Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE CUBA/2017-05-25

Brigada Henry Reeve: el “ejército” de médicos cubanos

LA HABANA, MAYO 24 (DPA).- En agosto del 2005 el huracán "Katrina" devastó Nueva Orleans en Estados Unidos, dejando imágenes desoladoras de calles inundadas y más de mil 800 muertos. En medio de la tragedia, el presidente cubano, Fidel Castro, conformó la Brigada Médica Henry Reeve, que el viernes recibirá un importante premio de la OMS.

La propuesta de envío inmediato a Nueva Orleans era un intento de Fidel Castro por abrir una tregua en la disputa histórica de décadas entre ambos países, pero el Gobierno de George W. Bush nunca la aceptó.

En octubre de ese mismo año, la Brigada Henry Reeve sí pudo estrenarse en Guatemala, donde acudieron 688 brigadistas por las graves inundaciones. Semanas más tarde fueron enviados a Pakistán, donde 70 mil personas perdieron la vida y más de 100 mil resultaron heridas por un terremoto de magnitud 7,6.

El nombre de la brigada médica recuerda a un joven soldado estadounidense que murió en el siglo XIX combatiendo por la independencia de Cuba contra la colonia española.

Desde su creación, la Henry Reeve ha prestado ayuda en 19 países dando asistencia a más de 3,5 millones de personas y salvado más de 80 mil vidas, según datos cubanos.

A pesar del historial de las 22 misiones realizadas, la fama internacional la ganó cuando Cuba encabezó la misión que luchó contra el ébola, lo que le valió el premio Lee Jong-wook de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que le será entregado el viernes en el marco de la asamblea general de la institución en Ginebra.

En octubre del 2014, la brigada viajó a los países africanos más afectados por la epidemia del ébola. En Guinea Conakry, Sierra Leona y Liberia lograron salvar la vida a unas 7 mil personas, según fuentes oficiales.

"Luchar contra el ébola ha sido el reto más difícil al que nos hemos enfrentado, por eso es un gran estímulo recibir este reconocimiento para seguir trabajando todavía más", afirmó a dpa el doctor Jorge Delgado, subdirector del departamento de Cooperación Médica de Cuba.

"Trabajábamos bajo una presión muy grande, porque siempre estaba el peligro de que tú también te pudieses contagiar", afirma el doctor Ivo Zúñiga Martínenez, que fue enviado a Guinea Conakry.

Zúñiga es especialista en medicina general y también participó en el 2015 en las ayudas a los damnificados de las inundaciones en Sahara Occidental y en el 2016 a las víctimas del huracán "Matthew" en Haití. Mientras trabajaba allí le llegó la noticia del nacimiento de su hija en Cuba.

Tras el brutal terremoto que afectó Nepal en abril del 2015 y que dejó un saldo de 9 mil muertos y más de 22 mil heridos, la doctora Miriam Díez participó en la brigada como especialista en laboratorio clínico.

"El primer choque con la realidad fue cuando no podíamos comunicarnos en inglés con la población afectada por el terremoto. En Nepal se hablan más de cien lenguas, y donde estábamos apenas había personas que hablasen inglés, tuvimos que recurrir a traductores", recuerda a dpa Díez.

En sus misiones, los médicos cubanos se enfrentan a diferencias culturales y de idioma, pero también a conceptos diferentes del acceso a la salud pública.

"La gente llegaba a nuestros campamentos con el dinero en la mano para pagar el servicio y cuando le decíamos que era gratuito, se sorprendían y no se lo creían", afirma a dpa el epidemiólogo Manuel Abad Rodríguez Torres, que trabajó en Haití por el terremoto.

Después de Haití, Abad repitió misión en Chile. "Cuando uno sale de Cuba ve cómo personas no reciben atención médica porque no tienen dinero para pagarla, es muy triste ver eso porque en Cuba no sucede".

Actualmente, Cuba mantiene a más de 40 mil colaboradores de la salud en 62 países mediante convenios entre gobiernos. En tanto, en la última década más de 10 mil profesionales de la salud abandonaron el país buscando mejores oportunidades económicas.

Durante años, Washington aprovechó la deserción de los médicos cubanos de las misiones oficiales y para ello creó el "Programa Parole" que les garantizaba trato especial a la hora de sus trámites migratorios.

A principios de año, Estados Unidos eliminó estos beneficios en una de las últimas medidas que tomó Barack Obama antes de abandonar la Casa Blanca. La Habana también movió ficha y en febrero autorizó a esos médicos a regresar a la Isla y reincorporarse al sistema nacional de salud.

"Ahora pueden regresar a su patria, la misma que los formó como a grandes profesionales de la salud", aseguró a dpa Delgado Bustillo, quien cumplió misión médica en países como Guatemala, Sudáfrica y Zimbabue.


Beneficio a educadores con sobrecarga docente

LA HABANA, MAYO 24 (ACN).- En abril último más de 19 mil educadores cubanos recibieron un aumento en el monto de su salario, con la aplicación de la Resolución 249 del 2016, del Ministerio de Educación (MINED), que beneficia desde enero de este año a docentes con sobrecarga en su labor.

Mariana Zenaida Camacho Hernández, directora nacional de Recursos Humanos del MINED, explicó en exclusiva a la ACN que el pago adicional se realiza teniendo en cuenta el incremento de la relación docente-niño o estudiante, y de la carga docente.

Esta última se manifiesta de varias formas y ocurre cuando el maestro imparte más programas de los establecidos -tres-, lecciones a diferentes niveles educativos o excede las horas clases semanales, a partir de lo normado en la Resolución 86 del 2012, de ese ministerio.

Cada maestro tiene un máximo de horas en correspondencia con la especialidad y nivel educativo, y de superar ese tiempo recibe un pago adicional, determinado en las tarifas fijas y horarias, puntualizó.

Respecto al incremento de la relación docente-niño, el pago adicional oscila entre 150 y 250 pesos; en tanto quienes imparten más de tres programas obtienen 300 pesos en los niveles de Especial, Secundaria, Preuniversitario, Técnica y profesional y en las escuelas pedagógicas; y por cada hora extra de clases son 40 pesos, precisó Camacho Hernández.

Para esos profesores dijo que se establecieron rangos de matrícula en dependencia de la frecuencia de las asignaturas que imparten, altas (cinco o más veces a la semana) como Matemática y Español, o de periodicidad baja como Física, Química y Biología, con un límite de estudiantes, en cada rango definido.

Especificó que de acuerdo con la nueva norma, si un maestro de secundaria tiene más de 170 estudiantes clasifica en el incremento de la relación, y se le paga 200 pesos por encima de su salario, y si además asume dos horas extras, también recibe los 80 pesos.

La funcionaria del MINED señaló que este pago adicional tiene su fuente de financiamiento en el propio presupuesto anual planificado en cada entidad, que por diversos motivos no se ejecuta, debido a plantillas incompletas, las licencias sin sueldo, certificados médicos u otros motivos de inactividad.

Comentó que teniendo en cuenta la situación de cobertura docente, la sobrecarga del claustro y sus planteamientos, se puso en práctica la Resolución 249, aplicada primero de manera experimental en La Habana, y que beneficia a quienes están frente a las aulas incluyendo los instructores de arte, bibliotecarias y auxiliares pedagógicas.

Rememoró que tras su entrada en vigor en enero se sostuvieron intercambios con directivos y maestros de todo el país, principalmente de los territorios con más déficit de profesores como la capital, Mayabeque, Artemisa y Matanzas.

Camacho Hernández reiteró que según se complete el personal docente en las instituciones educativas, irá disminuyendo la aplicación de este procedimiento.

Debaten especialistas sobre sistemas fiscales y desigualdad

LA HABANA, MAYO 23 (IPS).- El rol de los sistemas fiscales justos e inclusivos en la reducción de las desigualdades centraron el debate durante una sesión científica en esta capital, convocada por el Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC).

El encuentro tuvo lugar el pasado 19 de mayo, con la participación de la investigadora española Rosa Cañete, coordinadora de la Campaña contra la Desigualdad (Iguales) en América Latina y el Caribe de la no gubernamental Oxfam, quien abordó temas como concentración de la riqueza, pobreza, paraísos fiscales, evasión fiscal y democracia.

Durante el intercambio, varios asistentes enfatizaron en tópicos como las brechas de género y la necesidad de aumentar la cultura financiera de la población cubana, en medio del proceso de transformaciones económicas y sociales iniciado en el 2008 por el gobierno de Raúl Castro.

“Entre las políticas públicas con más potencial a la hora de reducir desigualdades se encuentran las relacionadas con la fiscalidad”, afirmó Cañete a la Redacción IPS Cuba, tras finalizar la presentación de la campaña Privilegios que niegan derechos. Desigualdad extrema y secuestro de la democracia en América Latina y el Caribe.

A su juicio, “estamos en presencia de uno de los debates que tiene mayor capacidad de llevarse a la práctica en Cuba, en el contexto de los cambios que se están impulsando”.

Al referirse al proceso de apertura a la pequeña y mediana empresa en el país, apuntó que “tiene toda la potencialidad de no reproducir los mismos errores que se han cometido en los diseños de sistemas tributarios en otras naciones de la región”.

Cuba puede “aprender de esas experiencias y adaptarlas de la manera necesaria a su realidad, garantizando que durante ese proceso de transformación se logre limitar el surgimiento de desigualdades”, señaló.

Además, sugirió que “es el momento adecuado para hablar de estos temas en la nación caribeña, porque el diseño de las políticas fiscales va a tener un rol esencial en la eliminación de brechas”.

De igual modo, resaltó la importancia de que la información sobre desigualdad y fiscalidad esté disponible para todas las personas y en un lenguaje asequible, “un tema central a la hora de garantizar derechos y de que las ciudadanía tenga una opinión, se posicione y sus intereses realmente sean relevantes en la toma de decisiones”.

En su opinión, “muy a menudo los temas importantes se esconden tras un tecnicismo que imposibilita a la ciudadanía participar del debate”.

Sobre ello, la también profesora universitaria subrayó que “si una persona tiene que colaborar con sus ingresos al financiamiento del Estado de manera directa, debe comprender cómo lo está haciendo y para qué va a ser utilizado el recurso”.

Para el catedrático Francisco Borrás vicepresidente de Actividades Científicas de la ANEC, “el proceso de reformas económicas nunca termina en nuevas políticas y normativas, y por ello se necesita que los diferentes actores sociales comprendan a profundidad las transformaciones”.

Sin embargo, a priori el directivo avizora que “además de la adecuada selección de los contenidos, lo más difícil será lograr que estos sean comprensibles para un público amplio, independientemente el nivel de instrucción de las personas”.

Proyecto agroecológico aparece en compendio digital criollo

LA HABANA, MAYO 20 (IPS).- El Programa de Innovación Agropecuaria Local (PIAL), que actúa en 45 municipios y 11 provincias del país, socializa por nuevas vías información sobre agroecología a productores, productoras, personas vinculadas a la investigación, decisores y la población en general.

Publicaciones, audiovisuales, aplicaciones y multimedias forman parte de los contenidos que circulan, desde el pasado 9 de mayo, en Mi Mochila, un compendio digital elaborado por la Dirección de Programas Especiales de los Joven Club de Computación y Electrónica, pertenecientes al Ministerio de Comunicaciones.

Las dos carpetas que aparecen online hasta el momento contienen ejemplos de buenas prácticas de innovación agropecuaria, resultados de investigaciones y artículos científicos sobre desarrollo local, enfrentamiento a desastres naturales, pesca en la plataforma marina, entre otros tópicos.

“La idea surgió en una breve sesión de trabajo de los equipos de comunicación y gestión del conocimiento del programa, realizada durante el Encuentro Nacional de Innovación, efectuado en diciembre pasado, en el Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas”, comentó a la Redacción IPS Cuba Tamara Roselló, integrante del grupo gestor de PIAL.

“Alguien habló sobre la posibilidad de incorporar los materiales a Mi Mochila, como vía alternativa de distribución, pues por lo general solo circulan entre las personas e instituciones vinculadas al proyecto”, precisó.

Agregó, además, que habían valorado la posibilidad de insertarse “en el Paquete Semanal (mecanismo privado de distribución off line de información digital con alcance nacional), pero al escuchar que estaría disponible este otro canal, nos pareció una buena opción”.

La especialista en comunicación para el desarrollo refirió que la elaboración de la primera propuesta fue muy espontánea y al llamado respondieron “colegas de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y la Asociación Cubana de Producción Animal”.

“Cuando estuvo lista sugerimos al equipo de Mi Mochila incluir entre las sugerencias esta nueva carpeta, que se publicó justo en la semana previa al Día del Campesinado cubano (17 de mayo)”, puntualizó Roselló.

También explicó que “en las siguientes actualizaciones semanales (esa era la edición 18) se subirán otros materiales”.

Al respecto, afirmó que su anhelo es “que más personas, instituciones, proyectos, asociaciones aporten cuanto tengan al perfil de las innovaciones agropecuarias locales al servicio Mochila”.

Asimismo, informó que a través de las redes sociales convidan a las personas a que “aporten más productos comunicativos útiles para productores y productoras u otros que reflejen el protagonismo de mujeres y hombres en el campo cubano”.

Añadió que “en las sedes provinciales de los Joven Club de Computación y Electrónica también se puede enriquecer el contenido, porque la Mochila tiene alcance nacional”.

PIAL es un proyecto de agricultura ecológica y participación campesina, que desde el 2000 coordina el estatal Instituto Nacional de Ciencias Agrícolas con el apoyo de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación.

Entre los principales objetivos del programa se encuentran los de consolidar e institucionalizar el Sistema de Innovación Agropecuaria Local (SIAL) en cada uno de los territorios donde actúa la iniciativa.

Por su parte, la Mochila surgió como “una opción de entretenimiento para todas las edades y funciona como un canal de televisión no tradicional”, donde las personas pueden “crear su propia programación”, según alude el grupo gestor en su bitácora.


El paquete cultural está compuesto por 13 carpetas que incluyen textos educativos, cursos, juegos, revistas y periódicos, películas, series, música, video clips, aplicaciones para computadoras y móviles, entre otras opciones.