Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE CUBA/2017-08-18

China evalúa como excelentes vínculos partidistas con la Isla

BEIJING, AGOSTO 17 (PL).- El jefe del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), Song Tao, intercambió hoy con una delegación del Partido Comunista de Cuba sobre los excelentes vínculos entre ambas organizaciones.

El primer secretario del Comité Provincial del PCC en Sancti Spíritus y miembro del Comité Central, José Ramón Monteagudo Ruiz, está al frente de la delegación cubana integrada además por la primera secretaria del Comité Provincial del PCC de Pinar del Río, Gladys Martínez Verdecía, así como por otros dirigentes provinciales y municipales.

De acuerdo con Song, China siempre desarrolla las relaciones con Cuba desde un nivel estratégico a largo plazo y por eso prioriza el intercambio de beneficio mutuo.

Pese a la lejanía geográfica, entre ambas naciones socialistas existe una cercanía en el corazón de nuestros pueblos porque compartimos los mismos ideales y convicciones, esto es lo que nos diferencia en las relaciones bilaterales con otros países, aseguró.

El dirigente chino afirmó que este país siempre está dispuesto a compartir sin reservas las experiencias con los compañeros cubanos acerca del proceso de reforma y apertura, así como sobre la construcción del socialismo.

Por su parte, Monteagudo agradeció en nombre de su delegación la invitación para sostener estos encuentros.

A los cubanos nos alegran todos los éxitos que ha alcanzado la República Popular China bajo la guía del PCCh, fundado hace 96 años, en todo el proceso de reforma y apertura y en la construcción del socialismo con características chinas, sostuvo.

El dirigente cubano ofreció una información general acerca del trabajo del Partido en el proceso de actualización del modelo económico y social de desarrollo socialista en la mayor de las Antillas.

Además, refirió los esfuerzos que realiza el pueblo cubano para enfrentar la política de bloqueo del gobierno de Estados Unidos, los efectos de la crisis económica internacional y del cambio climático.

En recientes declaraciones a Prensa Latina, Monteagudo aseguró que es primera vez que se realiza un intercambio con este tipo de composición de base entre ambas organizaciones políticas.

Asimismo, enfatizó que la idea fundamental es dar continuidad a otros encuentros partidistas de alto nivel realizados tanto en Cuba como en China que han fortalecido las relaciones bilaterales.

Los dirigentes cubanos visitarán las provincias de Yunnan y Shanghai donde conocerán además sobre actividades vinculadas al desarrollo socioeconómico de esas provincias.

Agradecimiento de paraguayos graduados de Medicina en la Elam

ASUNCIÓN, AGOSTO 17 (PL).- El más profundo agradecimiento al gobierno y pueblo de Cuba fue denominador común en las expresiones de un grupo de jóvenes paraguayos que hoy están de regreso tras concluir sus estudios de medicina en la Isla.

Durante el recibimiento en el aeropuerto internacional Silvio Pettirossi por familiares y amigos, los 17 recién graduados manifestaron sin excepción esa gratitud a quienes los acogieron como hijos propios.

Especialmente la extendieron al artífice de los programas para los estudios en Cuba de miles de jóvenes como ellos procedentes de múltiples países, el líder histórico de la Revolución Fidel Castro.

En ese sentido destacaron cómo inspirados en el ejemplo de Fidel Castro -simplemente el Comandante para muchos- no solo ejercerán su profesión, sino también lo harán con el humanismo hacia cualquier ser humano.

Los familiares se sumaron a esas expresiones públicas de reconocimiento, por haber podido sus hijos y demás parientes realizar un sueño que por lo escaso de sus recursos no hubieran podido cumplir.

Igualmente, los egresados en medicina general integral manifestaron el compromiso de volver a sus comunidades a laborar a favor de la salud de todos sus habitantes, principalmente los más vulnerables.

Cuba reparte otras 300 mil hectáreas de tierra a campesinos

LA HABANA, AGOSTO 17 (EFE).- Cuba tiene disponibles otras 300 mil hectáreas de tierra ociosa para entregar en usufructo a particulares, áreas poco "atractivas" por estar lejos de poblaciones y plagadas de vegetación invasiva pero que vienen acompañadas de incentivos para cultivarlas.

Estos terrenos representan cerca del 33% de las 894 mil hectáreas ociosas que posee el país caribeño, cuyo Gobierno aprobó recientemente nuevas medidas para dinamizar este programa, una de los primeras reformas del presidente cubano Raúl Castro, pensada para reanimar la agricultura.

Las áreas disponibles están alejadas "de las comunidades agrícolas, carecen de agua y vías de comunicación, y presentan alta infestación de marabú (una planta invasiva no endémica), lo cual no las hace atractivas", dijo al estatal diario Granma el director de Suelos y Control de la Tierra del Ministerio de Agricultura (Minag), Eddy Soca.

El directivo insistió en que desde el 2013 se ofrecen incentivos a los usufructuarios, entre ellos la concesión de créditos bancarios, el acceso a tecnologías, maquinarias, semillas, fertilizantes y la posibilidad de formar parte de un programa de mejoramiento de suelos, dedicado a tierras con una categoría productiva baja.

Soca precisó que desde el 2008 el Estado cubano ha concedido 1,9 millones de hectáreas en usufructo -el 31% de la superficie agrícola del país- de las que 1,7 millones fueron otorgadas a unas 222 mil personas naturales.

En la actualidad, "prácticamente no existen tierras con categorías uno y dos (alta productividad) para entregar. Las disponibles tienen niveles tres y cuatro, fundamentalmente, con muy baja agroproductividad", reconoció.

Entre las nuevas disposiciones aprobadas recientemente por el Consejo de Ministros de la Isla destaca la extensión de diez a veinte años del periodo de posesión de las tierras entregadas en usufructo a personas naturales, quienes como requisito deberán trabajar y administrar de forma directa estos terrenos.

En el caso de las personas jurídicas, el tiempo será indefinido -antes era por 25 años-, siempre que "cumplan con las condiciones pactadas".

También se incrementó la cantidad de tierra entregada, de 13,42 a 26,84 hectáreas, para las personas naturales que la solicitan por primera vez para uso agropecuario y forestal.

En el caso de los terrenos destinados a la cría de ganado mayor se definieron 26,84 hectáreas como el mínimo a entregar, a fin de facilitar la aplicación de tecnologías y lograr resultados competitivos.

Este límite podrá subir a 67,10 hectáreas, "siempre que se cumpla lo establecido y existan condiciones para ello".

Además, los beneficiarios de las tierras podrán "vincularse o integrarse a empresas (estatales) agropecuarias, azucareras o forestales".

Quienes así lo decidan "recibirán una atención más directa de la empresa estatal, en tanto, para integrarse, el campesino deberá primero entregar la tierra dada en usufructo para luego pasar a ser obrero o cooperativista de la forma productiva a la cual se integra", explicó Soca.

De igual forma se agrega el uso de financiación ilícita en las producciones como causa de extinción del usufructo.

Cuba posee 10,9 millones de hectáreas de superficie total, de las que unos 6,2 millones son áreas agropecuarias y 3,3 millones, forestales.

Menos del 25% de los suelos dedicados a la actividad agrícola posee niveles de productividad de primera y segunda categorías.

La Isla dedica unos 2 mil millones de dólares al año a la importación del 80% de los víveres que consume y, según datos del Ministerio de la Agricultura, el 60% de esos alimentos que se compran en el exterior podría producirse en el país.

Otro de los males del sector es la pérdida de un alto porcentaje de las cosechas en el momento de la recolección debido a la falta de infraestructura, transporte y envases, un problema que han reconocido las autoridades de la Isla.

Nuevo paso en relaciones con autoridades marítimas de EEUU

LA HABANA, AGOSTO 17 (ACN).- Autoridades marítimas de Estados Unidos y Cuba dieron un nuevo paso en las relaciones comerciales al firmar recientemente en La Habana el octavo Memorando de amistad y cooperación comercial entre representaciones portuarias de la Isla y de la ciudad de Houston, del sureño estado de Texas.

A pesar del bloqueo impuesto por Washington desde hace más de medio siglo a la nación caribeña, con el consiguiente daño que ha supuesto este cerco para el Estado y pueblo cubanos, el puente comercial vía portuaria no se derrumba, por el contrario tiende a crecer.

Pero este enlace mutuamente ventajoso no está libre de obstáculos, ya que el gobierno de EEUU requiere que las exportaciones agrícolas hacia la Isla se realicen bajo la modalidad financiera de "cash in advance", es decir, pago en efectivo y por adelantado.

Ello restringe las compras de Cuba en el país norteño, y de paso afecta también a sectores de la economía estadounidense interesados en mantener un vínculo permanente en esta esfera mercantil.

No obstante las dificultades, ya se han rubricado memorandos de entendimiento con autoridades portuarias de Virginia, Louisiana, Lake Charles, New Orleans, Alabama, Puerto del Golfo de Mississippi y Pascogoula.

Ahora Houston suma su deseo de conectarse con la Zona Especial de Desarrollo Mariel, importante enclave ubicado al oeste de La Habana que ofrece numerosas ventajas a quienes deseen invertir o negociar allí.

Cuba exhibe puertos y terminales portuarias certificadas según el Código de Protección de Buques e Instalaciones Portuarias, y cumple con los estándares de exigencia establecidos por el MOU Caribe referidos al control de buques que arriban a sus puertos, en cuestiones relacionadas con la seguridad de la vida humana en el mar y la protección del medio marino.

Además, la Isla tiene una privilegiada posición geográfica, muy cercana al cruce de líneas marítimas que operan el comercio mundial en los ejes Este-Oeste y Norte-Sur, lo cual facilita el tráfico marítimo entre ambos territorios, tanto en su modalidad directa como en la de trasbordo.

Las autoridades portuarias estadounidenses que han suscrito memorandos de cooperación comercial con La Habana han destacado, las grandes oportunidades de intercambios existentes, razones suficientes para pedir el fin de las restricciones que limitan los vínculos.

En Houston, Virginia, Louisiana, Lake Charles, New Orleans, Alabama, Puerto del Golfo de Mississippi y Pascogoula confluyen numerosas empresas operadoras de cargas contenerizadas, graneles, refrigeradas, metales y petroquímicas, las cuales representan una fortaleza para los intercambios.

Igualmente resalta el desarrollo industrial, agrícola y ganadero de los estados sureños norteamericanos, sin dudas una posibilidad para la rúbrica de documentos que contribuyan al intercambio de información, datos y tecnología, además del desarrollo de iniciativas conjuntas para estudios de mercado, modernización y formación en este ámbito.

Los acuerdos pactados con los puertos de Virginia, New Orleans, Lake Charles y Luisiana del Sur fueron suscritos en La Habana, en el 2016; el quinto se selló en el estado sureño de Alabama, y el resto vio la luz en la capital cubana.

Delegaciones de ambas naciones han realizado visitas de exploración e identificación de oportunidades, a fin de fortalecer alianzas en el sector marítimo portuario.

Houston marca el octavo nexo en una lista que no ha cerrado, pues José Joaquín Prado Falero, director general de la Administración Marítima de Cuba, aseguró a la ACN que existe interés por autoridades portuarias de otros estados de establecer vínculos similares con la Mayor de las Antillas.

El objetivo fundamental es abrir nuevos espacios en Cuba aprovechando la apertura a la inversión foránea, y seguir ampliando vínculos, esos que llegan por el mar y sortean vientos dañinos de un bloqueo férreo, ilegal y extraterritorial; una reliquia de la Guerra Fría que el presidente Donald Trump se empeña en incitar.