Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE CUBA/2018-04-18

Nuevo Parlamento en Cuba, continuidad tras 150 años de lucha

BAYAMO, ABRIL 17 (ACN).- El destacado intelectual Carlos Rodríguez Lora, residente en esta ciudad, considera que la toma de posesión, este 18 de abril, de una nueva dirección de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en el país, será continuidad lógica del proceso revolucionario cubano.

Tras 150 años de la gesta independentista iniciada por Carlos Manuel de Céspedes, el 10 de octubre del 1868, el eje central del proceso de conformación del parlamento es el pueblo, ese mismo pueblo que ha sido protagonista de cada etapa de lucha, recalcó.

Hoy - dice- son otros los actores, con nuevas enseñanzas, porque hemos crecido como nación, y cada momento tiene sus retos, ritmo e importancia; pero la base, es la misma.

El también reconocido historiador y vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí en la provincia de Granma, habla con vehemencia, como ciudadano común y elector, integrante de la sociedad donde nació y vive, y junto a la cual ha trabajado y resistido las diferentes precariedades impuestas por el criminal bloqueo de Estados Unidos contra la Isla, subrayó.

Resaltó que los seleccionados para esa responsabilidad, y en particular las féminas, quienes este año son mayoría en la ANPP, jugarán un rol digno, a la altura del reto de su tiempo, porque el pueblo cubano no traiciona ni pliega sus banderas, como lo demostró recientemente el canciller Bruno Rodríguez, en la VIII Cumbre de las Américas.

En momentos de alta tensión internacional, provocada por la confrontación en Siria, y en una coyuntura donde pugnan fuerzas neoliberales y pro-derechistas, Cuba está demostrando, con su juventud a la vanguardia, que tiene razones suficientes para defender lo construido en casi 60 años de Revolución, manifestó.

Rodríguez Lora declaró estar convencido de que se afrontan grandes retos, pero existe también una convicción profunda para enfrentarlos, pues se cuenta con el ejemplo de las generaciones anteriores y un inagotable arsenal de ideas, legado de Félix Varela, José Martí, Julio Antonio Mella, Fidel Castro y muchos otros.

Retoma las afirmaciones de Fidel, cuando aseguró que la Mayor de las Antillas cuenta con un escudo moral, como parte del cual -subraya- la cultura juega un papel fundamental, porque está en el nervio central de la nación, y ha sido siempre una cultura de resistencia y victoria.

Por todas esas razones- afirma- y porque fueron electos democráticamente por la gran mayoría del pueblo cubano, los hombres y mujeres que asumirán la dirección de la ANPP tienen los elementos y el apoyo necesarios para llevar adelante la obra de esta Revolución, de la cual son hijos.

Consecuentemente, considera que los diputados electos están en condiciones de lograr que el país siga perfeccionando y construyendo su modelo económico, sin la injerencia de EEUU, el cual quiere retrotraer a Cuba al siglo XIX, cuando teníamos himno, bandera y gobierno, pero no independencia ni soberanía.

Esas razones -reiteró- inspiran a confiar en la nueva dirección de la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba, y en el cumplimiento por esta de ese rol que le fue designado por la historia y el pueblo.

Exalta diputada santiaguera la continuidad de la Revolución cubana

SANTIAGO DE CUBA, ABRIL 17 (PL).- El orgullo y la responsabilidad de sentirse y ser parte de la continuidad de la Revolución son los sentimientos que exaltó hoy aquí la diputada Liliana Mengana Orozco.

Ante la constitución, mañana, de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su novena legislatura, la directora general de la Ronera Santiago de Cuba ponderó el significado del acontecimiento, cuando la generación histórica de la Revolución se entrelazará con nuevas hornadas de líderes cubanos.

La ingeniera química, que por primera vez integra el Parlamento, considera que a partir de la condición de diputada se redobla su compromiso, pues se trata de ser consecuente con un mandato del pueblo y en particular de su provincia y ciudad, además del que entrañan sus funciones administrativas.

Se refirió a la importancia de la industria que dirige en el sector de las exportaciones, decisivo para la economía del país, y a la voluntad de proseguir aportando con calidad y rigor al protagonismo de esta ciudad como cuna del ron ligero en Cuba y el mundo.

Perteneciente a la Corporación Cuba Ron, que a su vez integra la empresa mixta Havana Club con una entidad francesa, la ronera de la urbe continúa una tradición secular, que se remonta al 1862, y deviene orgullo y marca de identidad para los cubanos, junto a esas bebidas elaboradas en otras regiones del país.

Con una trayectoria laboral que se inició en el 1996, Mengana transitó por sus competencias profesionales y de liderazgo hasta la dirección de operaciones y desde el 2011 es la directora general, una responsabilidad que defiende con notable sentido de pertenencia en el lugar que ha sido su único centro de trabajo.

Como una de más recientes razones de satisfacción aludió al registro de la marca Ron Santiago de Cuba 500 por la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea.

Casada y con dos hijos, un adolescente de 16 años y una niña de 10, forma parte de la valiosa estirpe de la mujer cubana en los más disímiles campos de la vida, a la par de sus roles familiares y sociales.

Legislador por La Lisa ratifica respaldo de nuevo Parlamento a la Revolución

LA HABANA, ABRIL 17 (PL).- El diputado Jorge Luis Romero ratificó hoy aquí su respaldo a la Revolución cubana a pocas horas de constituirse la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento).

Los legisladores tenemos la disposición de seguir adelante en el camino que nos enseñó el líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, dijo a Prensa Latina Romero, quien se desempeña como zapatero en el sector cuentapropista (como llaman en la isla a los trabajadores no estatales).

Propuesto en el capitalino municipio de La Lisa, Romero ocupará un escaño entre los 605 diputados que integrarán el nuevo Parlamento, cuya sesión constitutiva comenzará mañana en el Palacio de Convenciones de La Habana.

De acuerdo con el parlamentario, el compromiso de defender las conquistas sociales de la revolución, entre ellas el acceso gratuito a la salud y la educación, destacan como líneas de trabajo fundamentales de la nueva legislatura.

Trabajar en la unidad que nos ha caracterizado es una prioridad, argumentó Romero, quien aún se muestra sorprendido ante el respaldo del pueblo cubano y familiares a su candidatura.

El legislador no oculta su alegría y satisfacción por poder representar a los cubanos en la Asamblea Nacional, en la cual el 47,44% de los diputados procede de la base.

Sobre el rol de los jóvenes en el proceso electoral que concluirá el próximo jueves, Romero consideró que la juventud se ha ido preparando poco a poco para seguir los pasos de la generación histórica.

Según datos de la Comisión Electoral Nacional, los menores de 35 años en el Parlamento representan el 13,22 por ciento.

Parlamentario despeja dudas sobre sistema electoral

LA HABANA, ABRIL 17 (PL).- A pocas horas de quedar constituida la IX legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), el diputado Rolando González pondera hoy la legitimidad del sistema electoral cubano, ante los detractores de la opinión foránea.

A nivel internacional se dice que en Cuba el pueblo no elige a su jefe de Estado o Gobierno. No obstante, hay muchos otros países en el mundo que tienen un sistema indirecto de elecciones, incluso naciones que se autoproclaman paradigmas de la democracia, argumentó el parlamentario a Prensa Latina.

El vicepresidente de la comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento cubano se refirió también a las discusiones que se crean respecto al sistema de elección de la máxima dirección del país.

Cuando me encuentro en el exterior representando a Cuba en organismos interparlamentarios, o en encuentros con diplomáticos, con frecuencia tengo que explicar y defender nuestro sistema electoral, confesó González.

Detalló al respecto que en la Isla, para llegar a presidir el Consejo de Estado, hay que haber sido propuesto; luego aprobado por una asamblea municipal del Poder Popular; haber recibido los votos para diputado a la Asamblea Nacional en elecciones generales, y finalmente someterse a la votación de dicha instancia y el propio Consejo de Estado.

Por tanto, es un proceso de varias elecciones en una, y no un método de designación, como a veces se pretende presentar, declaró.

El proceso cubano ha logrado con este sistema contribuir, no solo a la existencia de la nación y de un proyecto social, sino también divulgar -a partir de la heterogeneidad de esa representación- la unidad de la nación; una condición vital para conservar nuestra existencia frente al acoso externo y la asimetría de poder, puntualizó.

Comenta sobre las relaciones Cuba-EEUU

WASHINGTON, ABRIL 17 (DPA).- Hace poco más de dos años, Barack Obama y Raúl Castro protagonizaron una fotografía para la historia: El 21 de marzo del 2016 se reunían en el Palacio de la Revolución de La Habana y con un apretón de manos aportaban la imagen de nexos normales entre los dos países, tras más de medio siglo de relaciones rotas.

Para entonces se habían reabierto ya las respectivas embajadas en Washington y La Habana. Y Obama, ante un Congreso que se negaba a levantar el embargo estadounidense, utilizado históricamente por la dirigencia cubana como justificación de muchos males, trabajaba en desmontarlo todo lo que le permitía su poder presidencial.

Cuba y Estados Unidos, enfrentados desde el triunfo de la revolución en 1959, rompieron relaciones diplomáticas en el 1961, en un punto álgido de la Guerra Fría. La primera visita de un presidente estadounidense a la isla en 88 años marcó en el 2016 un nuevo punto de inflexión en la historia.

Retomar las relaciones con Cuba, una iniciativa en la que tuvo como interlocutor a Raúl Castro, fue el mayor éxito de Obama en América Latina y permitió a Estados Unidos mejorar los vínculos con el resto de los socios de la región. Una mayoría de tres cuartos de la población estadounidense aprobaba esa política en las encuestas.

Dos años después del apretón de manos de Obama y Castro en el Palacio de la Revolución, sin embargo, la relación entre los dos países ya no es lo prometedora que se anticipaba entonces y nada permite presagiar una mejora cuando Castro ceda ahora el cargo a su sucesor.

Ocho meses después de aquel apretón de manos de Obama y Castro, Donald Trump ganó las elecciones en Estados Unidos. Los vínculos con La Habana se han dañado desde entonces con una política basada en desmontar el legado de Obama, en la cual ha influido el senador republicano Marco Rubio, un anticastrista de Miami al que Trump escucha en lo referente a Cuba y a Venezuela.

Trump acaba de nombrar a Mike Pompeo y a John Bolton, dos halcones de línea dura, como secretario de Estado y consejero de Seguridad Nacional, respectivamente. Pompeo está pendiente de confirmación por el Senado y Bolton ya lleva unos días en el cargo. En el 2002, siendo uno de los subsecretarios de Estado, Bolton acusó a Cuba de estar desarrollando armas biológicas.

"Como hemos visto una y otra vez, Trump muchas veces asume una posición dura en un tema, luego la suaviza o la revierte", dice a dpa Peter Hakim, presidente emérito del Diálogo Interamericano, un "think tank" de Washington. "Los nombramientos de Bolton y Pompeo sugieren, no obstante, una posición más dura hacia Cuba", agrega.

"Estoy cancelando el acuerdo completamente unilateral de la administración previa con Cuba", proclamó Trump en junio del 2017 en Miami. "Hoy anuncio una nueva política", dijo en un discurso construido sobre una retórica anticastrista que no se había escuchado en ocho años y que dirigió a los cubanos de Miami.

Pese a sus palabras, no ha cancelado la política de Obama hacia Cuba y nada hace anticipar una nueva ruptura de las relaciones. Lo que ha hecho Trump es revertir en parte el legado de su antecesor, endureciendo el embargo sobre la isla, limitando los viajes de los estadounidenses y vetando a las empresas que pretendan operar con compañías en manos de las Fuerzas Armadas cubanas, que según expertos en Estados Unidos controlan en torno al 60% de la economía de la isla y el 80% del sector turístico.

El episodio más sonado en esta nueva relación de Washington hacia La Habana ha sido el de los supuestos ataques sufridos por diplomáticos estadounidenses en La Habana. En esta historia son más las incógnitas que las certezas y no solo el Gobierno cubano, sino también exfuncionarios estadounidenses, sospechan de una manipulación política del caso para dañar los vínculos bilaterales.

"Se están utilizando estos daños como pretexto para eliminar los progresos alcanzados y dañar la relación bilateral", dijo en noviembre el canciller cubano, Bruno Rodríguez, en una rueda de prensa en Washington en la que acusó a Estados Unidos de mentir.

El Gobierno de Trump asegura que desde noviembre del 2016, en total 24 diplomáticos que trabajaban en Cuba y familiares sufrieron trastornos de salud por unos ataques de origen desconocido que les causaron pérdida de audición, mareos, zumbidos, dolores de cabeza, fatiga, problemas cognitivos y dificultades para dormir, entre otros síntomas. Primero habló de ataques acústicos, pero en enero, el Departamento de Estado admitió que se consideraban otras posibilidades, como un ataque "viral".

El tema sigue bajo investigación y Washington acusa a La Habana de no cumplir con el deber de protección diplomática al que le obliga la Convención de Viena.

Estados Unidos retiró a más de la mitad de su personal de la embajada en La Habana, un recorte inicialmente temporal que hizo permanente en marzo, y expulsó a 15 diplomáticos cubanos como medida de reciprocidad. Diplomáticos canadienses sufrieron también los mismos síntomas, pero el Gobierno del presidente Justin Trudeau no ha hecho acusaciones.

Más médicos cubanos a emblemático hospital vietnamita

HANOI, ABRIL 17 (PL).- El Hospital Amistad Vietnam-Cuba, en la central provincia de Quang Binh, donado a este país por Fidel Castro, recibió a tres médicos de la isla que se suman a los 17 que desde hace meses trabajan en esta capital.

Después de una semana de familiarización, los especialistas ya empezaron a trabajar y serán oficialmente presentados el 25 de abril en presencia de las autoridades locales y la embajadora cubana en Vietnam, Lianys Torres, dijo hoy a Prensa Latina el jefe de la brigada médica, José Hernández.

Los recién llegados son Píter Martínez (cardiólogo), Aracelio Pérez (ortopédico) y Crescencio Aneiro (neurocirujano), detalló.

El director del nosocomio, Duong Thanh Binh, apuntó que en virtud de un contrato de dos años, prorrogable, los especialistas transferirán sus conocimientos y dominio de modernas técnicas a sus colegas de ese centro, enclavado en la capital provincial, Dong Hoi.

Binh formuló votos por un mayor intercambio de experiencias y técnicas con Cuba para mejorar la calidad de los servicios asistenciales.

El Hospital Amistad Vietnam-Cuba es un símbolo de la especial solidaridad entre los dos pueblos.

Su creación se debe al entonces primer ministro Fidel Castro cuando en el 1973, aún en plena guerra contra el invasor estadounidense, visitó las recién liberadas provincias centrales de Quang Binh y Quang Tri. Su construcción y equipamiento original fueron financiados por Cuba y se concluyó en septiembre del 1981.

En la actualidad cuenta con 900 camas y 39 facultades, y es responsable de la atención de salud, la formación del personal, la prevención y lucha contra epidemias, y la investigación y aplicación de tecnologías modernas.

Hernández explicó que desde su inauguración hasta el 1991, el hospital funcionó con ayuda material y técnica de Cuba, incluidos 146 especialistas en Cirugía, Pediatría, Cirugía Endoscópica, Anestesia y Microbiología, entre otros.

Pese a que desde entonces el hospital no había recibido a más médicos cubanos, sí mantuvo y mantiene un estrecho vínculo con la Embajada cubana en Hanoi y con las autoridades y centros de salud de nuestro país, incluido el envío de médicos a especializarse, dijo.

Más de un cuarto de millón de médicos cubanos y otros profesionales y técnicos de la salud han servido en el exterior en las últimas cinco décadas y actualmente unos 50 mil cumplen misiones en más de 60 países.

La colaboración de la isla con otras naciones en el campo de la salud también tiene un baluarte en la Escuela Latinoamericana de Medicina, que acoge a más de 10 mil estudiantes de 55 naciones, Estados Unidos incluido.

Realzan legado de José Martí en Universidad de Costa Rica

LA HABANA, ABRIL 17 (PL).- La Universidad Nacional de Costa Rica rindió homenaje al Apóstol de Cuba, José Martí, con la presentación de dos volúmenes relacionados con su legado, contó hoy el investigador cubano y prologuista Mauricio Núñez.

El auditorium de la Facultad de Filosofía y Letras acogió ambas exposiciones, del 8 al 15 de abril.

Uno de los títulos contiene un ensayo de la autoría de Núñez: José Martí: narrar desde el periodismo, y la edición costarricense de la única novela de Martí, Lucía Jerez, con prólogo y edición derivados de la labor investigativa del estudioso de la obra del Héroe Nacional.

En el libro José Martí, narrar desde el periodismo el compilador ahonda en la naturaleza narrativa de estos textos de más de un siglo de existencia que, sin embargo, no dejan de generar sensaciones y emociones múltiples.

A partir de la lectura de las crónicas, el analista literario se detuvo en dos conjuntos, uno de ellos dedicado al caso Cutting, como se denominó a un conflicto tras el cual se disfrazaban los intereses anexionistas de grupos en Estados Unidos con ideas de expandirse hacia el norte a Canadá, hacia el sur a México y hacia el Caribe, las Antillas.

Martí decía que para conocer profundamente a las sociedades hay que estudiar tanto a las grandes personalidades como a sus bandidos, y esta fue su perspectiva de análisis ante cualquier fenómeno socio-cultural en los países donde estuvo, expuso Núñez en declaraciones exclusivas a Prensa Latina.

Otro conjunto de crónicas están vinculadas con la bienvenida que Martí le dio a estructuras que representan la modernidad en Estados Unidos: la Estatua de la Libertad, el puente de Brooklyn y la ciudad de Coney Island.

En el ensayo, el investigador también menciona el Parque Central y la Quinta Avenida de Nueva York, porque aunque el cronista no dedica textos enteros a estas estructuras urbanas, ellas aparecen en distintos escritos como referencias contextuales para ubicar al lector, según explicó Núñez.

La crónica tiene una doble naturaleza: reflexión y narración, y esto le permite a Martí expresar los conflictos sociales en torno a cada una de las estructuras mencionadas, apuntó.

En paralelo, Núñez impartió en Costa Rica el Curso de postgrado titulado Pensamiento martiano: periodismo y literatura, a alumnos de dos Maestrías: Cultura Centroamericana y Estudios Latinoamericanos, de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional.

También, sostuvo conversaciones con autoridades universitarias para continuar el intercambio científico y académico entre ambos países vinculados por indisolubles nexos históricos y culturales, según atestiguó.