Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE CUBA/2017-01-26

Cuba aboga por nuevo orden económico internacional

GINEBRA, ENERO 25 (PL).- Cuba defendió la necesidad de un nuevo orden económico internacional en el que se eliminen los monopolios tecnológicos y del conocimiento, durante la comisión de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de las Naciones Unidas que sesiona hoy en Ginebra.

En la cita, la jefa de Asuntos Económicos de la dirección de Multilaterales de la Cancillería, María del Carmen Herrera Caseiro, se refirió a los grandes desafíos que enfrentan los países del Sur al no disponer de los recursos suficientes para impulsar la implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles.

Tras considerar que los enfoques innovadores no son suficientes para impulsar la Agenda, llamó al establecimiento de un nuevo orden económico internacional que implique la eliminación de los monopolios tecnológicos y del conocimiento.

La diplomática cubana defendió además la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional y sostuvo que los países desarrollados deben cumplir con sus compromisos en materia de asistencia oficial para el desarrollo.

Por otro lado, Herrera Caseiro destacó la importancia de la inversión en sectores claves, incluida la inversión extranjera directa en los países en desarrollo y la necesidad de promover la cooperación internacional.

En referencia a Cuba, subrayó los avances logrados en el ámbito de la ciencia, la tecnología y la innovación, así como los positivos resultados alcanzados en diversas esferas como la biotecnología, la agricultura y la salud.

La nación caribeña ha conseguido esos logros pese a los daños provocados por el bloqueo económico impuesto por los Estados Unidos hace más de 50 años, agregó.

De acuerdo con un comunicado de la embajada de La Habana en Ginebra, la comisión de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de Naciones Unidas sesionó desde el lunes, con la presencia de representantes de numerosas naciones.

En el encuentro, se examinan los enfoques innovadores para apoyar la implementación de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, así como el papel de la ciencia, la tecnología y la innovación para garantizar la seguridad alimentaria hacia el 2030.

Visita cuatro estados y seis puertos de EEUU delegación comercial de la Isla

LA HABANA, ENERO 25 (Reuters).- Una delegación comercial de Cuba está visitando esta semana cuatro estados y seis puertos de Estados Unidos, pese a que el Gobierno de Donald Trump ha amenazado con desactivar el acercamiento con la isla iniciado por su predecesor, Barack Obama.

Trump ha dicho que revisará el proceso de normalización de las relaciones entre Washington y La Habana si no consigue un "mejor acuerdo" con el gobierno cubano.

Las autoridades portuarias en la costa sur de Estados Unidos son partidarias del aumento del comercio y los viajes con Cuba y han expresado su interés en utilizar el puerto de Mariel, situado en la región occidental de la isla, para el traslado de mercancías.

"Tenemos la esperanza de que cuando el Gobierno de Trump haga una revisión exhaustiva de la política Estados Unidos-Cuba, verán la cooperación entre nuestras terminales portuarias y el Mariel", dijo James Williams, presidente de la coalición Engage Cuba que ayudó a facilitar el viaje de las autoridades cubanas.

Williams sostuvo que "sería muy beneficioso para las industrias exportadoras de Estados Unidos (...) podría crear empleos en todo el país", agregó.

Obama y el presidente cubano, Raúl Castro, anunciaron en diciembre del 2014 que trabajarían juntos en la normalización de los nexos tras más de 50 años de una política hostil. Ambos gobiernos firmaron 22 acuerdos de cooperación desde ese momento.

Obama firmó decretos para aliviar las restricciones a los viajes y el comercio entre su país y la isla, pero el embargo solo puede ser levantado por el Congreso, que es controlado por los republicanos.

Trump, quien puede revertir las decisiones de Obama, ha amenazado con poner fin al acercamiento bilateral si Cuba no hace concesiones políticas y de otra índole, aunque no ha ofrecido más detalles.

Se espera que la delegación cubana firme acuerdos de cooperación con puertos estadounidenses, aunque no se ha especificado su índole. Entre las reuniones que llevarán adelante, destacan encuentros con ejecutivos de líneas de cruceros.

Cuba ha evitado criticar a Trump desde que asumió la presidencia. Hoteles y restaurantes de La Habana están a tope, mientras los cruceros cruzan la bahía casi a diario.

"Todos estamos esperando, no sabemos qué esperar de Trump. Un golpe en la cabeza o un apretón de manos", dijo el guía turístico Paulo Pérez mientras esperaba a un grupo de estadounidenses en el afamado Hotel Nacional en La Habana.

Comenta aumento del arribo de viajeros extranjeros

LA HABANA, ENERO 25 (ANSA).- Las autoridades cubanas, reconciliadas totalmente con el turismo, un sector "limitado" por décadas, desarrollan una franca política de apertura a los arribos de viajeros extranjeros y a los inversionistas.

Cuba logró atraer a cuatro millones de viajeros de vacaciones en el 2016, busca elevar la cifra en 200 mil más en el 2017 y acaricia la idea de "llegar" a atenciones mucho más masivas, algunos especialistas hablan incluso de 10 millones de arribos al año, en los próximos 15 años.

Es visible que esta industria del ocio, controlada básicamente por el Estado, está sentando las bases para tales "metas" aunque ya en la actualidad esté en la cima de la tensa economía cubana, con ingresos que se acercan a los tres mil millones de dólares cada 12 meses.

El proceso de normalización con Estados Unidos ha "impulsado" el llamado "boom" turístico isleño, pero, en realidad y hasta ahora solo ha tenido una participación no decisiva.

Pase lo que pase con el proceso de "mejoría de relaciones" bajo el presidente Donald Trump, el bloqueo de casi 60 años que ha mantenido Washington, incluyendo la administración demócrata de Barack Obama, ha limitado las llegadas de "americanos" y seguirá haciéndolo por un tiempo aún sin final a la vista.

La medida fundada en el 1961 prohíbe a los ciudadanos de Estados Unidos el "hacer turismo" en Cuba, aunque los autoriza a visitarla si cumplen el requisito de integrarse a 12 llamados grupos "de interés" humano, como pueden ser la cultura y el deporte.

Grandes empresas hoteleras, cruceros de renombre y ocho de las aerolíneas más poderosas estadounidenses han establecido, sin embargo, acuerdos con este mercado nacional, y promueven así una elevación de las llegadas no solo de "yanquis".

Sin embargo, y en términos reales, la "gran apertura" turística cubana es hacia Canadá, varios países europeos incluyendo España, Italia, Alemania y Francia, hacia Rusia, América Latina y Asia, con China en la lista.

Esta semana se informó que las llegadas van acompañadas con otras medidas, como, entre muchas otras, del uso por Air Europa de Boeings 787 Dreamliners que a partir de marzo comenzarán a aterrizar en La Habana, respondiendo a la "competencia" de las líneas estadounidenses.

"Acompaña" en tal esfuerzo comercial a Air Europa, la división hotelera Be Live, que administra varios hoteles en La Habana y en Varadero, por lo pronto.

Canadá sigue siendo "la niña linda", como dicen los cubanos, de los emisores de turistas hacia Cuba. El país norteamericano no ha dado un "paso atrás" para abrir paso a los estadounidenses, y cada vez más de sus ciudadanos pasan el tiempo libre en esta isla, en tanto que sus empresarios exploran el mercado.

La rama es la de mayor apertura del país en cuanto a búsqueda de inversiones foráneas, cruciales para su economía, ya desde hace varios años. Se favorecen desde tratados con hoteleras para la construcción o administración de alojamientos, hasta proyectos inmobiliarios vinculados al golf, cruceros y arribos de yates y barcos de recreo a marinas en expansión.

México repatría a 70 cubanos que se dirigían a Estados Unidos

MÉXICO, ENERO 25 (AFP).- México repatrió este miércoles a 70 cubanos indocumentados que intentaban llegar a Estados Unidos, informó el Instituto Nacional de Migración, cinco días después de la repatriación de otros 91 y luego de que Washington modificara políticas que favorecían a los isleños.

Los cubanos repatriados este miércoles, 22 mujeres y 48 hombres, volaron desde Tapachula, Chiapas, fronterizo con Guatemala, en un avión de la Policía Federal, tras obtener el permiso de las autoridades de La Habana, indica un comunicado de Migración.

Los cubanos habían ido llegando a Chiapas provenientes de la frontera sur en diferentes fechas "con el propósito de obtener un orificio de salida que les permitiera transitar libremente por territorio mexicano para llegar a los Estados Unidos", añade el texto.

El viernes pasado, México repatrió otros 91 cubanos.

El 12 de enero, el gobierno estadounidense firmó un acuerdo con Cuba para eliminar la política conocida como "pies secos, pies mojados", terminando con los privilegios de los que disfrutaban los cubanos de ser recibidos sin necesidad de visa al pisar territorio de Estados Unidos.

Anteriormente, Washington solo repatriaba a cubanos interceptados en el mar, los llamados "balseros".

La decisión, de efecto inmediato, sorprendió a miles de cubanos en varios países de América Latina en tránsito hacia Estados Unidos, y los dejó en un limbo.

Unos 25 mil cubanos indocumentados pasaron en el 2015 por Centroamérica, y en el 2016 varios miles fueron enviados a México en avión desde Panamá y Costa Rica, tras un acuerdo entre varios gobiernos de la región para facilitar su llegada a la frontera con Estados Unidos.