Jacinto Ruiz y Mendoza

(Redirigido desde «Jacinto Ruíz y Mendoza»)
Jacinto Ruíz y Mendoza
Información sobre la plantilla
Ruiz.jpg
Militar español
NombreJacinto Ruíz y Mendoza
Nacimiento16 de agosto de 1779
Ceuta, Bandera de España España
Fallecimiento11 de marzo de 1809
Trujillo, Bandera de España España
Causa de la muertePor heridas de balas en combate
NacionalidadEspañola
CiudadaníaEspañola
OcupaciónTeniente de Infantería
PadresAntonio Ruiz y Josefa Mendoza

Jacinto Ruíz y Mendoza . Teniente de Infantería, hombre muy decidido. Participó en muchas batallas. Durante el ataque que realizan los franceses, Ruiz recibió varias heridas que días más tarde le ocasionaron la muerte a los 29 años de edad.

Síntesis biográfica

Infancia

Nació en la plaza fuerte africana de Ceuta, el 16 de agosto de 1779, y fue bautizado el 18 siguiente en la vetusta parroquia de los Remedios. Era hijo del matrimonio formado por los ceutíes, Antonio Ruiz, subteniente de Infantería y de Josefa Mendoza.

Trayectoria militar

Sentó plaza de Cadete en el Regimiento Fijo de Ceuta, el 17 de agosto de 1795, y fue promovido al empleo de Segundo subteniente el 10 de julio de 1800. En 21 de enero de 1801 promociona a Subteniente y pasa destinado al regimiento Voluntarios del Estado. Asciende a Teniente el 12 de marzo de 1807 y como tal se halla destinado en la tercera Compañía del Segundo Batallón de su regimiento, en ese tiempo de guarnición en Madrid, cuando los franceses disparan aquella mañana de mayo de 1808 las primeras descargas sobre los madrileños que trataban de impedir la marcha de los Infantes hacia su destierro de Bayonne.

Al oír las descargas de los franceses, el teniente Ruiz que está en su domicilio se dirige al cuartel de su Regimiento, y siguiendo las órdenes de su coronel sale del acuartelamiento al mando de la 3ª Compañía, al objeto de reforzar las tropas que se encuentran en el Parque de Artillería de Monteleón. Allí se presenta y se pone a disposición del capitán Daoiz, jefe del recinto, y auxiliando al capitán Velarde franquean la entrada del Parque a los vecinos para proceder a su armamento.

Hombre muy decidido, conociendo que en dicho acuartelamiento hay una compañía de granaderos franceses, se dirige hacía ellos y logra que depongan las armas, pasando a encerrarlos en unas dependencias para caballerizas, evitando de este modo que aquellos pudiesen desde dentro colaborar con sus compañeros que atacarían el Parque de Artillería.

Durante el ataque que realizan los franceses, Ruiz recibió varias heridas, la primera en el brazo izquierdo, luego otro disparo que le penetró por la espalda y le salió por el pecho. Mientras duró la confrontación nadie reparó en que el teniente caído aún estaba vivo. Finalizada la acción al retirar los cuerpos caídos, observaron que el teniente Ruiz aún respiraba por lo que fue trasladado a su cuartel en la calle Ancha de San Bernardo y posteriormente, para evitarle caer prisionero del mariscal Murat, al domicilio de María Paula Variano. Asistido por el profesor del Hospital de San Carlos, doctor José Rives, salió en principio de la gravedad en que se hallaba.

Convaleciente aún, salió una tarde a pasear por el Retiro y al observar los despliegues que realizaban los franceses, decidió marcharse de Madrid para unirse a quienes en otros puntos se reorganizaban en defensa de la independencia española. Muchos fueron los que trataron de convencerle de lo peligroso que era aquel prematuro viaje en su estado. Ni el consejo de su médico, ni el de sus compañeros Francisco de Arcos, Romero o José de Luna sirvieron para impedirle su incorporación a la lucha.

Muerte

Marchó pues con destino a Badajoz, pues el Gobierno le había ascendido al grado de teniente coronel y puesto al frente de un regimiento de Guardias Walonas, por lo que sale finalmente de Madrid, y como todos temían, agravado su estado ha de detenerse en su marcha y por ello se refugió en Trujillo, en casa de su tío Juan Cebollino, teniente coronel del Regimiento de Badajoz. Ante el mal aspecto que va tomando el estado de Ruiz, el día 11 de marzo de 1809 otorga testamento, y dos días después fallece, recibiendo sepultura el siguiente día 14 en el cementerio de la parroquia de San Martín. Tenía veintinueve años.

Restos mortales

El Gobierno acordó trasladar en el mes de marzo de 1909 los restos que se encontraban en Trujillo, lo que se realizó en una urna de caoba con adornos de cobre, en cuya cartela de bronce se lee: "13 marzo. Jacinto Ruiz Mendoza. 1809-1909", urna que llegó a Madrid, en ferrocarril, a la estación de Atocha, siendo allí colocada en un armón de artillería, tributándosele los honores fúnebres que las Reales Ordenanzas señalan al Capitán General que muere en una Plaza en la que tiene mando, quedando las llaves de la triple cerradura en poder de las Cortes, el Ayuntamiento y el Museo de Infantería, verificándose la inhumación en el monumento por el Obispo de Madrid que dirigió un responso y los rezos del cura de Trujillo. En el caso de Ruiz, algunas cenizas están repartidas también en otras dos pequeñas arcas, una de ellas actualmente en el Museo Militar de La Coruña, y la otra en Ceuta, en el Museo de la Legión.

Fuente

  • OVILO Y OTERO, Manuel: HISTORIA DE LAS Cortes de España y biografías de todos los diputados y Senadores más notables contemporáneos. M. Imp. D. B. González, 1849.