Saltar a: navegación, buscar

Monasterio de santa maría de souillac

Monasterio-abadía de Santa-Maria de Souillac
Información sobre la plantilla
Institución
Claustro souillac jc2.jpg
Antigua abadía benedictina situada en la comuna de Souillac, Francia.
Tipo de unidad:Religiosa
País:Francia
Dirección:Comuna de Souillac, en el departamento francés de Lot (Mediodía-Pirineos).

El Monasterio-abadía de Santa María de Souillac (o de Soulhac, en idioma occitano) es una antigua abadía benedictina situada en la comuna de Souillac, en el departamento francés de Lot (Mediodía-Pirineos). La misma abadía fue el origen del núcleo habitado.

Orígenes

El Monasterio-abadía tiene su origen en una donación hecha por el conde San Guerau de Aurillac, fundador del monasterio de Aurillac (Cantal), de unas posesiones que tenía en estas tierras. Aquella donación testamentaria hecha en el mismo año de su muerte constituyó el núcleo de una celda monástica que vio incrementado su patrimonio gracias a otras donaciones hechas por la nobleza. El lugar, dependiendo de Aurillac, inicialmente era conocido como la Asunción de Souillac, pero más adelante se cambió la advocación por la de Santa María. De acuerdo con el orden de la casa madre, Souillac era un establecimiento benedictino.

Al igual que la mayoría de los establecimientos monásticos, padeció los efectos de la guerra de los Cien Años (1337-1453), que incluso despobló las cercanías y se tuvo que repoblar (1447).

En el siglo XVI, la abadía pasó a estar gobernada por abades comendatarios, elegidos fuera de sus muros y a menudo con personajes vinculados al cenobio y que no residían. Otro episodio nefasto protagonizado por el cenobio fueron las guerras de religión (1562-1598), que lo afectaron gravemente. Todo el conjunto fue saqueado e incendiado, pero la iglesia pudo resistir los ataques.

En 1632, el abad Henry de la Mothe Houdancourt impulsó su reconstrucción, que debido a su complejidad se alargó hasta 1712. A final de aquel siglo, la abadía padeció los efectos de la revolución, los bienes fueron vendidos, los religiosos expulsados (1790) y la iglesia dedicada a la Razón.

La abadía recuperó sus funciones religiosas en 1801, pasando a constituirse en parroquia en 1803. Desde mediados del siglo XIX se trabaja en su restauración.

La iglesia

Todavía se conserva una maciza torre que pertenece a la primitiva iglesia de la época de la fundación (siglo X). La iglesia es un imponente edificio de nave única, con crucero. La nave se cubre por dos cúpulas rematadas por linternas, un tercera cúpula se encuentra el cruce de la nave y el transepto. La cabecera tiene una serie de ábsides poligonales, el central con tres absidiolos y los laterales simples. Buena parte de esta obra es producto de la restauración del siglo XVII.

Cabecera de la iglesia

Cuando la iglesia padeció los efectos de las guerras de religión, el edificio quedó muy afectado. Entonces, su portal se trasladó al interior, donde todavía se puede ver. Sobre la puerta se encuentra un gran relieve con una escena central dedicada al santo Teófilo el Penitente, que llegó a hacer un pacto con el diablo, pero que obtuvo el perdón de la Madre de Dios y acabó canonizado. A los lados, se encuentran las imágenes de san Benedicto y de san Pedro, también encontramos dos relieves de personajes: los profetas Isaías y Oseas.

Otro elemento de la portada es la columna del parteluz, empotrada a la derecha del portal. Se trata de una obra maestra de la escultura y presenta una maraña de personajes y animales fantásticos.

Fuente

http://www.monestirs.cat/monst/annex/fran/migdp/csolhac00.htm

http://www.tourisme-lot.com/es/517/6/0/PCU3159CDT460001/sit/detail/Abbatiale%20Sainte%20Marie/SOUILLAC

http://es.wikipedia.org/wiki/Abadía_de_Souillac

http://www.google.com.cu/search?q=Monasterio+de+Souillac,+imágenes&safe=active&biw=1024&bih=624&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ei=nHjeVJfqOePGsQTqzoGgCA&ved=0CB0QsAQ