Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DEL MUNDO/2017-02-28

Derecha sueña con el neoliberalismo causante del Caracazo hace 28 años

CARACAS, FEBRERO 27 (AVN).- En el 1989, el entonces presidente, Carlos Andrés Pérez (CAP), anunció un conjunto de medidas neoliberales acordadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que sumieron al pueblo en la pobreza, y ocasionaron el estallido social del 27 de febrero, conocido como "El Caracazo", en el que el pueblo fue reprimido y masacrado por los cuerpos de seguridad del Estado.

28 años después de estos sucesos, sectores de la derecha -que fueron privilegiados por el Gobierno de Pérez- ejecutan acciones desestabilizadoras para tratar de derrocar a la Revolución Bolivariana, y aplicar medidas de corte neoliberal que tienen como objetivo eliminar las misiones sociales y disminuir el papel del Estado en la atención de las necesidades del pueblo.

Empresarios y actores políticos confabulan junto con el FMI y el Banco Mundial (BM) para cercar económicamente al Estado, con el fin de hipotecar los recursos energéticos de la nación, para servir a los intereses imperialistas.

Lorenzo Mendoza, representante de la derecha venezolana y dueño de Empresas Polar, en una conversación telefónica con el también empresario Ricardo Haussman,y ex ministro en el segundo gobierno de CAP, le asegura que él y su grupo de aliados son los únicos que pueden desarrollar las medidas contra el país que implica la "receta" del FMI, y entre las que figuran la privatización recursos y servicios básicos, recortes a la inversión social y congelamiento de salarios.

En un audio revelado por el diputado del Bloque de la Patria, Diosdado Cabello, se plantean las condiciones para negociar un préstamo superior a los 50 mil millones de dólares, por parte del FMI; y 11 mil millones de dólares adicionales, a cargo del BM.

Incluso, durante las pasadas elecciones presidenciales del 2013, los pre candidatos de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) suscribieron un documento en el que se develó la intención de destruir el papel regulador y protagónico del Estado, para favorecer a los grandes monopolios; propiciar la "autonomía" del Banco Central de Venezuela, para subyugarlo al control de las entidades financieras internacionales.

El texto contempla liberar el precio de la gasolina, los productos básicos, las tarifas de servicios públicos y el transporte público; eliminar los aportes a las misiones sociales y cambiar el rumbo la política petrolera soberana y nacionalista, lo que rememora al paquetazo de CAP del 1989.

TRAICIÓN AL PUEBLO

Durante su campaña de "El Gocho pal' 88" , Pérez prometió regresar al estado de bonanza económica que caracterizó su primera administración (1974-1979), conocida como la "Venezuela Saudita" por el flujo de dólares provenientes de la nacionalización de la industria petrolera y del hierro.

Aunque había asegurado al país que "no pueden haber ajustes en lo económico, cuyos efectos sólo se sientan en los grupos de menores ingresos" y que el FMI no impondría condiciones a Venezuela; la situación del país había ido empeorando paulatinamente con la baja de los precios del petróleo, la devaluación de la moneda y los altos niveles de inflación y deuda externa.

Contrario a su promesa electoral, las medidas implementadas por el mandatario adeco incluyeron la liberación de los tipos de cambio, la disminución progresiva de la protección de las industrias, la desregulación de los precios, la disminución (hasta llegar a la reducción) de los subsidios, así como la privatización de las empresas públicas, bajo medidas de corte neoliberal a favor de la disminución de las competencias del Estado.

Para poder acceder a un préstamo del FMI por un monto de 4 mil 500 millones de dólares en los siguientes tres años, y de otros 21 mil millones para los próximos 7 años, CAP debió aplicar el "paquetazo", llamado por sus asesores como el "Gran Viraje", que incluyó el aumento de 14 derivados del petróleo y, en especial, el de la gasolina, que registró el 26 de febrero del 1989 un alza promedio de 94%, generando además, un incremento de 30% en las tarifas del transporte urbano.

Los transportistas consideraron que el aumento debía ser de al menos 70%, y la Cámara del Transporte convocó un paro para el lunes 27 de febrero como medida de presión. Ese día intentaron imponer sus tarifas.

El resultado fue un estallido popular que en principio fue contra las unidades de transporte y luego se extendió, como reacción también ante una ola de acaparamiento y especulación en los principales rubros alimenticios.

Las protestas se iniciaron en Guarenas, estado Miranda, y en el área metropolitana de Caracas y La Guaira, además de Aragua, Carabobo y Mérida. Al final hubo revueltas populares en casi todos los estados país, a excepción de Cojedes, Nueva Esparta, Delta Amacuro y Amazonas.

Convoca partido comunista ecuatoriano a pacto democrático por la vida

QUITO, FEBRERO 27 (PL).- El Partido Comunista Ecuatoriano (PCE) convoca hoy a todos los ciudadanos y organizaciones de este país sudamericano a unirse en un pacto democrático por la vida y el respeto a las diferencias.

Esta iniciativa es parte de la lucha por defender las conquistas alcanzadas en los 10 años de revolución ciudadana, liderada por el presidente, Rafael Correa, explicó en entrevista con Prensa Latina el secretario general del PCE, Paul Almeida.

"El proyecto es un llamado cívico resultante de una resolución adoptada esta semana por el Comité Ejecutivo del PCE", precisó.

"Desde hoy nos declaramos en defensa de la gratuidad de la educación, en defensa de la gratuidad de la salud, de la igualdad de oportunidades, independientemente de la etnia, la nacionalidad, del pueblo, de la condición socioeconómica, de todos los logros y avances democráticos la Constitución de Montecristi", aseguró.

Según especificó, se trata de proteger la democracia ante los ataques en redes sociales por parte del movimiento CREO y su representante en las urnas Guillermo Lasso, contra las regiones y personas que votaron por el oficialista Lenín Moreno para presidente.

"Esas actitudes son realmente crímenes de odio que deberían procesarse judicialmente (...), un fascismo que acaba de sacar sus primeras garras y contra eso vamos a luchar", enfatizó.

La condena de Almeida y del PCE al exbanquero Lasso y su formación política, responden a mensajes irrespetuosos enviados a través de Twitter a habitantes de Manabí, provincia afectada por el terremoto del 16 de abril del 2016, por respaldar mayoritariamente al gubernamental Alianza PAIS y a Moreno en las elecciones generales realizadas el 19 de febrero pasado.

"En primera o segunda vuelta vamos a vencer, porque el ecuatoriano humilde, con dignidad, no va a votar por un banquero para que sea presidente", dijo sobre el balotaje que se realizará el venidero 2 de abril entre los dos aspirantes más votados en el ejercicio comicial inicial.

Los sufragios concluyeron con la victoria de Moreno con un 39,3% de papeletas, pero al no llegar al mínimo de 40 puntos porcentuales requeridos por ley, será necesaria la segunda ronda.

A su juicio, en la revolución ciudadana hay que cosas que se deben revisar y profundizar, pero el resultado de las elecciones convoca a mantener la mano tendida, como ha dicho Lenín Moreno, sin perder jamás el rumbo revolucionario y de izquierda del proceso en curso.

Sobre las acciones post-comicios de la derecha, consideró los llamados de la oligarquía como irresponsable, al igual que algunos medios de comunicación, los cuales intentan posicionar esos actos como una reacción ciudadana, cuando es solo de una parte minúscula donde no está el pueblo.

"Desde las fuerzas de izquierda revolucionarias nos mantenemos en que lo primero es evitar confrontación entre ecuatorianos. Nadie quiere la guerra civil, ni la inestabilidad democrática del país, que es a lo que nos quieren conducir ciertos sectores", agregó.

En ese sentido estimó que la postura de Lenin ha sido adecuada, coherente y fundamentalmente responsable, porque incluso siendo los perjudicados por las inconsistencia se sigue hablando de paz, tranquilidad y respeto de la institucionalidad.

Entre las actividades inmediatas del PCE de cara al balotaje mencionó dar a conocer con entendimiento absoluto el plan de gobierno de candidato y sobre todo la verdad del programa de Guillermo Lasso, que para nada representa a la mayoría.

Hablar con la gente, activar estrategias comunicacionales, participar en espacios de concentración política y de masa, así como promover un gran frente político ciudadano, con todas las organizaciones a favor de la democracia en distintos frentes, es parte de la iniciativa.

"El triunfo de Lenin Moreno no será de Alianza PAIS, sino de la democracia, de los intereses mayoritarios del pueblo, de la constitución de Montecristi y en la segunda vuelta habrá mayor legitimidad", advirtió.

Almeida reiteró que el pacto democrático implica respetar la institucionalidad, usar herramientas de participación ciudadana, evitar la violencia, condenar actitudes fascistas y discriminatorias, y crímenes de odio.

En su criterio, a ese gran llamado, el cual circulará en las redes sociales para promover adhesiones, deberían sumarse a nivel institucional las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, partidos de oposición y los que apoyan la democracia, como única forma de respetar la constitucionalidad y a las instituciones.

La letra pequeña del plan migratorio de Trump

WASHINGTON, FEBRERO 26 (EFE).- El Gobierno de Donald Trump ya ha comenzado a dar forma a un agresivo plan migratorio destinado a acelerar la deportación de inmigrantes y que en su letra pequeña incluye arbitrariedad, inexactitud e incluso un potencial riesgo para la seguridad del país, según expertos consultados por Efe.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), encargado de la política migratoria, publicó esta semana dos documentos sobre cómo las fuerzas del orden deben de interpretar las órdenes ejecutivas que proclamó Trump el pasado 25 de enero para acelerar las deportaciones y crear un muro entre México y Estados Unidos.

Los analistas coinciden en que las nuevas directivas confieren un gran poder a las fuerzas del orden, que ahora podrán pedir documentos, detener y deportar casi a cualquier indocumentado.

"Las directivas harán nuestro sistema de adjudicación de visados menos preciso, nuestro sistema de detención de inmigrantes será más peligroso y, en general, el sistema migratorio será más arbitrario e inhumano", consideró Margo Schlanger, antigua directora de la oficina de derechos civiles del Departamento de Seguridad Nacional.

Aunque el plan es muy agresivo con los inmigrantes, los expertos advierten de que Trump por sí solo no podrá sacar adelante algunas de las medidas porque necesita la colaboración del Gobierno de México y la aprobación de nuevas partidas de gasto por parte del Congreso para, por ejemplo, contratar a 15 mil nuevos agentes.

El experto del grupo progresista Center for American Progress, Tom Jawetz, cree que el aspecto más preocupante del plan migratorio de Trump es que borra la categoría de "prioridades de deportación" y pone al mismo nivel a los once millones de indocumentados que se calcula que viven en el país.

Durante los dos últimos años del Gobierno del presidente Barack Obama las deportaciones se dirigieron contra aquellos condenados por delitos graves y no contra los indocumentados que viven en el país desde hace décadas, contribuyen a la economía y tienen, por ejemplo, hijos con nacionalidad estadounidense.

Bajo las nuevas reglas, las autoridades pueden deportar a cualquiera que haya cometido un delito menor, por ejemplo, por saltarse un semáforo o exceder un límite de velocidad.

De hecho, según consta en las directivas, los agentes podrán deportar a cualquiera que sea un "riesgo para la seguridad nacional" o que haya "abusado" de cualquier programa de subsidios sociales.

En las nuevas directivas migratorias, también se incluye la posibilidad de presentar cargos criminales o expulsar a los padres que paguen a un coyote (traficante de personas) para que ayude a sus hijos a cruzar los desiertos y ríos que separan a Estados Unidos de sus países de origen, especialmente, en Centroamérica.

"Independientemente de los deseos de reunificación familiar, o las condiciones en otros países, el contrabando o el tráfico de niños extranjeros es intolerable", determinó el Gobierno esta semana.

Otra de las ideas más polémicas de EEUU es la expulsión a México de los inmigrantes indocumentados de cualquier nacionalidad para que tramiten sus peticiones de asilo desde territorio mexicano y comparezcan ante las cortes estadounidenses por teleconferencia, una idea que ya ha rechazado el Gobierno mexicano.

En sus nuevas normas, además, el Ejecutivo resucita los programas de cooperación entre la policía local y las autoridades migratorias, una propuesta que ya se topó con el rechazo frontal de las "ciudades santuario", unas 300 en Estados Unidos y donde las autoridades protegen de la deportación a los inmigrantes.

Líderes de estas ciudades santuario, como el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, han asegurado que sus ciudades seguirán siendo un "santuario" y alertan de que podría haber un aumento de criminalidad en EEUU si los inmigrantes dejan de colaborar con las fuerzas locales por miedo a ser deportados.

El rechazo a las ideas de Trump también ha surgido entre antiguos jefes de las agencias gubernamentales encargadas de la seguridad fronteriza, como Julie Myers Wood, que dirigió la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) durante parte de la Presidencia de George W. Bush.

Wood cree que algunos de los puntos de las nuevas directivas podrían ser ilegales y menciona, por ejemplo, la posibilidad de que se vulnere el derecho a la defensa de los inmigrantes sometidos a las llamadas "expulsiones aceleradas", aquellas en las que los inmigrantes son deportados sin comparecer ante un juez.

El Gobierno de Bush estableció que podían ser deportados de manera expresa aquellos que habían llegado a EEUU en los últimos 14 días y se encontraban a 100 millas (160 kilómetros) de la frontera.

Ahora, el Gobierno de Trump permite deportar a aquellos que no puedan probar que han residido en EEUU durante los últimos dos años.

En opinión de Cristina Fernández de la Universidad de Yale, las nuevas normas de Trump esta semana han servido para comenzar el famoso muro entre México y Estados Unidos sin ladrillos ni cemento, pero con una "espeluznante" expansión del poder de las fuerzas encargadas de aplicar las leyes migratorias.

Presidente estadounidense habla de "frontera abierta"

WASHINGTON, FEBRERO 24 (AP).- El presidente estadounidense Donald Trump dijo el viernes que Estados Unidos provee seguridad otras naciones, al tiempo "que dejamos nuestra propia frontera abierta. Todo el mundo puede entrar. Pero no se preocupen, vamos a poner un muro. Vamos a sacar a la gente mala de este país".

LA REALIDAD: Su afirmación sobre una frontera abierta es falsa. El número de arrestos por cruces fronterizos ilegales, la mejor manera de medir cuántas personas tratan de cruzar ilegalmente, sigue a su nivel más bajo en 40 años. El gobierno federal durante las presidencias de George W. Bush y Barack Obama amplió aproximadamente al doble la cantidad de agentes de la Patrulla Fronteriza en el último decenio.

En enero, 16 mil 643 personas fueron deportadas, una baja respecto a las 20 mil 395 de diciembre, pero similar a las cifras mensuales a inicios del 2015 y el 2016.

Este mes, funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional dijeron que 680 personas fueron arrestadas en una operación de una semana para encontrar y detener a inmigrantes delincuentes que viven ilegalmente en Estados Unidos. Tres cuartas partes de esas personas habían sido condenadas de delitos, dijo el secretario de Seguridad Nacional John Kelly. El resto no.

Esa redada fue planeada antes que Trump asumió la presidencia y ha sido descrita alternativamente como una operación de rutina y un indicio de su promesa de combatir duramente la inmigración ilegal.

Operaciones similares durante el gobierno de Obama arrojaron miles de arrestos.

Trump promete modernizar e impulsar al ejército, de hecho continua políticas de Obama

NATIONAL HARBOR WASHINGTON, FEBRERO 24 (REUTERS).- El presidente Donald Trump dijo el viernes que pedirá un gran presupuesto para llevar adelante una de las "mayores modernizaciones militares en la historia" de Estados Unidos, en un acto de marcado tono nacionalista ante activistas conservadores.

Trump habló ante la Conferencia de Acción Política Conservadora, una organización que fue de las primeras en respaldarlo al inicio de su campaña presidencial.

El mandatario delineó planes para fortalecer al Ejército, que ya es la fuerza más poderosa del mundo, y otras iniciativas. Pero, como de costumbre, dio pocos detalles de cómo llevará adelante sus propuestas.

Trump dijo que quiere modernizar al Ejército, tanto en su capacidad defensiva como ofensiva, y dijo que pedirá fondos para que la fuerza sea "mejor, más grande y más fuerte que nunca antes".

"Con suerte nunca vamos a tener que usarla, pero nadie se va a meter con nosotros. Nadie. Esta será una de las mayores modernizaciones en la historia", destacó el republicano.

Su discurso se basó en ideas de fuerte tono nacionalista y se enfocó en promesas para impulsar la economía estadounidense con cambios a los tratados comerciales y las regulaciones y un impulso a la producción de energía.

Nueva York: piden a escuelas que protejan a niños inmigrantes

NUEVA YORK, FEBRERO 27 (AP).- Las autoridades neoyorquinas recordaron el lunes a las escuelas del estado que agentes de los servicios de inmigración no pueden llevarse a un estudiante inmigrante o interrogarle sin consentimiento de los padres y que si piden información sobre el menor es necesario consultar con abogados.

El recordatorio, dijeron, se debe a las recientes detenciones de inmigrantes que viven ilegalmente en el país por parte de los Servicios de Inmigración y Control de Aduanas y al "miedo y la confusión" que estos arrestos han generado.

"Nuestras aulas deben ser un lugar seguro para todos los niños", asegura en la carta el fiscal general de Nueva York Eric Schneiderman y la comisionada de educación del estado MaryEllen Elia.

El documento de tres páginas indica que niños que se encuentran ilegalmente en el país tienen derecho a acudir a las escuelas públicas y no se les puede pedir documentos que revelen su estatus migratorio, como números de la seguridad social. Agentes de servicios de inmigración tampoco pueden sacarlos del recinto escolar o interrogarles sin consentimiento de los padres excepto si se ha cometido un crimen, asegura la carta. Cualquier pedido de información sobre el menor debe consultarse antes con un abogado o los encargados del distrito escolar, aunque es ilegal cumplir con solicitudes de este tipo cuando son hechas por agentes de inmigración, señala el documento.

El presidente Donald Trump firmó recientemente órdenes ejecutivas que tienen como objetivo la expulsión de extranjeros sin autorización y el Departamento de Seguridad Interna emitió directrices la semana pasada que decían que prácticamente cualquiera que vive ilegalmente en el país, independientemente de si tiene un historial criminal, puede ser arrestado para ser deportado.

Vicente Mayorga, organizador de inmigración y derechos civiles para el grupo de ayuda a inmigrantes Make the Road New York, dijo que cada día ve a hispanos temerosos de llevar a sus hijos a la escuela. "Hay un temor doble. Por una parte, el del padre indocumentado, que teme que le detengan a él cuando deja a sus hijos en la escuela, y por otra parte, el temor a que detengan a sus hijos después de dejarles allí", señaló.

El fiscal general y la comisionada de educación dijeron en su carta que sus agencias han recibido múltiples llamadas de neoyorquinos preguntando cuáles son las obligaciones de los distritos escolares cuando agentes de inmigración llaman a la puerta de las escuelas.

El debate migratorio en las escuelas saltó a las portadas de los diarios neoyorquinos hace un par de años, cuando se oyeron quejas de discriminación hacia menores centroamericanos que habían cruzado solos e ilegalmente la frontera y que pedían ingreso en las escuelas de Long Island. Estas fueron acusadas de negarles el ingreso a algunos de estos menores debido a su estatus migratorio.

Alcalde de París critica "palabras hostiles" de mandatario de EEUU

PARIS, FEBRERO 27 (ANSA).- La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, volvió a criticar las "palabras hostiles" del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre la capital francesa.

La semana pasada el jefe de Estado republicano dijo que "París ya no es París", dando a entender de la supuesta peligrosidad de visitarla.

Desde Japón, Hidalgo declaró: "creo que entre grandes países no se debe jugar con este tipo de afirmaciones, son afirmaciones hostiles".

"Nadie apunta el dedo contra el hecho de que la criminalidad ligada a la venta libre de armas en las grandes ciudades norteamericanas sea también un flagelo que mata enormemente, y cierto, no nos divertiremos ahora haciendo comparaciones", añadió.

"París está bien, es una ciudad resistente, el riesgo de terrorismo existe en todas las grandes ciudades", afirmó la alcaldesa.

La semana pasada se desató la polémica cuando Trump, interviniendo en Washington, recordó que su "amigo Jim, que hace un tiempo visitaba la capital francesa, ahora no va hace al menos cinco años, porque París no es más París".

La primera en reaccionar, con ironía, fue la misma Hidalgo, que en Twitter se mostró en una foto en compañía de Mickey y Minnie: "A Donald y a su amigo Jim, desde la Tour Eiffel elogiamos el espíritu de apertura y el dinamismo de París con Mickey y Minnie".

En otro mensaje, con el hashtag #Donald&Jim, destacó que "en el primer trimestre del 2017, las reservas de los turistas estadounidenses aumentaron el 30% respecto al 2016".

Luego intervino el presidente Francois Hollande: "Nunca es positivo expresar desconfianza frente a un país amigo. Yo no lo hago sobre un país amigo, y pido al presidente estadounidense que no lo haga sobre Francia".

Comparsa crítica al sistema capitalista triunfa en carnaval de Cádiz

CARACAS, FEBRERO 26 (AVN).- Un grupo de "marcianos" ataviados con un traje alusivo a la bandera venezolana ganó el primer lugar del carnaval de Cádiz 2017, en la modalidad de Chirigota, como se denomina a la agrupación coral carnavalesca que canta paso dobles y coplas humorísticas.

En la edición de este año, realizada este viernes y sábado, la chirigota 'El planeta rojo, pero rojo, rojo de José Antonio Vera Luque, ganador de cuatro ediciones anteriores, se alzó con el primer lugar con una puesta en escena en el Gran Teatro Falla que tuvo como tema central la campaña de miedo que se promueve desde España contra Venezuela y Cuba.

Vestidos con los colores amarillo, azul y rojo de la Bandera Nacional y armados con el martillo y la hoz, símbolos del partido Comunista, la chirigota dijo en su canto que "muchas veces el enemigo lo tenemos en casa" en referencia los partidos políticos y banqueros que promueven desahucios.

"En Marte no hemos tenido nunca a (Mariano) Rajoy de presidente, por eso dicen que en Marte hay vida inteligente", expresa una de las canciones, recitada por los integrantes de la chirigota.

También defendieron a los inmigrantes que son tratados como "marcianos" en Europa y rindieron homenaje a quienes mantuvieron las fiestas del carnaval en tiempos de represión y censura.

Activistas ultraderechistas se colaron en un desfile de carnaval alemán

BERLÍN, FEBRERO 27 (EFE).- Un grupo de activistas ultraderechistas se coló con proclamas contra de la acogida de refugiados y la política de la canciller, Angela Merkel, en el desfile de carnaval de la ciudad alemana de Warzburg (Baviera).

Las autoridades de la ciudad informaron hoy de la apertura de investigaciones sobre lo ocurrido ayer domingo, cuando un grupo de unas diez personas desfiló mezclado entre la rúa de carnaval, que era transmitida en directo por la televisión pública Bayerische Rundfunk.

Fuentes de la emisora admitieron este lunes que no pudieron actuar con suficiente celeridad para evitar que su transmisión incluyera esas imágenes, pero informaron de que habían sido eliminadas del archivo de su página web.

El grupo de activistas, del partido ultraderechista Der Dritte Weg -"El tercer camino"-, iban con la cara pintarrajeada de negro y tocados con gorros con colores de banderas africanas, simulando ser refugiados, mientras gritaban "Money, money, money" -"dinero, dinero, dinero"- o lanzaban alusiones sexuales.

Uno de ellos iba disfrazado de Merkel, con una máscara alusiva a la canciller y vestido con sus característicos conjuntos de chaqueta y pantalón.

Cerraban el grupo varios activistas que portaban una pancarta reclamando la expulsión de los refugiados del país.

En sus cuentas en Facebook y Twitter, el grupo ultraderechista hace alarde hoy de su acción y también del hecho de haber sido "transmitidos" por la televisión pública regional.

El carnaval de Warzburg es de los más concurridos de la región y la rúa del domingo se estima que concentró a unos 100 mil ciudadanos, según fuentes de la Policía local.

Las fiestas de carnaval en Alemania tienen un fuerte componente de sátira política, especialmente los multitudinarios desfiles de este lunes de las ciudades de Colonia y Dusseldorf, ambas en el populoso "Land" de Renania del Norte-Westfalia (oeste).

Los motivos prioritarios de este año fueron el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, así como la misma Merkel o su principal rival en las elecciones generales del próximo septiembre, el socialdemócrata Martin Schulz.

Las carrozas compiten entre sí en "cargar tintas" contra esos personajes, sin escatimar sátira y alusiones de todo tipo, incluidas las sexuales.

Sin embargo, están perfectamente reglamentadas y cada una de ellas ha pasado primero por la supervisión de autoridades locales, que este año, además, reforzaron los dispositivos de seguridad ante la alarma antiterrorista que rige en todo el país.

Las autoridades de Warzburg admitieron hoy desconocer cómo se pudo colar ese grupo en su desfile, aparentemente aprovechando algún hueco en la parada oficial y despistando al operativo policial.

Cambio climático amenaza vida marina en los polos y el trópico

WASHINGTON, FEBRERO 25 (PL).- Las zonas con más biodiversidad marina, como las cercanas a los trópicos y los polos, figuran entre las afectadas por el calentamiento global, indica un estudio que publica hoy una revista especializada.

Existen seis áreas de mayor vulnerabilidad: el Mar del Norte entre Europa y América, la costa este de Estados Unidos y Canadá, la zona del ecuador, más próximo a Perú; y el sureste de Australia y Nueva Zelanda, señalan los autores en Science Advances.

Con información de dos mil 183 especies marinas (mil 729 de peces, 124 de mamíferos marinos, y 330 tipos de aves), facilitada por la IUCN (International Union for Conservation of Nature) y BirdLife International, los científicos comprobaron esta tesis.

El reto era difícil porque "los ecosistemas marinos son muy grandes, dinámicos y complejos". Con la ayuda de las imágenes de satélite y la información recopilada, intentamos determinar cómo y dónde se distribuyen los cambios.

Para Francisco Ramírez, líder de la investigación, el resultado fue sorprendente. Vimos que no todas las áreas están afectadas de la misma manera.

Unas se están sobrecalentando y otras enfriando. Así pues, hemos comprobado que el impacto del cambio climático se generaliza en toda la Tierra pero también sus efectos varían incluso en lugares separados sólo por unos cientos de kilómetros.

En sus indagaciones los científicos comprobaron también que en la misma especie los efectos del calentamiento global pueden afectar de manera diferente a unas poblaciones de otras, según dónde se encuentren.

Al contrastar los datos de la muestra con la información sobre la actividad pesquera de los últimos 60 años, observaron una coincidencia: las zonas de biodiversidad marina más ricas del mundo son también las áreas más afectadas por la explotación pesquera.