Saltar a: navegación, buscar

Ruta de la seda

(Redirigido desde «La Ruta de la Seda»)
La Ruta de la Seda
Información sobre la plantilla
1.- La ruta de la seda..jpg
Fecha:Desde el siglo 3 A.A.C. y existió hasta el siglo 16 de esta Era.
Descripción:
Itinerario que en la antigüedad unió los imperios romano y chino, red de rutas comerciales entre Asia y Europa
País(es) involucrado(s)
Une a Europa y Asia

La Ruta de la Seda. Itinerario que en la antigüedad unió los imperios romano y chino, el camino por el que las sedas de Oriente llegaron a adornar los cuerpos de las elegantes damas romanas. Era una red de rutas comerciales entre Asia y Europa, se extendía des­de Chang’an (actualmente Xi’an) en China, Antioquía en Siria y Constantinopla (Estambul, Turquía) hasta las puertas de Europa y llegaba hasta los reinos hispánicos en el siglo XV. El término "Ruta de la seda" fue creado por el geógrafo alemán Ferdinand Freiherr von Richthofen, quien lo introdujo en su obra Viejas y nuevas aproximaciones a la Ruta de la Seda, en 1877. Llegó en ser la ruta comercial en el siglo 3 A.A.C. y existió hasta el siglo XVI de esta Era.

Nombre

Debe su nombre a la mercancía más prestigiosa que circulaba en ella, la seda, cuya elaboración era un secreto que sólo los chinos conocían. Muchos productos transitaban estas rutas: piedras y metales preciosos, telas de lana o de lino, ámbar, marfil, laca, especias, vidrio, materiales manufacturados, coral, etc

Trayectoria

Convencionalmente los extremos de la Ruta se sitúan en Roma y en la ciudad china de Xian (antigua Changan), y sus diversos ramales cruzan ciudades antaño fabulosas como Damasco, Bagdad o Samarkanda y accidentes geográficos con fama de insuperables, como el macizo del Pamir, con puertos de montaña de 5.000 m de altitud, o los desiertos del Gobi (que en mongol significa "lugar sin agua") y Taklamakán (cuyo nombre quiere decir "lugar donde entras pero no sales").

La Ruta de la Seda se divide en dos ramales: norte y sur, para bordear el desierto cuyo nombre significa "donde entras pero no sales". Milán, Ruoqiang y Niya son ciudades que estuvieron situadas en oasis a lo largo de la antigua ruta del sur y que han ido desapareciendo bajo las arenas.

Importancia

Por la Ruta han circulado en ambos sentidos los mercaderes, los soldados y los filósofos, es decir, el comercio, la guerra y las ideas. Para el mundo islámico, la Ruta supuso una excelente fuente de ingresos que se convirtió en la base de su economía. Para Europa, una sangría económica irrenunciable (los productos eran insustituibles). Como respuesta a este hecho, europa se lanzo a buscar nuevas rutas maritimas, originando la era de los descubrimientos.

La Ruta de la Seda es uno de los logros más significativos de la historia de la civilizacion del mundo. La conexión extensa de las rutas de la caravana cruzo Europa y Asia de China a la costa mediterranea, y en epocas antiguas sirvio como medios importantes de las relaciones de negocio y de los intercambios culturales entre el este y el oeste.

Personalidades que la recorrieron

En el siglo II ad C el general y explorador chino Zhang Qian abrió el camino hacia el oeste para que quince siglos más tarde Marco Polo lo recorriese desde Europa hacia el Oriente. Alejandro Magno recorrió la Ruta conquistando territorios hacia el este y Gengis Kan lo hizo en sentido inverso.

Culturas

Crisol de la Historia y cuna de mil leyendas, en la Ruta se han encontrado tres grandes religiones: cristianismo, budismo e islam, y otras hoy desaparecidas, como el zoroastrismo.

Guerras

El llamado corredor Hexi de 1000 km de longitud, situado entre la ladera norte de la cordillera de Quilian y el desierto del Gobi. Fue escenario de las luchas entre chinos y hunos y otras tribus nómadas por el control de la Ruta de la Seda.

Decadencia

Una nueva situación política en China y una nueva realidad económica y cultural en Occidente hicieron posible el restablecimiento de nuevas relaciones entre los dos mundos gracias a que, junto a las mercancías, empezaron a intercambiarse también las ideas, los conocimientos artísticos, los idiomas y las religiones. Desde entonces, las Rutas de la Seda dejaron de ser caminos exclusivos de los comerciantes y de los militares, y empezaron a ser transitados cada vez con más frecuencia por intelectuales y por monjes de las principales religiones del mundo

Hacia el siglo XV, con el auge de la navegación y las nuevas rutas marítimas comerciales,fue languideciendo lentamente la importancia de la Ruta de la Seda como principal arteria comercial entre Oriente y Occidente.

Marco Polo

Marco Polo

Fue el primer europeo en recorrer la ruta. La celebridad de este viajero no se debe a su novedad, sino a la descripción del viaje y las maravillas narradas en su libro "Il Milione" (El millón), más conocido como Los viajes de Marco Polo o Libro de las maravillas.

La descripción de Marco Polo de la vida en la corte del emperador chino dejó maravillados a los europeos de la Edad Media. Hasta entonces, casi nadie sabía que en el otro extremo del mundo había una civilización tan magnífica.

Marco Polo afirmaba que sus palacios eran «tan grandes y tan fabulosos que resultaba imposible imaginarse arquitecturas de mayor belleza». En su interior había enormes y espléndidos salones, «todos pintados y adornados con oro batido».

Actualidad

El trayecto de la Ruta de la Seda abarcará un área habitada por casi la mitad de la humanidad

Con el objetivo de hacer realidad la nueva Ruta de la Seda que uniría los mercados chinos con los de tres continentes, el Gobierno de la nación asiática decidió crear un fondo para financiar la construcción de infraestructuras como la edificación y mejora de las vías férreas, carreteras y oleoductos en aquellas provincias claves para recrear el antiguo corredor comercial, por donde transitaban siglos atrás las mercancías de los antiguos reinos de Asia, Europa y Oriente Medio, se reedita la Ruta de la Seda.

La propuesta de la iniciativa fue presentada por el presidente Xi Jinping durante la celebración de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), celebrada en octubre de 2014. Este grupo tiene como miembros plenos a Chi­na, Rusia, Kazajstán, Uzbekistán, Tayi­kis­tán y Kirguizistán, y cuenta con la participación de cinco países observadores (India, Pakistán, Irán, Afganistán y Mongolia) y tres que se definen como “socios para el diálogo” (Bielorrusia, Turquía y Sri Lanka).

China pretende incluir ferrocarriles de alta velocidad y modernas autopistas. El corredor empezaría en China central y seguiría hacia el norte de Irán para luego dirigirse al oeste y continuar a través de Irak, Siria y Tur­quía hacia Europa, donde pasaría por Bulgaria, Rumania, la República Checa, Alemania y Países Bajos, y de ahí hacia el sur hasta Italia.

Precisamente en Italia este camino se uniría a una Ruta de la Seda marítima. Los barcos zarparían del puerto de Cantón, en el sur de China, y antes de dirigirse al estrecho de Malaca, entre la costa occidental de la península malaya y la isla indonesia de Sumatra, pasarían por varias ciudades costeras chinas. Desde la capital malasia, Kuala Lumpur, continuarían hacia la India y Kenia, doblarían el Cuerno de África, cruzarían el mar Rojo y e­n­trarían en el Mediterráneo. En Atenas harían una parada y finalmente las embarcaciones llegarían a su destino final, Venecia.

El cinturón económico impulsado por China comprendería un área que agrupa a casi la mitad de la humanidad y facilitaría el intercambio de recursos energéticos, tecnológicos y artesanales entre los pueblos que atraviesa.

Además de fortalecer los lazos económicos, comerciales y culturales entre regiones complementarias, el proyecto beneficiaría el de­sarrollo de las provincias más occidentales de China, así como contribuiría al crecimiento de Asia Central y de Oriente Medio.

Fuentes