Saltar a: navegación, buscar

Partido Comunista de Rumania

Partido Comunista Rumano
Información sobre la plantilla
200px-Flag of PCR.png
Presidente/aGheorghe Cristescu; último Nicolae Ceauşescu
Fundación8 de mayo de 1921
Disolución22 de diciembre de 1989
Ideología políticaMarxista-Leninista
SedeBucarest
Organización juvenilUnión de la Juventud Comunista
PublicaciónLa Chispa

Partido Comunista Rumano (PCR). Partido de ideología Marxista-Leninista, fuerza política rectora de la sociedad rumana desde el 30 de diciembre de 1947 hasta 22 de diciembre de 1989. En sus inicios se llamó Partido Comunista de Rumania, en 1948, con la fusión con otros partidos de izquierda, pasó a llamarse Partido de los Trabajadores Rumanos y desde 1965, Partido Comunista Rumano.

Síntesis histórica

Fundado el 8 de mayo de 1921, entre los asistentes al Congreso de fundacion estuvieron: Ana Pauker, Gheorge Critescu, Elek Klobos, Dumitru Grofu, Constantin Gheorghian, Th. Iordachescu, Dumitru Stoiculescu, Stefan Benedec, Gheorghe Stoica, Petru Groza o Gheorghiu-Dej, Boris Stefanov y tantos otros.

Fue prohibido en julio de 1924, según las autoridades, por poner el peligro la seguridad del Estado, al fomentar la revueltas campesinas en Besarabia. En el año 1924 400 militantes fueron arrestados. Logro cinco escaños en las elecciones de 1931, a las que se presentó como la Unión de Campesinos y Trabajadores.

Fue disuelto en 1933 a raíz de una huelga de los trabajadores del sector ferroviario, a la que las autoridades respondieron con la implantación de la Ley Marcial, y como resultado de esta 200 de sus miembros quedarón arrestados.

Durante la Segunda Guerra Mundial una serie de organizaciones: la Liga del Trabajo, el Comité Nacional Antibélico, el Comité Nacional Antifascista y la asociación Amigos de la URSS, todas legales excepto la última, fuerón creadas a pesar de contar con poca influencia debido a la poca cantidad de miembros conque contaba el partido en esos momentos.

Después de la liberación del país por las tropas soviéticas en 1944, el número de militantes creció exponencialmente, lo que llevó a que en alianza con partidos de izquierda ganara en 1946 las elecciones de manera arrolladora.

En 1947 el primer ministro Petru Groza, que estaba al frente de un gobierno que incluía a los comunistas y los socialdemócratas entre otros, obligó al rey Mihail I a renunciar y proclamó la República Popular de Rumania, declarándose entonces la unidad política de todos los partidos de la coalición gubernamental en el PCR, que pasó a ser el partido guía dentro de la nueva sociedad socialista que se buscaba construir.

Gheorghe Gheorghiu-Dej fue presidente de Rumania y secretario general del PCR desde 1947. Éste dirigió el PCR y Rumania hasta 1965. En 1965 se elígió como secretario general del PCR y presidente de la República Popular de Rumania a Nicolae Ceausescu. A finales de los años sesenta el PCR se desmarcó paulatinamente de la URSS y del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS), entrando a veces en confrontación, si bien, también paulatinamente, el PCR se convertía en un instrumento de la familia Ceausescu para controlar el país y llevar adelante sus ideas.

Ya en los años ochenta, el PCR era un instrumento en manos del clan Ceausescu, y estaba anclado ideológicamente en una fe ciega en los miembros de esa familia. Nicolae Ceausescu se proclamó conducator (conductor, en rumano) e instauró un régimen donde se rendía culto a su personalidad.

Incapaz el PCR de albergar ningún mensaje crítico que pusiera en duda la tendencia regresiva del régimen de la familia Ceausescu y, a pesar de tener más de dos millones de afiliados, el PCR perdió todo contacto con la realidad y con la sociedad.

Si ya antes había rechazado la desestalinización impulsada por Nikita Jruschov, también rechazó los medidas de la perestroika y la glásnost, aplicadas por Mijaíl Gorbachov. Esto último hizo a Ceausescu merecedor de la Orden Karl Marx, otorgada por la RDA, en 1988 por su defensa del marxismo.

En noviembre de 1989 se celebró el XIV Congreso del PCR en la Sala Palatului de Bucarest. Éste a la postre sería su último congreso. En una muestra del alejamiento de la realidad que se vivía, se reeligió a Nicolae Ceausescu en sus funciones de Secretario General y se aprobaba su informe de gestión que planteaba una visión distorsionada de Rumania a nivel económico, político y social. También se plantearon unos planes para conseguir que Rumania en el año 2000 fuera uno de los países más desarrollados del mundo.

Esta era la antesala de lo que acontecería en diciembre de 1989, cuando la restauración capitalista terminó con el régimen existente y con la proscripción del PCR.

En su historia sus secretarios generales fueron los siguientes: Gheorghe Cristescu (1921-1924); Elek KöblÅ‘s (1924-1927); Vitali Holostenco (1927-1931); Alexander Stefanski (1931-1936); Boris Stefanov ; 1936-1940); Åžtefan Foris (1940-1944); Gheorghe Gheorghiu-Dej (1945-1954); Gheorghe Apostol (1954-1955); Gheorghe Gheorghiu-Dej (1955-1965) y Nicolae Ceausescu (1965-1989).

Relevo del PCR

El Partido se nutría de la Unión de la Juventud Comunista, organización de jóvenes de entre catorce y veintiséis años cuyo objetivo era formar los cuadros para el Partido y ayudar en la creación del hombre nuevo del Comunismo. Como escalon anterior de la Juventud estaba la Organización de Pioneros, para jóvenes de entre ocho y catorce años, y que fue parte de la Unión de la Juventud Comunista hasta 1966 (luego pasó a estar directamente bajo el PCR).

Para los niños de entre cuatro y siete años existía desde 1976 la Halcones de la Patria. Como organización de masas existían la Unión de Asociaciones de Estudiantes Comunistas de Rumania y rama infantil de ésta, la Unión de Asociaciones Escolares de Rumania.

Periodo postsocialismo

El joven ingeniero Virgil Zbaganu, tras el golpe de estado de diciembre de 1989, inicio el proceso desde 1990 de intentar reorganizar el PCR. La marea anticomunista de los medios de comunicacion financiados por los grupos facticos que habian tomado el poder no dieron credito a que este joven comunista, acompañado por un comité de reorganizadores, entre los que esta por ejemplo Gheorghe Apostol, intentara continuar el partido que había dirigido el estado rumano hasta el golpe de mano de los intereses extranjeros y de los de los que desde dentro siempre habian deseado solo poder, bajo un regimen comunista o bajo uno capitalista.

Lo que se truncó por su misteriosa muerte en 1992. De todas formas, la inscripción en el registro electoral de un partido comunista fue negada bajo el argumento de la Ley de Seguridad Nacional de 1991 (cuestionada por ser inconstitucional).

El 27 de marzo de 2010 se conformó el Comité de Reorganización del PCR, con el jurista Petre Ignatencu como presidente y el histórico dirigente comunista Gheorghe Apostol como presidente honorario, cuyo objetivo es lograr restaurar el normal funcionamiento del partido y atraer a quienes fueron miembros del mismo antes del 22 de diciembre de 1989 (día del derrocamiento de Ceausescu).

Fuente