Saltar a: navegación, buscar

Pelea de gallos

Pelea de gallos
Información sobre la plantilla
PeleaGEcured.JPG
Concepto:Es un Combate que se lleva a cabo entre dos gallos.
Peleas de gallos. Son el escenario para una Lucha o combate que se lleva a cabo entre dos individuos de una misma raza de aves que se conoce como Gallos finos de combate o “aves finas de combate”.

Historia de las peleas de gallos

La historia de las peleas de gallos se remonta la época antes de Cristo. Sin embargo, antes de que se convirtiera en un deporte, el gallo, era visto como un ave admirable, respetado por el hombre. El gallo de pelea era tema de adoración religiosa. Según Diodorus Siculus, los antiguos Sirios adoraban al gallo de pelea. Los Griegos y Romanos antiguos asociaron al gallo de pelea con los dioses Apolo, Mercurio y Marte.

Magallanes indicó que en Borneo, el ave era tan sagrado que nadie podía comer de la carne.

En Canara del Sur, el gallo alejaba los demonios malvados. En Sumatra, el gallo era adorado, templos fueron construidos en su nombre, y rituales realizados en su honor. Se celebraban peleas de gallos en los templos y el gallo que perdía la batalla era preparado para ser presentado a los dioses. El ave se colocaba en uno caldero de oro, empapado en especias. Entonces su cuerpo era quemado en el altar y las cenizas colocadas en una Vasija o en una Urna de oro.

La historia de las peleas de gallos es incierta, no se sabe con certeza cuando se convirtió en un deporte oficial. En los tiempos antes de Cristo, hace aproximadamente 3000 años durante los tiempos de los Fenicios, Hebreos y los de Canaan las peleas de gallos ya eran popular. Criando gallos para pelear en un ruedo era considerado un arte y negociar los mismos era provechoso. En Egipto, en la época de Moisés, las peleas de gallos era un pasa tiempo preferido. A la altura de la civilización griega, Temistóceles, general que se preparaba para combatir a los Persas invasores. Decidió llevar a cabo una pelea de gallos la noche anterior a la batalla para inspirar a sus hombres demostrándoles la natural valentía del gallo de pelea. Los comerciantes persas disfrutaban mucho apostar a los gallos. Traían consigo a las aves para jugarlos en los mercados y centros donde negociaban.

En el primer siglo después de Cristo, Julio César introdujo a Roma el deporte de las peleas de gallos. Fue el primer ciudadano Romano entusiasta del deporte. Cesar introdujo también las peleas de gallos en Inglaterra. En el siglo XVI, las peleas de gallos prosperaban en Inglaterra. Durante la época del rey Enrique VIII, se llevaban a cabo peleas en el palacio de Whitehall. El juego se convirtió en un deporte nacional a tal punto que ciertas escuelas les fue requeridas enseñar a los estudiantes sobre las peleas de gallos, tales como crianza, traqueo y condicionamiento del gallo. Durante el tiempo de más popularidad, el mismo clero las patrocinaba. Los patios de las iglesias y el interior de las mismas fueron utilizados como arena para las celebrar peleas. El deporte declinó en Inglaterra durante el reinado de la Reina Victoria en el siglo XVII, cuando prohibió las peleas con un decreto real. En las Islas Británicas, aún existe una casta de gallos de Pyles de Charles II que son muy cotizados por criadores.

En Gaul antiguo, las peleas de gallos fueron traídas de alguna manera al país por caravanas que viajaban, por los que regresaban de Roma o del este. Durante la edad media en Francia, las peleas de gallos eran muy populares. Eventualmente, Francia adoptó el gallo de pelea como emblema nacional. Hoy, las peleas de gallos han pasado a la clandestinidad.

En España las peleas han existido por más tiempo. Las teorías señalan a los viajantes fenicios o los Moros conquistadores. Hoy, las peleas de gallos son un deporte popular en Bilbao, Oviedo, Madrid, Barcelona y Valencia.

En los Estados Unidos, famosos presidentes eran amantes del juego; George Washington, Thomas Jefferson, Andrew Jackson, y Abraham Lincoln. Era socialmente aceptable y alentaba a un caballero tener su crianza de gallos y ser un experto en el deporte. Hubo un momento cuando la Casa Blanca se convirtió en centro para la celebración de peleas de gallos. Incluso fueron sostenidas en los cuartos del comité del presidente. Las peleas de gallos declinaron cuando la guerra civil comenzó.

Características

Normalmente se lleva a cabo en un reñidero, arena, ruedo, redondel, palenque o coliseo, donde el ave que demuestra mejores cualidades en el combate se declara como ganadora, para ello debe dejar a su adversario inhabilitado para seguir peleando. En algunos casos hay gallos con "poca casta" que huyen de la pelea al estar heridos, en cuyo caso pierden el combate o la pelea. En la mayoría de los casos se realizan apuestas sobre el resultado de la contienda.

Según sus detractores la finalidad principal de las riñas de gallos es en muchos casos el dinero de las apuestas. Señalan también que en la naturaleza sus combates rara vez resultan en heridas pues antes de morir huyen, posibilidad que en una pelea de gallos se les niega pues han de pelear por 12 minutos ó hasta que uno de los dos, o ambos, mueran. Añaden que, si no son criados y entrenados con la finalidad de combatir, estos animales no atacan con tanta fiereza; y pocos piensan que, para que se comporten como cualquier deportista que desarrolle sus habilidades con tanta agresividad, se les llega a suministrar drogas tanto legales como ilegales, como estricnina, cafeína, anfetaminas y epinefrina. Las aves finas o de combate son criados bajo normas de vacunación, alimentación y cuidados especiales para lograr un desarrollo físico ideal y los de mejores cualidades para la riña se someten a un acondicionamiento físico entrenamiento, para llegar a su encuentro en el ruedo, cancha, coliseo, etc.

Las riñas de gallos son equipadas con espolones artificiales de plástico, carey, hueso de pescado, acero, en algunas regiones y en ocasiones, etc. que permiten que las aves puedan herir a su oponente más fácilmente que con sus espolones naturales. En otras variaciones de riña, los espolones naturales son cubiertos con una envoltura de tela o cuero para prolongar el combate. La riña sin espolones artificiales o sin envoltura en los mismos se le denomina como pelea a "talón desnudo". Otra modalidad de arma en la riña de gallos, es la utilización de navajas en las patas del animal, con medidas y formas variables (desde 1/4 pulgada hasta 4 pulgadas), suplantando de este modo, a su arma natural de pelea.

Los Gallos Cubanos

La afición a las peleas de gallos es algo que los cubanos practican desde tiempos de antaño. Cuando a finales del siglo XIX el ferrocarril ya se encontraba funcionando, para limitar el exceso de equipaje a cada pasajero se les permitía llevar una sola maleta y su gallo de pelea bajo el brazo.

Como los gallos de pelea eran caros, entonces los muchachos comenzaban su afición con los Kikiris. No son tan grande como el gallo inglés, o fino, pero uno que otro hace un buen papel.

Características de los gallos de pelea

  • Velocidad vertiginosa desde el momento que sienten cerca a su rival.
  • No requieren de la mordida para direccionar su tiro (por lo menos al los primeros contactos).
  • Movimientos explosivos, vaciándose casi por completo en cada tiro (arrebatidas)
  • Cortan con la pata izquierda (donde se coloca siempre la navaja).
  • Pegan la mayoría de sus envíos en el pecho, costillas, piernas, y muy pocas veces en el cuello y cabeza.
  • No tienen fondo, es decir se hieren rápidamente vaciando su condición física y su pelea dura muy poco tiempo.

Los fortachones de la especie, los tozudos y empecinados que no siendo los más inteligentes resuelven sus peleas con voluntad y fuerza bruta. Son por lo regular gallos de origen asiático, casi derechos en su forma de pararse, con una caja torácica muy compacta, las alas pequeñas y recogidas, bien pegadas al cuerpo, la cabeza redonda y de buen tamaño, el cuello muy largo y ancho, las patas son cuadradas, la cola es de "chorro" etc. La forma de pelea de estos gallos es casi en su mayoría de constantes empujones de pecho y cuello, son un tanto cuanto reguindones (que muerde y no tira), los bombazos que que tiran cada vez que lo hacen son de tal potencia que llegan a romperse los cuellos. La pelea es lo que nosotros llamamos "sorda". Estos gallos también tienen fondo y una resistencia física increíble, pegan también en la zona del cuello a la cabeza, además de que son muy sanos y resistentes a las enfermedades.

Tipos de gallos de pelea

Hoy en día existen muchos tipos de gallos de pelea, cada uno con sus características que lo hacen ser único en su especie. En México existen muchas formas de pelear a los gallos, sin embargo nunca está por demás explicar un poco acerca de las funciones que tiene dentro de la sociedad.

Desde la antigüedad han existido los gallos de pelea, sin embargo en México tienen un impacto fundamental ya que en la época de la revolución dichos eventos funcionaban como símbolo del honor y de la hombría, con el paso del tiempo, el hombre fue modificando las razas, haciendo cruzas de gallos de pelea con el fin de obtener un animal con las características ganadoras.

Claro que han existido animales con características formidables sin embargo no hay que olvidar que dichas características no solo las proporciona el hombre con la inteligencia al cruzar los animales, pues también son propias de la naturaleza.

Ahora bien, es importante mencionar algunas de las cruzas que han resultado bien durante los combates. Una de las que mejor resultó fue cruzar un gallo español con una Gallina de Monte, ya que la certeza en los golpes del gallo español y la agilidad y agresividad de la gallina de monte hacen una combinación en donde se obtiene mayor movilidad de los gallos de pelea, al mismo tiempo que se incrementa el número de golpes por asalto.

Es importante recalcar que entre más números de golpes tire el gallo de pelea, más posibilidades se tiene de que salga victorioso y con vida. Claro está, que la preparación es fundamental para cosechar buenos resultados, sin embargo siempre es bueno tener un Animnal que responda en el combate.

Fuente