Saltar a: navegación, buscar

Polipectomía endoscópica

polipectomía colonoscópica
Información sobre la plantilla
Polipectomia1.jpg

Polipectomía colonoscópica:Es la extirpación por vía endoscópica de pólipos pediculados o sésiles.

LO QUE USTED DEBE SABER

Los pólipos colorectales son bultos pequeños de tejido en el forro del colon (intestino grueso) y recto. Los médicos utilizan un ámbito e instrumentos pequeños para extraer los pólipos. Un ámbito es un tubo delgado y flexible con una luz y una cámara pequeña en su extremidad.

Material

Asas de polipectomía. Son de alambre de acero trenzado, de diferentes formas y tamaños, generalmente de un solo uso. El asa de polipectomía estándar tiene 6 cm de longitud de asa y 3 cm de ancho, y el asa más pequeña está disponible en las medidas de 3 x 1 cm. El diámetro del alambre es importante ya que un asa de alambre fino cortará el pólipo más rápido (con menos tiempo para realizar una coagulación adecuada) que un asa con alambre más grueso. Antes de su utilización, debemos comprobar la apertura y cierre correctos de la misma. Se abren hasta unos 2 o 3 cm de diámetro y tienen una funda aislante que termina en un mango, que permite un cierre gradual y controlado1-3. Tipos de asas: – Forma: oval, redonda, hexagonal, en media luna y asimétrica (fig. 1). – Tamaño: mini (11-13 mm de ancho, generalmente para pequeños pólipos tratados con asa fría). Varios tamaños entre 11 y 33 mm. – Especiales: con púas (para sujetar el tejido, evitando su deslizamiento entre el asa en pólipos sésiles); rotatorias; combinadas con aguja de inyección; pediátricas con una funda más estrecha, para canales de 2,3 mm

RIESGOS

• Una polipectomía colonoscópica podría causar que presente disminución del latido cardíaco, disminución de la presión arterial o aumento de sudoración. Usted puede presentar dolor o sangrado conforme el endoscopio pasa por el interior de su colon y después de su cirugía. Usted podría presentar sangrado o una quemadura en la pared de su colon por la remoción de sus pólipos. Su colon podría perforarse debido al aumento de presión del endoscopio o por los instrumentos utilizados. Esto podría causar que el contenido intestinal salga del colon hacia su abdomen. Si esto sucede, usted necesitará permanecer en el hospital y tener cirugía de colon. • Sin la cirugía, sus signos y síntomas podrían continuar y empeorarse. Los pólipos colorectales que no son extraídos podrían desarrollar cáncer, lo cual podría causarle problemas más graves.

Complicaciones

A pesar de su correcta realización, no está exenta de riesgo de complicaciones (principalmente perforación de colon y/o hemorragia), lo que ocurre aproximadamente 1/100 exploraciones, precisando tratamientos complementarios e incluso necesidad de cirugía urgente, existiendo un riesgo (mínimo pero real) de posibilidad de mortalidad, en caso de aparición de las mismas.

  • Hemorragia. Es la complicación más frecuente (1-2 %). Es más habitual en caso de pólipos de gran tamaño o con pedículo grueso, o en pacientes de edad avanzada. Puede ser de dos tipos: inmediato y tardío (hasta 2 semanas después). En la mayoría de las ocasiones de sangrado inmediato se puede conseguir una hemostasia eficaz, en el mismo momento, mediante diversas medidas endoscópicas. Si existe pedículo remanente, se debe tratar de enlazarlo haciendo presión con el asa durante unos minutos. Si al soltar reaparece el sangrado, puede intentarse la aplicación de pequeños pulsos de corriente de coagulación con el asa cerrada, pero sin seccionar. En otros casos en que queda un remanente del pedículo, se puede enlazar con un endoloop o uno o varios clips . Si no puede cogerse el pedículo se usa la inyección de adrenalina diluida o la termocoagulación con electrodo bipolar (BICAP) o de coagulación por argón.
  • Perforación. Es la complicación menos frecuente pero de mayor morbimortalidad. Ocurre sobre todo después de extirpar lesiones sésiles grandes, más aun si son submucosas y si están localizadas en el colon derecho, que tiene la pared más delgada. El tratamiento es quirúrgico, aunque en casos de presentación insidiosa y tardía, por perforación pequeña, pueden autolimitarse con un tratamiento semejante al del síndrome de pospolipectomía, sujetos a estrecha observación. En algunas situaciones puntuales, la perforación puede resolverse endoscópicamente mediante la colocación de clips

Alternativas

La alternativa para la polipectomía endoscópica de un pólipo que precisa ser extirpado, es la extirpación quirúrgica, ya sea por vía laparoscópica laparoscopia o por cirugía abdominal convencional laparotomia.

Fuentes