Saltar a: navegación, buscar

Maine coon

Gato Maine Coon
Información sobre la plantilla
Mainecoon.JPG
Maine Coon es sobre todo un gato enorme. Los ejemplares machos pueden llegar a pesar 8 Kg y unos 4 ó 5 Kg las hembras.
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Carnívora
Familia:Felidae

Maine Coon es sobre todo un gato enorme. Los ejemplares machos pueden llegar a pesar 8 Kg y unos 4 ó 5 Kg las hembras. Pero conviene no dejar de lado su morfología la forma de la cabeza, su cuerpo, su típico pelaje y por supuesto su comportamiento tan particular.

Origen

Es la única raza nativa de Estados Unidos, del estado de Maine. Los granjeros de esta región los creen resultado de la cruza entre gatos domésticos y mapaches o gatos monteses. Sin embargo, la teoría más aceptada es que los gatos rusos de pelo largo y gatos de angora llegaron en barcos de Nueva Inglaterra, se cruzaron con gatos europeos domésticos y migraron hacia Maine, donde se adoptó la raza.

El Maine Coon es altamente valorado como cazador de ratas, aunque dejó esta función para pasar a ser un gran compañero en el hogar. La raza fue descubierta por primera vez en 1861 y aceptada hasta 1953.

Características

El pelo es grueso y afelpado, corto sobre los hombros y más largo en el estómago y los miembros posteriores y presenta un collar de plumas al frente, de textura sedosa. Su cuerpo es musculoso y tiene un pecho ancho. Los machos son más grandes que las hembras. Los miembros son medianos y fuertes con pies grandes, redondos y con muchas plumas entre los dedos. La cola es larga, ancha en la base y delgada en la punta con pelo largo y flotante.

La cabeza es mediana y ancha y el hocico cuadrado con nariz mediana. Los ojos grandes, anchos y ligeramente oblicuos pueden ser de diferentes tonos: verde, oro o cobre, azules o un ojo de un color y el otro de otro color. Las orejas son grandes, con plumas, anchas en la base y puntiagudas.

Los colores de la raza son: blanco, negro, azul, crema, tabby clásico, tabby mackerel, tabby plata, tabby rojo y tabby café.

El maine llega a pesar 14 kg; vocalizan sonidos similares al mapache, mueve la cabeza y parece que habla cuando acecha a una presa.

Le gusta chapotear en el agua y como dato curioso, bebe el agua con la pata. Le encanta situarse en lugares altos para observar todo su territorio y protegerlo.

Alimentos prohibidos para el gato

Debemos tener muy en cuenta el tipo de comida que damos a nuestros gatos, ya que existen una serie de alimentos que son extremadamente peligrosos para ellos. A continuación vamos a enumerar los principales alimentos tóxicos o desaconsejados para el gato.

Alimentación del gato

La alimentación es lo más importante para que nuestros gatos tengan una vida sana y equilibrada. Una causa común para padecer una enfermedad es la mala alimentación. Por supuesto, nuestros animales en este caso los gatos, deben tener una alimentación equilibrada y de alta calidad, para que disfruten de una vida sana y que le ayude a convivir con nosotros muchos años.

Ronroneo del gato

El ronroneo es esa especie de ronquido que emiten los gatos cuando están a gusto en determinadas situaciones. Los maine coon cuando ronronean hacen vibrar sus cuerdas vocales comprimiendo el diafragma que hace que se produzca ese sonido.

Instinto maternal

La actitud de la hembra maine coon desde el mismo momento del parto, es singular, pasa de ser una gata a ser una madre ejemplar.

Carácter

El carácter del Maine Coon es el de un gato apacible, tranquilo, con una excelente capacidad de adaptación. Aunque son muy cariñosos con toda la familia, suelen elegir a una persona por encima de los demás. Conviven perfectamente con niños y otros animales, gatos y perros. Tienen una gran capacidad de cazador debido a su origen rural y poseen una gran habilidad en sus patas, las cuales usan para comer, beber o coger cosas.

Patologías propias del Maine Coon

No suelen darse a menudo, pero está bien nombrarlas, para conocer mejor a esta raza de gatos y los problemas propios que pueden tener. Parásitos Los hombres y los animales cohabitan con otros organismos, en general de pequeño tamaño, que se benefician de ellos. Viviendo a sus expensas y sin darles nada a cambio, pasan desapercibidos o son extremadamente nocivos: estos son los parásitos. Aquí nombraremos los más comunes que suelen afectar a nuestros gatos.

Rinotraqueitis viral

Esta enfermedad, altamente contagiosa, es un complejo de dos virus y un hongo: el herpes felino y el calicivirus, (virus) y clamidia, (hongo). Estos tres organismos atacan principalmente las vías respiratorias altas de los gatos.

Rabia

Se trata de una zoonosis, (enfermedad que se transmite al ser humano). Esta enfermedad esta oficialmente erradica en España, pero al otro lado de nuestras fronteras no, así que por favor sigamos vacunando a nuestros animales.

Peritonitis infecciosa felina (PIF)

La causa de esta enfermedad es un coronavirus, el VPIF. Se trata de una infección gastrointestinal que trae como consecuencia una peritonitis.

Inmunodeficiencia felina

Está causada por el retrovirus FIV. Éste destruye poco a poco a los linfocitos T, (que son los responsables de la inmunidad), del gato infectado, disminuyendo de manera importante la capacidad de responder a otras enfermedades. La enfermedad puede estar latente en el organismo durante años, sin signos clínicos o desencadenarse del todo.

Leucemia felina

Infección producida por el FeLV (virus de la leucemia felina). Puede afectar a cualquier gato sin distinción de edad, sexo o raza, es una importante causa de mortalidad y morbilidad entre los gatos.

Panleucopenia infecciosa felina (tifus)

Se debe a un parvovirus muy resistente al medio exterior. Se trata de una infección grave y muy contagiosa. Actualmente es difícil encontrarse con casos de esta enfermedad en gatos domésticos, ya que se previenen con las pautas de vacunación. Aunque sigue siendo frecuente en gatos jóvenes callejeros o que no estén vacunados.

Fuentes