Saltar a: navegación, buscar

Jardín del Edén

Este artículo trata sobre Edén. Para otros usos de este término, véase Edén (desambiguación).
Edén (Paraíso)
Información sobre la plantilla
de Libro de Génesis - Biblia
Jardin del eden.jpg
Jardín del Edén
Creador (es):Jehová
Información
Nacimiento:Principio de la Creación del Mundo

Edén. También conocido como El jardín del Edén, Edén (en hebreo עדן) es, según el relato bíblico del libro del Génesis, el lugar donde habría puesto Dios al hombre después de haberlo creado a partir del polvo de la tierra.

Y Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso ahí al hombre que había formado. Génesis 2:8.
Tomó, pues, Dios al hombre, y lo puso en el huerto del Edén, para que lo labrara y lo guardase. Génesis 2:15.

Etimología

Esta palabra suele ser utilizada como sinónimo de Paraíso. Pero sin embargo, la palabra «Paraíso» originalmente se refiere a un bello jardín de largas proporciones; mientras que «Edén», es una palabra de origen acadio (un pueblo de estirpe semita), cuyo significado se refiere a un lugar que es puro y natural. Así, Edén se refiere más bien a una región geográfica, mientras que el Paraíso se refiere a un lugar más específico (un huerto o jardín situado en la parte oriental de dicha región).

Otros nombres dados en la Biblia

  • Edén. (Génesis 2:8.)Texto: 8 Y plantó Jehovah Dios un jardín en Edén, en el oriente, y puso allí al hombre que había formado.
  • El jardín de Edén. (Génesis 2:15) Texto: 15 Tomó, pues,Jehovah Dios al hombre y lo puso en el jardín de Edén, para que lo cultivase y lo guardase.
  • Edén, el jardín de Dios. (Ezequiel 28:13)Texto: 13 Estabas en el Edén, el jardín de Dios.
  • El jardín de Jehová.

Historia

Posible ubicación

En la historia de la Biblia se indica que el Edén es un huerto o jardín que habría existido (al oriente), indicando su existencia en una región que se hallaría en el Cercano Oriente. Algunos creen que el jardín estaba sobre una montaña, o tal vez era una salida de manantiales de agua fresca, porque leemos:
"y salía de Edén un río para regar un huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos." (Génesis 2:10).
También se lee en la historia bíblica que estos cuatros brazos eran llamados: río Pisón, que se dice, rodeó toda la tierra de Havila; el río Gihón, que habría rodeado toda la tierra de Cus (Etiopía); el río Hidekel (río Tigris); que iría al oriente de Asiria; y el río Éufrates.

Árboles especiales

En el jardín del Edén Dios habría colocado dos árboles especiales, llamados el Árbol de la Ciencia del bien y del mal y el Árbol de la Vida. 15 Tomó, pues,Jehovah Dios al hombre y lo puso en el jardín de Edén, para que lo cultivase y lo guardase. 16 Y Jehovah Dios mandó al hombre diciendo: “Puedes comer de todos los árboles deljardín; 17 pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él, ciertamente morirás.” Génesis 2: 15 - 17

Habitantes

El Jardín del Edén es descrito en Génesis, capítulos 2 y 3. El Señor creó el jardín específicamente para Adán, el primer hombre, a quien Dios había formado. En Génesis 2:8-9, leemos: "Jehová Dios plantó un jardín en Edén, al oriente; y puso allí al hombre que había formado. Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer."

Por esto, el Jardín del Edén era perfecto. Ofrecía belleza y sustento, ya que era hogar para todo tipo de árbol "delicioso a la vista, y bueno para comer," y una fuente de agua fresca del río para beber. Y en cuanto al hombre, Dios "lo puso en el huerto del Edén, para que lo labrara y lo guardase." (Génesis 2:15) Región en la que Dios (Jehová) dispuso un jardín como hogar original para la primera pareja humana. En este huerto, Dios habría colocado a [[Adán y Eva}}, para que vivieran. En este lugar, Dios le otorgaría al hombre todo aquello que necesitase para tener gozo, placer y armonía, de este modo no le faltaría nada.

Tarea del hombre

La asignación de trabajo del hombre era cultivar y cuidar del jardín. Entre los árboles y las plantas de Edén se hallaban todas aquellas especies que embellecían el paisaje, así como las que proveían alimento en amplia variedad. (Génesis 2:9, 15.) Este hecho por sí solo indica que el jardín debió tener una extensión considerable. Existía una gran variedad de vida animal en el jardín. Dios puso ante Adán “todos los animales domésticos y [...] las criaturas voladoras de los cielos y [...] toda bestia salvaje del campo”, y una de las primeras tareas de Adán consistió en poner nombre a todos ellos. (Génesis 2:19, 20.) Las aguas del río “que procedía de Edén” regaban el suelo de Edén. (Génesis 2:10.) El hecho de que el hombre estaba desnudo permite suponer que el clima era templado y agradable. ( Génesis 2:25.)

Fuentes