Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE CUBA/2017-07-28

Turoperadores de EEUU por proteger continuidad de viajes a la Isla

LA HABANA/NUEVA YORK, JULIO 23 (REUTERS).- Operadores turísticos estadounidenses, que envían viajeros a Cuba, se están organizando para limitar los daños a sus negocios un mes después de que el presidente Donald Trump anunció una política más fuerte hacia la isla caribeña que la emprendida por su predecesor Barack Obama.

"Necesitamos compartir información y hablar con voz unida en temas que son importantes para nosotros", dijo Michael Sykes, del Cuba Cultural Travel, quien está fundando un grupo de comercio que actualmente cuenta con más de 30 miembros.

El empresario dijo que aunque los cambios anunciados por Trump no dañarán seriamente hasta el momento el negocio, los operadores se han preocupado de estar preparados en todos los detalles.

Los cruceros están permitidos, dijo el Gobierno de Washington.

"Podemos trabajar con los nuevos reglamentos con cambios mínimos, pero se ha echado una cortina sobre el negocio y eso me preocupa en el futuro", dijo el turoperador Steven Cox, presidente de International Expeditions, con sede en Alabama.

"Desafortunadamente, la percepción lo es todo. Muchos viajeros estadounidenses no están bien informados y creen que viajar a Cuba está siendo cortado y eso no es cierto", señaló.

Sin embargo, una encuesta de una docena de operadores turísticos mostró que la mayoría no había visto ningún cambio significativo en sus negocios hasta la fecha.

Cafferty dijo que estaba a la espera de las directrices más específicas del Departamento del Tesoro.

Según el Gobierno cubano, unos 300 mil estadounidenses, excluyendo los de origen cubano, visitaron la isla en lo que va de este año, de los cuales 40 mil viajaron fuera de los grupos organizados, utilizando reservas en las líneas aéreas, dijeron turoperadores turísticos.

Cancelación de “pies secos pies mojados”, freno drástico a balseros

MIAMI, JULIO 20 (EFE).- La cancelación en enero pasado de la política estadounidense de "pies mojados pies secos" paró en seco el cruce de balseros por el Estrecho de Florida, según el Séptimo Distrito de la Guardia Costera de EEUU

Datos de interceptaciones publicados evidencian un dramático descenso, de 2 mil 295 interceptados en los primeros seis meses del 2016 a solo 322 inmigrantes cubanos durante el primer semestre de este año.

La reducción fue evidente desde el pasado 12 de enero cuando el expresidente de Estados Unidos Barack Obama (2009-2017) canceló la política de "pies mojados pies secos" decretada en el 1995.

Antes, los cubanos que tocaban territorio en Estados Unidos eran favorecidos con la Ley de Ajuste Cubano y su política de "pies secos pies mojados", mientras que los otros eran deportados a la isla.

Ahora, esa diferencia no importa y todos los inmigrantes cubanos deben llegar al país con documentos legales, ya sea por mar, aire o tierra, y si lo desean deben pedir asilo político bajo un argumento de "miedo creíble de regresar a Cuba" y esperar meses detenidos en EEUU sin la certidumbre de que será aprobada la solicitud.

El pasado año fiscal, entre el 1 de octubre del 2015 y el 30 de septiembre del 2016, un total de 7 mil 411 cubanos fueron interceptados en el mar por la Guardia Costera.

Panamá coordina repatriación de últimos 95 cubanos varados en el país

PANAMÁ, JULIO 26 (EFE).- El Gobierno panameño coordina la salida hacia Cuba de los últimos 95 migrantes isleños que quedaron en el país tras el fin de la política estadounidense de "pies secos pies mojados", y a quienes dará un resarcimiento económico, indicó hoy una fuente oficial.

El director del Servicio Nacional de Migración de Panamá (SNM), Javier Carrillo, dijo a periodistas que el Gobierno solo está a la espera de que los migrantes cubanos lleguen a una decisión para que "regresen a su país, (y) que básicamente es eso" lo que hace falta.

Carrillo, que no precisó la fecha para la partida de los cubanos, adelantó que se les dará una "compensación económica" para que ellos puedan iniciar su propio negocio en su país.

Medios locales indicaron que este aporte ascendería a mil dólares para cada migrante.

"Estamos a la espera solamente de que ellos se sometan a esa decisión", añadió el jefe de Migración.

Muchos de los migrantes han manifestado reiteradas veces a la prensa local que no quieren regresar a su país y que desean continuar su trayecto hacia Estados Unidos o quedarse en Panamá.