Saltar a: navegación, buscar

La tentación de San Antonio (Dalí)

La tentación de San Antonio
Información sobre la plantilla
Dali.temptation-of-saint-anthony.jpg
Datos Generales
Autor(es):Salvador Dalí
Año:1946
País:Bandera de España España
Dimensiones:90 X 119,5 cm cm
Localización:Bruselas, Bandera de Bélgica Bélgica


La tentación de San Antonio, óleo realizado por el pintor español Salvador Dalí, de la corriente Artística del surrealismo. El cuadro describe, literalmente, las tentaciones en las que el hombre normalmente cae. Se conserva en Bruselas en el Musée Royaux des Beaux-Arts.

Características

La pintura muestra un elevado nivel de perfección técnica, donde lo mas importante es su sentido onírico. El autor sabiéndose altamente reconocido, parece buscar la provocación en su propia excentricidad.

Dalí era un pintor completamente simbólico, por tanto, cada figura que se encuentra en la obra tiene un significado encriptado.

Descripción

Bajo la proyección de un cielo azul claro, con discreto brillo del Sol, se puede observar en el extremo inferior izquierdo de la pintura a san Antonio Abad en un desierto, arrodillado y sosteniendo una cruz hecha con dos varitas para protegerse de las tentaciones que lo atacan, con el antiguo gesto del exorcismo. Estas son representadas por un caballo y una fila de elefantes, todos estos con sus patas alargadas de forma grotesca y cada uno cargando con una tentación.

San Antonio es representado como un mendigo, está desnudo y despeinado y se apoya sobre una piedra. Delante de él hay una calavera.

El cuadro describe literalmente las tentaciones a las que el hombre normalmente cae:

  • Ambición, representado con el caballo, el cual tiene sus pezuñas desgastadas y llenas de polvo.
  • Tentación, sexo, representado por la mujer sobre el primer elefante.
  • Avaricia, representados por los dos elefantes sobre los que hay una pirámide y una casa de oro y dentro de esta última, un busto de mujer lo aguarda.

Más atrás, otro elefante carga un altísimo monolito sobre su espalda. Detrás de este y sobre las nubes, hay un castillo.

En el paisaje desértico, se pueden observar dos figuras humanas, una sosteniendo una cruz y la otra dirigiéndose hacia ésta, también se observa, al fondo, la representación de un padre que lleva de la mano a su hijo. Un ángel blanco vuela sobre el desierto.

Las nubes grises en el cuadro, muestran las características cambiantes, los contratiempos que hay que cruzar, para alcanzar la espiritualidad.

Curiosidades

Este óleo fue el primero y único en donde Dalí participó en un concurso para una firma estadounidense de películas, la Compañía Loew Lewin. Muchos pintores surrealistas concursaron y quien se llevó el triunfo fue Max Ernst.

Fuentes