Saltar a: navegación, buscar

Leyendas y Tradiciones de Remedios (La gritona del Seborucal)

La Gritona del Seborucal
Información sobre la plantilla
La Gritona.JPG
Concepto:Leyenda

Leyenda La Gritona del Seborucal . Remedios es conocido como pueblo de leyendas y tradiciones esta es una de las leyenda que enriquece su historia, la historia que se menciona tuvo lugar en la época de corsarios y piratas.

Historia

Dice la historia que allá por el siglo XVII, época en que la villa era asolada frecuentemente por ataques de piratas y corsarios , vivía aquí una hermosa joven de cabeza singular entiéndase alta, esbelta, ojos negros , tes muy blanca y cabellera azabache, espesa y caída en revuelta cascada hasta los diminutos pies; en fin un ejemplar femenino casi celestial .En el año 1658 llegó a nuestras tierras el pirata francés Francisco Náu. ‘’El Olones’’ al frente de una partida de criminales los cuales habían dejado el caserío de la pobre muchacha más limpio que las claras aguas que brotan de los manantiales del ‘’Posito de Tesico’’ , la joven trató de escapar pero fue inútil pues para desgracia suya en el intento tropezó cayendo de bruces ante el mismísimo cabecilla de los piratas ,este al observar a la joven quedó prendado de ella decidiendo llevarla consigo y hacerla su amante. La desdichada muchacha que no quería ser convertida en una odalisca de la isla tortuga, se defendió con todas sus fuerzas del ataque rudo del capitán arañándole la cara y el pecho de este, quien ya desesperado y furioso, al no conseguir su objetivo ante tan valiente remediana, arrebató violento un hacha afilada a uno de los suyos y le cortó la cabeza a la muchacha en un descomunal talo. Se cuenta que el cuerpo de la víctima continuó avanzando rápidamente con la cabeza ensangrentada entre las manos tratando de situarla de nuevo en su lugar y así tuvo la fuerza necesaria para llegar seguido por su homicida y sus secuaces, hasta una furnia especie de pozo excesivamente profundo, situado en la zona de Seburucal, no lejos de Remedios, cuentan que en vano la siguieron ya que la leyenda se encargó de impedir que la desventurada muriera colocándose la cabeza en su lugar y funcionando sus signos vitales, sólo que permaneció como encantada en su subterránea morada; pero además, la rica imaginación popular le concedió también el don de abandonar su refugio 4 veces al año : el primer viernes de Enero, el viernes de Dolores, el viernes Santo y viernes anterior a la natividad de Cristo.

Algunos aseguraban que durante más de dos siglos la joven aletargada estuvo vagando por la villa a partir de las 12 de la noche, durante todas las madrugadas de los mencionados viernes de manera curiosa pues salía de la sepulcral residencia con la cabeza en la mano, daba una vuelta al pueblo siguiendo los quejidos, recorría las calles de norte a sur y de esta a oeste, se detenía en algunas esquinas, ponía la cabeza en su lugar sobre los hombros y comenzaba a emitir fuertes y cavernosos alaridos capaces de llenar de pavor a cualquier habitante, esta según se cree era la forma que tenía el fantasma de recordar a todos, el crimen ejecutado por el pirata en 1658, en este mismo pueblo.

La gritona, como pasó a llamársele al visitante de ultratumba, después de gritar en una esquina, volvía a tomar la cabeza entre las manos para más adelante repetir la escena, llegándose así a convertirse en el “coco”para los niños y el terror de la población en general. Al oír aquellos terribles lamentos los enfermos morían, las embarazadas abortaban, los perros aullaban melancólicamente, los pobladores se envolvían en sábanas como asolados y en cada uno de los hogares esta expresión de terror : ¡Dios nos asista, ahí viene la gritona de Seburucal!

Fuentes

  • Casa de Cultura de Remedios
  • Archivo de Historia
  • Leyendas y Tradiciones

Enlaces externos