Saltar a: navegación, buscar

Jaimanitas (Playa)

Jaimanitas (Playa)
Información sobre la plantilla
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaCiudad de la Habana
 • MunicipioPlaya
Jaimanitas.jpg
Jaimanitas (Playa)

Jaimanitas, es una localidad situada al oeste del municipio Playa, en Ciudad de La Habana. Y limita al norte con el Golfo de México, al este con la calle 220, al oeste con el poblado de Santa Fe (Playa) al sur con la calle 262 y 21, posterior a la Finca Marín (actualmente Centro Nacional de Sanidad Mental).

Extensión y relieve del terreno

Es una localidad de terreno bajo y llano, atravesada por el río del mismo nombre del pueblo que desemboca a la orilla de su playa en la costa norte, formando un puerto de cuarta clase con una extensión geográfica de 3,2 Kms2.

Ubicación Geográfica

Actualmente es un Consejo Popular del Municipio Playa, limitado al norte por el Mar Caribe, al este el reparto Flores, al oeste Santa Fe y al sur con el Municipio La Lisa. La etimología del nombre del poblado está dada en varias versiones como que había vivido una familia de nombre Jaime y Anita y que estos dieron origen al término. Otra versión, y que parece ser la más cierta que es la de nombre indígena ya que hay que tener en cuenta que desde 1577 en las Actas Capitulares del Cabildo de la Habana aparecen las primeras mercedes de tierras realengos con esa denominación, la cual tiene cierta consonancia con Mayanabo o Marianao, lo cual contribuye a suponer la existencia de un centro poblacional aborígen en estos parajes cercanos a la costa y a la desembocadura del río.

Características socio-económicas

Tienda jaimanitas.jpg
Al hacer el estudio de la base económica de este poblado podemos decir que se basó en el trabajo agrícola al existir una serie de corrales, haciendas y hatos, por las mercedes de tierras repartidas para estos fines en la etapa de la colonización.

La explotación agraria, pesquera y la explotación de las canteras fueron las primeras actividades económicas haciendo posible su desarrollo urbanístico muy a tono con la iniciativa privada de sus vecinos, los Mallorquines, habitantes radicados allí en 1919, que revolucionaron las artes de pesca en la región.

Hacia 1945, esta Playa adquiere vida cultural propia como lugar de veraneo y temporada para el disfrute de la burguesía nacional, por las tradiciones y festividades que le daban singularidad a la zona, de ahí la gran cantidad de personas ilustres que la visitaban como; el gran Carusso, Ernest Hemingway y todos los Presidentes de la seudo república.

Consultorio Jaimanitas P1.jpg.jpg
Hoy por hoy se la localidad se explota la piedra jaimanita descubierta en 1843 por el eminente geólogo cubano Jorge Broderman, el cual la denominó formación jaimanita por el lugar geográfico en que se encontraba. Es una roca caliza amarilla formada bajo el mar poco profundo próximo a las costas hace muchas decenas de miles de años y al derretirse el hielo de los glaciales quedaron aprisionados moluscos, restos vegetales sedimentados por la actividad vital de organismos y la acción del tiempo que posteriormente los convirtió en una roca joven pero con una gran historia de la tierra.

Por su dureza y calidad es utilizada en la construcción de modernas edificaciones nacionales importantes, porque protege contra el salitre a las edificaciones cercanas al mar y por la belleza estética y ornamental que proporciona.

Muy cerca de la localidad se encuentra enclavada la Escuela Superior del PCCÑico López”, la cual desde su fundación en 1964 ha graduado a nivel nacional una gran cantidad de cuadros políticos e incluso extranjeros.

Primeras actividades económicas:

  • Producción agrícola
    Jaimanitas-botes.jpg
  • Pesca
  • Producción azucarera
  • Explotación de las canteras “San Felipe” y “Marín”
  • Extracción de arena
  • Colmenares
  • Tejares
  • Producción cafetalera y de piñas
  • Carpintería de botes y lanchas (carpintería de rivera)

Un aspecto característico del lugar son las canteras de piedra Jaimanitas que se encontraban en la finca San Felipe y Marín y desde la colonia se explotaban ya las piedras para la construcción de los palacios, mansiones e iglesias, donde el trabajo esclavo primero y el artesano después, dejaron constancia de su sudor, odio y sacrificio.

Fuente