirigido por Argeliers León. Contó inicialmente con la colaboración de especialistas de la entonces República Democrática Alemana se transformaría en 1962 en uno de los primeros Institutos de Ciencias Sociales que asumiría la Comisión Nacional de la ACC y que tendría entre sus objetivos la investigación científica del folklore cubano y la presencia en él de diversas culturas así como sus formas peculiares de poesía, canto, bailes y costumbres.

Funciones

  • Promover y sistematizar la investigación científica de las manifestaciones culturales del pueblo cubano y las condiciones de vida que condiciona esa cultura.
  • Reunir exponer y conservar todas aquellas piezas documentales y de valor etnológico o folklórico posibles de colectar, con las cuales se fomentaría el Museo de Etnología Cubana del Instituto.

Proyectos

  • Guanamaca.
  • La Sociedad secreta Abakua y los procesos de cambios en los trabajadores manuales del Puerto de La Habana.
  • El barracón de patio.
  • Cronologia de la Industria Azucarera.
  • Estudio del Mercado Único.
  • Estudio de una secta de espiritisme de cordón.
  • Una maestra de Argelia.
  • Vocabulario palero.
  • Biografia de un cimarron.
  • Una manifestación del catolicismo popular.

Véase también

Referencias

Fuentes