Saltar a: navegación, buscar

José Gregorio Martínez Medina

José Gregorio Martínez Medina
Información sobre la plantilla
Josegregoriomartinez.jpg
Combatiente revolucionario cubano
NombreJosé Gregorio Martínez Medina
Nacimiento4 de septiembre de 1932
Cienfuegos, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento5 de septiembre de 1957
Cienfuegos, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Otros nombresEl Yanqui
CiudadaníaCubana

José Gregorio Martínez Medina. Mártir cienfueguero que participó en las acciones del Levantamiento popular del 5 de septiembre en la ciudad de Cienfuegos.

Biografía

El Yanqui, como era conocido por todos, nació un 4 de septiembre de 1932 en la Colonia Tres Hermanos del Barrio Soledad, cerca del pueblo de Cartagena, en la actual provincia de Cienfuegos. De familia humilde y revolucionaria. Le gustaba ayudar a su padre en las labores de la casa, era muy organizado y se caracterizó por ser un niño que no le gustaba ver las injusticias o que se abusara de un ser humano. Tenía muy buen carácter, era laborioso, amable y sobre todo muy dulce aunque siempre decía lo que pensaba.

Infancia y juventud

Por esta fecha se había interesado en los acontecimientos políticos del país, las actividades revolucionarias e identificado con las ideas propugnadas por el Partido Ortodoxo. Aprendió a leer y escribir en la escuela rural El Batey de la Colonia, después asistió a la Academia Privada Blanca Fernández del poblado de Cruces, y luego matriculó en la escuela Hermanos Maristas de Cienfuegos que abandonara por la Academia Comercial Norma Bacines School, donde se preparó para estudiar comercio que era su mayor sueño. Fué un estudiante activo y ejemplar y desarrolló actividades propias de la juventud como practicar deportes, salir con sus amigos y ser un joven muy divertido.

Labor revolucionaria

Al ocurrir el golpe del 10 de marzo de 1952, como otros cienfuegueros se lanzó a la calle en reclamo o recaudación de armas para enfrentarse a la tiranía cruel y batistiana de su tiempo.

Participó en el acto efectuado en Cienfuegos en defensa de la Constitución del 40, y repudió los llamados Estatutos Constitucionales del dictador Fulgencio Batista, mitin que la policía reprimió brutalmente a golpes con caballos y sirenas.

Trabajaba y a la vez se superaba en la Escuela Profesional de Comercio. En ese tiempo se sumó a los empeños por organizar el movimiento estudiantil que llevaba a cabo la FEU, con el objetivo de captar y orientar mas jóvenes a la lucha, encabezada principalmente por José Antonio Echeverría.

Por su actitud combativa en defensa de los intereses de alumnado y los jóvenes en general, fue electo primeramente delegado del aula y más tarde miembro de la Junta Ejecutiva de la Asociación de Estudiantes.

Durante el paro nacional por el diferencial azucarero efectuado durante los días 19 y 31 de diciembre de 1955, José Gregorio fue nombrado por la Asociación de Estudiantes de los planteles de 2da Enseñanza como delegado ante las organizaciones obreras que dirigían el movimiento huelguístico y de masas en Cienfuegos, siempre fuerte, con visión revolucionaria y defendiendo los derechos de la juventud y el pueblo.

Actividades en el M-26-7

Al comenzar a estructurarse el Movimiento 26 de julio en la ciudad, se incorporó con la mayor disposición a una de sus células, desarrollando labores de propaganda. También se adiestró en el manejo de armas y participó en acopio y traslado de la dinamita utilizada en la confección de petardos y bombas empleadas en sabotajes. Sufrió prisión en varias oportunidades y debido a las torturas su salud se vio quebrantada seriamente en julio de 1957.

Formó parte del grupo dirigido por Aldo Mogolles Dueñas en el sector obrero junto a Pedro Luis Olascoaga Vázquez (Puyin), el cual reunía un grupo de compañeros que respondían a diferentes células de acción y tenia como compañeros a Ignacio Nualla Alvarez, Luis García Prado, Leocadio Villafaña, Roberto Cantero, Julio Capdevila, Gonzalo Curbelo Torres, Jesús Acevedo, Pedro Llorca Mayor, Ramón Fonte, Nicolás Ledesma, Manolo Guerrero, [felia Olascoaga, Toledo Rivas, entre otros.

Muerte

El 5 de septiembre del año 1957 cuando se realizó el levantamiento armado de los marines y el pueblo cienfueguero, uno de los jóvenes valerosos que combatieron y lo dieron todo hasta morir fue José Gregorio, el cual acudió sin vacilar al llamado de combate. Se encontraba acuartelado en la azotea del Colegio San Lorenzo, actualmente la Secundaria Básica 5 de septiembre ubicada en el Parque Martí de Cienfuegos, combatiendo contra los esbirros de la tiranía batistiana cuando una bala de un francotirador lo alcanzó en la cabeza quitándole la vida.

Luego de este suceso, su cuerpo fue reportado como encontrado en la calle Santa Cruz y Prado, según una patrulla de recorrido que salió a identificar los cadáveres de los combatientes caídos.

Testimonio

Testimonio ofrecido por la maestra de la Escuela Primaria Guerrillero Heroico Gladis Braidles, de 84 años de edad, el 5 de septiembre del año 2004 en una entrevista a los participantes de este hecho.

-¿Cómo era José Gregorio Martínez, y como usted lo conoció?
- Bueno, yo lo conocí, porque viví mucho tiempo en el poblado de Cartagena. José Gregorio era un muchacho muy jovial, bonito, educado y enfermizo, que le gustaba muchísimo la jarana, era muy estudioso y revolucionario, ya que nunca permitió que en su presencia se hablara mal de lo que mas él sentía orgullo, de su patria.
- ¿Del suceso del 5 de Septiembre que recuerda usted?
- Recuerdo aquel día 5 de septiembre, todo estaba muy tenso, se oían disparos y, solo esperábamos a que todo se calmara. En la casa escondimos a dos jóvenes, uno de ellos venia herido y estaban huyendo de los guardias, allí mi hermano y yo los cuidamos………estábamos muy asustados y yo solo rezaba porque no los encontraran ya que mi hermano también estaba involucrado en los actos de sabotaje y la recaudación de armas para la guerra, y días antes habíamos sido torturados, a él le dieron corriente, a mí solo me enterraron unos clavos en las manos. - Luego de extensas y terribles horas de combate, todo terminó, pero no salimos hasta que no estuvimos más seguros. Luego fue cuando supimos lo de José, recuerdo que llore muchísimo, no podía creer lo que oía, le habían disparado desde lejos, lo mataron a traición, le quitaron la vida.

Fuentes

  • Instituto Politécnico de Informática (IPI) José Gregorio Martínez. Biografía del Mártir.