Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE CUBA/2017-03-02

Cuba aboga por la cooperación para hacer frente a retos en derechos humanos

GINEBRA, MARZO 1 (EFE).- El viceministro cubano de Asuntos Exteriores, Abelardo Moreno Fernández, abogó hoy por la "cooperación" para hacer frente a los retos en derechos humanos, una tarea que consideró "imprescindible" para la efectividad del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, del que criticó algunos aspectos.

"Los retos que tenemos por delante son tan serios y transcendentes que resulta irresponsable socavar el ambiente de cooperación imprescindible para la efectividad de este órgano", señaló Moreno durante su intervención en el segmento de alto nivel de la 34 sesión del Consejo de Derechos Humanos.

Moreno se preguntó cómo puede este órgano concretar un debate serio cuando se continúa "obviando la tragedia generada por oleadas de migrantes víctimas de guerras, provocadas o alentadas por poderosos intereses externos y las condiciones de subdesarrollo".

¿Cómo superar desafíos de derechos humanos cuando el Consejo se mantiene indiferente frente a serias violaciones que implican la existencia, esencialmente en el tercer mundo, de 795 millones de hambrientos, de 781 millones de jóvenes y adultos incapaces de leer y escribir, y de más de centenares de millones de condenados a la pobreza extrema o la terrible realidad de millones de personas que viven en la pobreza en los países industrializados?", se preguntó.

Indicó que el Consejo tampoco se ha propuesto discutir la pérdida de legitimidad de los sistemas y partidos políticos y el cuestionamiento de sistemas electorales abstencionistas, ni "ha sido capaz de superar el silencio sobre quienes ponen en peligro la paz internacional y la supervivencia de la especie humana".

Los humanos, dijo, se ven amenazados por "colosales arsenales militares y el cambio climático, aventuras bélicas de la OTAN y por la creciente emisión de gases de efecto invernadero a pesar del Acuerdo de París".

"Igualmente peligrosa es la tendencia de utilizar el Consejo de Derechos Humanos para tratar de legitimar la acción del Consejo de Seguridad sobre determinados países y conflictos que no significan una amenaza para la paz y seguridad internacionales y la subsiguiente apertura de procesos en la Corte Penal Internacional (CPI), hoy tan cuestionada", sostuvo Moreno.

En su opinión, la solución no podrá provenir de actitudes unilaterales, ni el Consejo logrará una acción efectiva aceptando "la imposición de patrones de comportamientos que discriminen por el color de la piel, la pertenencia a un grupo étnico o la práctica de una religión".

Por contra, dijo, hay que "promover con más fuerza y respeto la diversidad y la protección de los derechos de las minorías".

El Consejo no conseguirá todo ello si hace "un guiño cómplice al levantamiento de barreras, sino construyendo puentes y reconociendo el valor y la necesidad de la cooperación internacional genuina y los esfuerzos colectivos", indicó Moreno.

Aconsejó en contra de "la aplicación de enfoques selectivos y politizados para abordar cuestiones de derechos humanos" y en contra de "la manipulación de conceptos y principios o de la utilización del tema de derechos humanos para justificar agendas intervencionistas que nada tienen que ver con la genuina preocupación por la promoción y protección de estos derechos".

Visita “interesante” e “intensa” dice Secretario español de Cooperación

LA HABANA, FEBRERO 28 (EFE).- El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, visitará España en abril próximo, tras aceptar la invitación cursada por el secretario de Estado español de Cooperación y para Iberoamérica, Fernando García Casas, durante su primer viaje oficial a la isla, que concluye hoy.

García Casas comenzó el lunes su primera visita a Cuba, con una intensa agenda que incluyó reuniones con varios representantes del Gobierno cubano, entre ellos el vicepresidente Ricardo Cabrisas, el canciller Rodríguez y el vicecanciller Rogelio Sierra.

El diplomático español señaló este martes, en declaraciones a Efe, que mantuvo "conversaciones institucionales de Gobierno a Gobierno muy interesantes".

"Creo que hemos avanzado, el canciller va a ir próximamente a España, en abril", avanzó.

La de García Casas es la primera visita oficial de un miembro del Gobierno español a Cuba desde que el nuevo Ejecutivo, presidido por Mariano Rajoy, tomó posesión a finales del pasado año.

"Ha sido una visita muy intensa, vibrante, en la que hemos podido ver distintos aspectos de la realidad cubana", indicó el diplomático, quien recordó que el viaje ha incluido contactos con los ámbitos económico, cultural, político y de la cooperación.

El viaje del canciller Bruno Rodríguez a España servirá asimismo para avanzar en la preparación de visitas de alto nivel de autoridades españolas a Cuba e ilustra una nueva etapa en las relaciones entre los dos países.

En su segundo día de visita, la agenda del secretario para Iberoamérica incluyó encuentros con el Consejo de Residentes Españoles en Cuba (CRE), responsables de la Escuela Española, representantes del mundo de la cultura y autoridades de la iglesia católica, entre otras actividades.

También resaltó el contacto mantenido con la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba, que integra a 230 compañías cuya apuesta "es estratégica, para quedarse, para acompañar el desarrollo cubano", refirió.

García Casas, con quien también viajó el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional y para el Desarrollo (Aecid), Luis Tejada, destacó el compromiso de la cooperación española con Cuba y el interés de ese país europeo por renovar el Marco Asistencia País vigente hasta mediados del 2018.

La cooperación española tiene en ejecución en la actualidad programas por valor de unos 41,5 millones de euros en la isla caribeña, especialmente centrados en las áreas de La Habana y el oriente del país.

Legisladores de México y la Isla rechazan muro fronterizo

MÉXICO, FEBRERO 28 (NOTIMEX).- Legisladores mexicanos y cubanos condenaron los discursos xenofóbicos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, los cuales se traducen en políticas migratorias que atentan contra la dignidad del pueblo mexicano.

En la declaración conjunta de la XVI Reunión Interparlamentaria México-Cuba que se llevó a cabo en Mérida, Yucatán, del 16 al 18 de febrero, los legisladores externaron su rechazo a la construcción de un muro en la frontera con México, pues representa un acto de hostilidad contra los países de América Latina y el Caribe.

En la sesión de la Cámara de Diputados, la Mesa Directiva dio a conocer un informe de la diputada Maricela Contreras Julián, presidenta del Grupo de Amistad México-Cuba, sobre la enunciación de ambas naciones.

En ella, la delegación cubana expresó su absoluta solidaridad y respaldo a México y exige un trato basado en la igualdad de los Estados y el respeto a la dignidad de su pueblo.

A su vez, la delegación mexicana se pronunció contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto de manera unilateral por Estados Unidos a la República de Cuba.

Ambos parlamentos hicieron un respetuoso llamado al Congreso de ese país para que cumpla las sucesivas resoluciones aprobadas por la Asamblea General de las Naciones Unidas y atienda a los reiterados llamados de la Comunidad Internacional para poner fin a esa política que es contraria al derecho internacional, y causa daños al bienestar del pueblo cubano.

Autoridades cubanas y panameñas a cuarta ronda sobre migración

LA HABANA, MARZO 1 (PL).- Cuba y Panamá celebraron hoy la cuarta ronda de conversaciones migratorias presidida por la viceministra de Relaciones Exteriores cubana Ana Teresita González y el director general del Servicio Nacional de Migración del Ministerio de Seguridad panameño, Javier Carrillo.

Según reporta el sitio web de la Cancillería cubana, durante las sesiones de trabajo, desarrolladas en La Habana los días 28 de febrero y 1 de marzo, delegaciones de ambos países evaluaron el comportamiento de su flujo migratorio.

Asimismo, valoraron el estado de implementación del Protocolo para el intercambio de información vigente entre las autoridades migratorias de estas naciones.

En esta misma jornada se firmó un Memorando de Entendimiento en esta materia, para garantizar un flujo migratorio regular, ordenado y seguro entre ambas partes e incrementar la cooperación bilateral en la lucha contra el tráfico ilegal de migrantes y la trata de personas, añadió el reporte.

Canciller chileno se reúne con embajador en La Habana llamado a consultas

SANTIAGO DE CHILE, MARZO 1 (EFE).- El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, se reunió hoy en Santiago con el embajador chileno en Cuba, Ricardo Herrera, que la semana pasada fue llamado a consultas a raíz del frustrado viaje de la exministra Mariana Aylwin a La Habana para participar en un acto de la disidencia en la isla.

El encuentro, de cuyo contenido no trascendió ninguna información, se realizó en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuentes de esa cartera señalaron que el diplomático regresará a La Habana en los próximos días.

Con el llamado a consultas del embajador el Gobierno chileno dio por superado el incidente diplomático que se generó con las autoridades cubanas al prohibir ingresar a la isla a la exministra Mariana Aylwin, hija del fallecido expresidente Patricio Aylwin.

Mariana Aylwin había sido invitada a la entrega de un premio en memoria del disidente cubano Oswaldo Payá, fallecido en el 2012, que iba a recibir de forma póstuma su padre, el primer presidente de la democracia en Chile tras la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La también exdiputada no pudo abordar el avión que la iba a llevar a la capital cubana, pues las autoridades migratorias de la isla habían informado a la aerolínea que esa pasajera era "inadmisible".

El incidente diplomático escaló con la prohibición de entrada a Cuba del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, y el expresidente mexicano Felipe Calderón, que estaban invitados al mismo acto.

El Gobierno cubano calificó la convocatoria como una "grave provocación internacional" cuya finalidad era generar "inestabilidad interna".

Este episodio tuvo repercusiones en la política interna chilena y tensó las relaciones entre la Democracia Cristiana (DC), formación en la que milita Mariana Aylwin, y el Partido Comunista (PC), ambos pertenecientes a la coalición oficialista Nueva Mayoría.

La Democracia Cristiana exigió explicaciones por el "agravio" al Partido Comunista, que al cabo de varios días de silencio dijo el lunes pasado que no le corresponde dar explicaciones por decisiones de un Estado soberano en las que no ha tenido ninguna participación.