Saltar a: navegación, buscar

Parroquia de Santa Catalina (Pedro Betancourt)

Parroquia de Santa Catalina (Pedro Betancourt)
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
Iglesia pb.jpg
Fundación:18 de junio de 1694.
Tipo de unidad:Parroquia
País:Bandera de Cuba Cuba
Dirección:Pedro Betancourt (Municipio), provincia de Matanzas

Parroquia de Santa Catalina (Pedro Betancourt). Fundada el 18 de junio de 1694, se dedicó a Santa Catalina Virgen y Mártir, Princesa de Alejandría, con fiesta pastoral el 25 de noviembre.

Fundación

Luego de la llegada de los colonizadores españoles al territorio que hoy ocupa el municipio matancero Pedro Betancourt (Municipio) y distribuidas las primeras tierras a través de mercedaciones en hatos, corrales y sitios de labor, se decide constituir una parroquia, la que se dedicó a Santa Catalina Virgen y Mártir, Princesa de Alejandría, con fiesta pastoral el 25 de noviembre.

El templo fue erigido en 1694 al este del actual pueblo, donde más tarde se estableció el caserío de Cobos. Se considera como fecha fundacional el 18 de junio de 1694, día en que comienza a funcionar el archivo parroquial con el bautizo de una niña nombrada Dorotea. Aun se conserva un libro en que aparece registrado este evento, que no es el original pero fue copiado de éste a mediados del siglo XVIII. Como dato curioso, este libro incluye los bautizos de diferentes etnias en un mismo tomo.

Traslado de la Parroquia

El lugar en que se ubicaba el templo inicial se hallaba próximo a la laguna nombrada Macuriges, la cual ocasionaba inundaciones en épocas lluviosas. Por otra parte, proliferaban molestos vectores en el lugar. La iglesia no se ubicaba en un pueblo, pues éste no existía y solamente se encontraban junto al templo la casa del párroco, el bohío de un arriero y una taberna.

Los feligreses debían trasladarse desde lugares distantes para asistir a los oficios religiosos. Ya fundada en 1825 la actual Cabecera Municipal, se decide el traslado hacia ésta, que tiene lugar en 1832. El templo es edificado de madera en una plaza en la que más tarde se edificaría un parque.

Actual edificación

Debido al deterioro progresivo del edificio de la Parroquia de Santa Catalina Mártir erigido en 1832, se determinó construirlo en mampostería, lo cual se llevó a cabo en 1858, quedando la obra terminada en 1859. El edificio contó con una alta torre con campanario y una gran nave central, rodeado por jardines. Tras el mismo existía un cementerio propiedad de la iglesia.

Modificaciones

La primera reconstrucción del edificio se remonta a 1927, cuando se renovó el mobiliario y se situaron nuevas campanas. El inmueble fue totalmente restaurado. En esta ocasión es traída la imagen de Santa Catalina que existe actualmente.

Otras imágenes que actualmente se encuentran en el lugar son de anterior adquisición, tal es el caso de la imagen de la Caridad del Cobre, que data de 1915. Las otras modificaciones sustanciales se remontan a 1955, cuando se añade al inmueble una construcción al fondo con características que rompen la estructura original.

Tradiciones locales

La historia de esta parroquia forma parte de las tradiciones del municipio Pedro Betancourt. Se mencionan las procesiones llevadas a cabo en Semana Santa, los días 8 de septiembre, fiesta patronal de la Caridad del Cobre y especialmente las procesiones los días 25 de noviembre, que recorrían el pueblo. Esta fecha también era utilizada para la realización de bailes en las sociedades de instrucción y recreo y se utilizó en 1939 para la inauguración de la sociedad Club Deportivo Tarafa.

En la actualidad

Con el paso de los años y la afectación de eventos meteorológicos, el edificio de la Parroquia sufrió daños considerables que obligaron la realización de una extensa obra de restauración. Esta obra se llevó a cabo rescatando antiguos elementos constructivos que con el paso del tiempo se habían eliminado. La obra está casi concluida y el inmueble forma parte del patrimonio local dado su estilo arquitectónico, su ubicación en el Centro Histórico Urbano y como parte insoslayable de la historia del territorio.

Fuentes

  • Archivos del Museo Municipal.