Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE LA PRENSA/2017-03-30

Economía mundial y la crisis actual

REBELIÓN 20 de febrero del 2017 ESPAÑA

Trump

Orlando Caputo*

La economía de Estados Unidos, con sus empresas trasnacionales fueron las principales favorecidas con la globalización de la economía mundial. La contrapartida ha sido la profundización de los problemas económicos, sociales, medioambientales y migratorios a nivel mundial, los que también se manifiestan en la sociedad estadounidense.

La profunda crisis mundial iniciada en el 2008 no ha sido superada, se encuentra en estado de reposo con convulsiones periódicas. Con Trump, la prolongada crisis puede profundizarse. Es muy probable que se presente un proceso de ruptura de la globalización de la economía mundial que dé paso a una economía mundial conformada por nuevos bloques regionales muy competitivos.

Estados Unidos principal beneficiario de la globalización

Estados Unidos ha sido el principal impulsor de la globalización de la economía mundial. Reafirmó el neoliberalismo como el pensamiento único. En EEUU combinó el libre comercio con proteccionismo en importantes sectores. Exigió a los otros países libertad para las exportaciones de mercancías y de capitales estadounidenses. El gobierno estadounidense puso como ejemplo a seguir en el mundo a Chile y a México, países que aplicaron en forma extrema y prolongada el neoliberalismo.

Criticamos la globalización, el neoliberalismo y sus propuestas, porque significaba un aumento de la explotación de los trabajadores en el mundo, privatizaciones y desnacionalizaciones de empresas, apropiación de los recursos naturales, agudización de los problemas sociales, etcétera. En los países sin estrategias de desarrollo, como en América Latina, se destruía el capitalismo anterior y se organizaba un capitalismo desde afuera, profundizando la explotación de recursos naturales e incrementando en grado extremo la dependencia.

En los últimos años, las críticas a la globalización y al neoliberalismo se incrementaron. Estados Unidos que implantó la globalización y fue el principal beneficiario, ahora, a través de Trump, rechaza importantes aspectos de la globalización. Exige e impondrá a otros países amplia libertad para las exportaciones y para las transnacionales estadounidenses, en los tratados ya firmados y en los nuevos que implementará bilateralmente, bajo la síntesis “primero los intereses estadounidenses”.

La economía de Estados Unidos con sus empresas trasnacionales fue ampliamente favorecida por la globalización de la economía mundial. La contrapartida ha sido la profundización de los problemas económicos, sociales, medioambientales y migratorios a nivel mundial, los que también se manifiestan en la sociedad estadounidense.

Con la globalización Estados Unidos, en los 90’s, logró la hegemonía que en los 80’s había compartido con Japón y Europa y la reestructuración y dinámica económica en los sectores de alta tecnología –computación, informática, robótica, inteligencia artificial– e incluso, en la industria automotriz. Esta última, pasó de grandes pérdidas, previa a la crisis de 2008, a grandes ganancias en los últimos años.

A partir de inicios del siglo XXI, el potente crecimiento de China alcanzó un papel importante en el funcionamiento de la economía mundial. Desde hace unos años, es la primera potencia económica mundial a nivel de la producción, de las exportaciones y de las reservas internacionales. Sin embargo, Estados Unidos mantiene la hegemonía mundial, si se tiene presente la potencia económica, militar, científica, política, unida al predominio ideológico y cultural.

Todo lo anterior, es una crítica a la apreciación parcial, deformada, delirante y enfermiza de Trump sobre los daños de la globalización, de México y de China sobre Estados Unidos.

Hacer nuevamente grandes a los Estados Unidos en el mundo

Este planteamiento central de Trump sintetizado en un nacionalismo, con más proteccionismo y más libertad para sus exportaciones de bienes y de capitales, desconoce, desde el punto de vista histórico y teórico, la existencia objetiva de una Economía Mundial que es más evidente aún después de décadas de globalización. La economía mundial es una totalidad mayor a la mera suma de las economías nacionales de la que destacamos cinco características.

1. La creación de una estructura productiva mundial relativamente sólida por sobre las economías nacionales.

2. La generación de un mercado mundial, exportación e importación de bienes y servicios, por sobre los países. En términos de cantidades físicas con cierta estabilidad, e inestabilidades en términos de valor, por precios abruptamente cambiantes.

3. La estructura mundial actual de producción y de circulación mundial de mercancías por sobre las economías nacionales, está comandada por las grandes empresas transnacionales, siendo las empresas estadounidenses las más importantes en la economía mundial. Ellas, podrían oponerse o limitar las propuestas de Trump.

4. La globalización ha profundizado a nivel de las economías nacionales el proceso de desproporcionalidad de los diferentes sectores económicos. Desproporcionalidad que solo puede ser resuelta en la economía mundial si ella funciona con cierta regularidad.

Esta desproporcionalidad es muy profunda para los países atrasados del capitalismo que, como en América Latina, han profundizado la especialización en productos primarios, y, particularmente México, que combina especialización en primarios y en industria automotriz para exportar a Estados Unidos.

5. Las verdaderas crisis del capitalismo se presentan como crisis del mercado mundial. Marx contemplaba un V libro que tituló Mercado mundial y las crisis, afirmó: “el mercado mundial, la sección final, en la cual la producción está puesta como totalidad […]. El mercado mundial constituye a la vez que el supuesto, el soporte del conjunto”.

La dinámica de la economía mundial es muy frágil e inestable. Será afectada según el grado en que se implemente el proteccionismo y el nacionalismo de Trump, el impacto del Brexit, los posibles triunfos de nacionalismos en Europa y las respuestas de otros países, en particular, de México y de China. Recordamos que con la moratoria de la deuda externa de México se manifestó la profunda crisis mundial de 1982.

La profunda crisis iniciada en el 2008 no ha sido superada. El Informe del FMI de abril del 2016 afirma: “… existe una amplia dispersión de posibles desenlaces en torno a las proyecciones, dada la incertidumbre que rodea a la orientación de las políticas del gobierno estadounidense entrante y sus ramificaciones internacionales”.

Por nuestra parte, hemos caracterizado la crisis de la economía mundial actual, “en estado de reposo con convulsiones periódicas”.

En el corto y mediano plazo la crisis podría profundizarse en la economía mundial acompañada en los primeros años de cierto dinamismo de la economía estadounidense. La profundización de la crisis en los otros países podría arrastrar a la economía estadounidense también a una crisis que a su vez profundizaría la crisis de la economía mundial.

En perspectiva, es muy probable que se presente un proceso de ruptura de la globalización de la economía mundial que dé paso a una economía mundial conformada por bloques regionales comandados por Estados Unidos, en acuerdos bilaterales incluyendo al Reino Unido. La Unión Europea encabezada por Alemania. China profundizando la cadena productiva asiática en competencia con Japón. La situación de Rusia es incierta.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

  • Economista de la Universidad de Chile. Miembro de Consejos Académicos de varias revistas de Economía de América Latina.

Cruel e inusual

LA JORNADA 20 de marzo del 2017 MÉXICO

David Brooks*

La crueldad de las políticas impulsadas por el nuevo gobierno trumpista se revela cada día, y la semana pasada, con la presentación de su propuesta para el presupuesto, la anulación de la reforma de salud y la promoción de medidas antimigrantes, quedó clara la guerra contra los más vulnerables y contra el planeta mismo (obviamente incluida la humanidad, entre otros seres vivientes).

La perversa narrativa que acompaña esto –recuperar la grandeza de Estados Unidos y la defensa contra las múltiples amenazas que provienen de extranjeros– tal vez sigue funcionando, pero pronto los efectos nocivos, tóxicos y hasta fatales de estas políticas no podrán ser ocultados o disfrazados. Entre los que sufrirán estarán amplios sectores de sus propias bases, sobre todo los trabajadores blancos y pobres.

Las noticias están llenas de las maniobras ineptas de Trump, sus acusaciones sin pruebas (la más dramática del momento, de que Obama ordena el espionaje de la oficina de Trump, que ha sido descalificada por su propio Departamento de Justicia, la FBI, los comités de inteligencia y el expresidente, pero aun así insiste), denuncias de todo lo que no se subordine a su versión de las cosas, incluso dentro del propio gobierno, pero a veces el circo sirve de distracción respecto de las políticas para robarse el pan del pueblo.

Por ejemplo, el proyecto de ley para el desmantelamiento de la reforma de salud –prioridad para los republicanos– resultará en que 14 millones pierdan su seguro de salud el año entrante, y 24 millones para el 2026, pero eso no es todo. Esa misma iniciativa de ley incluye –a cambio del sacrificio de los más necesitados– una gloriosa reducción de 600 mil millones de dólares en impuestos para los ricos, en un momento en el cual los más prósperos ya concentran más riqueza que nunca.

En el presupuesto federal –el cual es una propuesta del Ejecutivo siempre modificada por el Poder Legislativo– se expresan los deseos concretos del nuevo gobierno. Un resumen relámpago: incremento histórico del gasto militar, ya de por sí el más alto del mundo, por 54 mil millones de dólares, y para el aparato de seguridad nacional internacional y doméstico, incluyendo medidas antimigrantes, mientras se reducen casi todos los rubros de asistencia social para los sectores más vulnerables (programas para vivienda pública, asistencia de alimentos para viejos y para nuevas madres, asistencia legal, y hasta fondos para calefacción), aniquilación del financiamiento federal para las artes, humanidades y medios públicos; reducción del financiamiento de investigaciones científicas y médicas (incluso sobre cáncer y sida), y anulación de todo lo que tiene que ver con el cambio climático.

El director de la oficina del presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, comentó ante medios que en torno al cambio climático, yo creo que el Presidente fue bastante directo: ya no vamos a gastar dinero sobre eso. Consideramos que eso es un desperdicio de dinero… Por varias agencias del gobierno, lo relacionado al cambio climático está bajo ataque. La Agencia de Protección Ambiental, encabezada por un cuate del presidente que dice que no está de acuerdo con el consenso científico mundial sobre el cambio climático, enfrenta un recorte de casi un tercio de su presupuesto.

Dentro de ese presupuesto se asigna un primer gasto para la construcción del muro fronterizo, así como financiamiento para medidas antimigrantes, incluida la creación de más centros de detención. El clima de pánico que sigue creciendo entre las comunidades inmigrantes es festejado por Trump, al darse crédito por una reducción de 40% en las detenciones en la frontera. A la vez, propuestas como la de separar de inmediato a madres de sus hijos menores al capturarlos cruzando la frontera de manera ilegal son defendidas abiertamente.

Promover tanto sufrimiento y daño no es necesariamente un detalle nuevo en esta democracia donde la opinión mayoritaria suele ser ignorada por la cúpula (las últimas encuestas, por ejemplo, reafirman que la mayoría favorece la legalización de inmigrantes indocumentados y se opone al muro), pero sí el afán y el odio con que se está haciendo.

Vale recordar que las perspectivas derechistas, antimigrantes y racistas de estas políticas son construidas por algunos de sus asesores más íntimos, sobre todo Steve Bannon –el Rasputín de la Casa Blanca–, quien es admirado por agrupaciones ultraderechistas nacionalistas y supremacistas, y Sebastian Gorka, quien supuestamente es asesor antiterrorista del presidente.

El periódico judío The Forward reportó la semana pasada que funcionarios de ViteziRend, grupo neonazi húngaro, afirman que Gorka es uno de sus miembros. De hecho, si lo es, podrá poner en jaque su esencia migratoria en este país si resulta que mintió sobre esa asociación, ya que el Departamento de Estado clasifica esta organización como vinculada a los nazis.

La semana pasada Trump seleccionó como su contraparte histórica al presidente Andrew Jackson (1829-1837), afirmando que ese presiente se opuso a la élite arrogante, igual que él. Fue figura complicada, con nociones parecidas al populismo nacionalista de Trump, y también un enamorado de su propia imagen machista. Pero más revelador es que fue defensor de la esclavitud y promotor de lo que se conoce como la remoción indígena –la expulsión de los pueblos indígenas de sus tierras–, que fue una especie de limpieza étnica. De hecho, sus políticas culminaron en el Camino de Lágrimas, donde 4 mil indígenas cheroquis, incluidos niños, murieron de hambre y frío durante su obligado éxodo al oeste.

Trump está impulsando una orgía de crueldad… esto es moralmente repugnante. Viola todos los ideales más valorados de esta nación. Tenemos una responsabilidad moral para frenarlo, afirma Robert Reich, escritor que fue secretario de Trabajo del gobierno de Clinton.

La octava enmienda de la Constitución prohíbe los castigos crueles e inusuales. Es la descripción precisa de las políticas contra los más vulnerables, los inmigrantes, los refugiados, los pobres, los niños y el planeta mismo que se anuncian con tanto gusto desde la Casa Blanca.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

  • Columnista de La Jornada; corresponsal de ese diario en Nueva York.

“La UE no puede estar dominada por las élites europeas”

DPA 25 de marzo del 2017 BERLIN

En una entrevista exclusiva con Dpa en Berlín, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, analizó la situación actual en la Unión Europea (UE), el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, defendió hoy una Europa más social que no esté dominada por las finanzas ni por las élites alemanas.

Por Esteban Bayer y María Prieto

- DPA: Acaba de describir la UE como "un proyecto político que camina hacia el fracaso". Le Pen elogió la "batalla" de Podemos contra la UE. ¿Cuál es la posición del partido frente a Europa?

- Iglesias: La extrema derecha y lo que representa Marine Le Pen es una de las pruebas de esa crisis. Creo que hay muchas pruebas de que la UE no sirve, de que ese proyecto vinculado al Tratado de Maastricht y al Tratado de Estabilidad no funciona, de que es un proyecto hegemonizado por Alemania y que hace falta construir una Europa distinta. Una Europa que vuelva a los valores del antifascismo, que es la mejor vacuna frente a Marine Le Pen. Nosotros estamos muy contentos de que en España, gracias a que existe una fuerza política como Podemos, no hay fuerzas políticas de extrema derecha como el Frente Nacional.

- DPA: ¿Qué Europa defiende podemos?

- Iglesias: Pensamos que la UE tiene que ser diferente. No puede estar dominada por las finanzas, no puede estar solo dominada por las élites alemanas, no puede ser que haya un Banco Central Europeo que no responda a controles democráticos, hace falta una Europa más social, una Europa no dependiente en lo militar de los Estados Unidos. Hemos dicho que hay que ir a un sistema de defensa integral europeo porque somos europeístas. Somos la única fuerza política de España que estuvo en Reino Unido haciendo campaña a favor del "remain" para que permaneciese en la UE.

- DPA: ¿En qué se diferencian sus críticas al bloque de las de populistas de izquierda como el italiano Beppe Grillo?

- Iglesias: Creo que el Movimiento Cinco Estrellas se mueve en una cierta ambigüedad ideológica. Mi experiencia con ellos en el Parlamento Europeo es que no tienen muy claro lo que quieren ser.

- DPA: ¿Cuán posible ve de un adelanto electoral en España?

- Iglesias: No lo veo muy posible. Me da la impresión de que el Partido Popular tiene muy bien atados sus apoyos. En España gobierna una triple alianza entre el Partido Popular, el Partido Socialista y Ciudadanos.

- DPA: En la medida en la que cambie la secretaría general del PSOE, ¿Cree que ese adelanto electoral es plausible?

- Iglesias: íQuién sabe! Tenemos que ser muy respetuosos con el proceso interno que se da en ese partido. Hasta ahora el partido socialista ha hecho una apuesta estratégica por seguir con el Partido Popular (PP). A nosotros nos gustaría que eso cambiara en el Partido Socialista y que nos prefiriese como aliados antes que al PP.

- DPA: Usted, que de su paso por el Parlamento Europeo conoce a Martin Schulz, ¿Cree que es un buen candidato para Alemania?

- Iglesias: Le tengo respeto en lo personal y es un tipo afable pero me he dado cuenta de que en las últimas semanas ha cambiado el discurso. De llegar a acuerdos con los conservadores, observo en las últimas cosas que dice que ha adoptado un discurso más izquierdista pero creo que a los líderes políticos hay que juzgarles por su trayectoria y no tanto por su capacidad de transformismo para cambiar el discurso. Creo que Schulz forma parte de una tradición en el partido socialdemócrata alemán (SPD) que se ha puesto de rodillas frente a la política de Angela Merkel.

- DPA: ¿Entre Martin Schulz y Angela Merkel, con qué candidato se queda?

- Iglesias: Nunca queremos elegir entre "Guatemala y Guatepeor". Creo que tanto Merkel como Schulz comparten proyecto estratégico y que las diferencias entre sus formaciones políticas son de matiz.

- DPA: A Podemos se le ha identificado en Alemania con Los Verdes, con lo que Los Verdes fueron en sus inicios. ¿Les gustaría seguir su ejemplo o aspiran a trascenderles?

- Iglesias: No me gustaría nada acabar como Joschka Fischer. Creo que tuvo una juventud interesante y que fue un valiente en su juventud pero después se convirtió en todo aquello en lo que él mismo odiaba. Terminó trabajando para una empresa privada después de haber sido un político. Fue un ejemplo de las puertas giratorias.

- DPA: ¿Se ha reunido con Angela Merkel o está previsto que lo haga?

- Iglesias: Creo que esa reunión no se producirá hasta que yo sea presidente del Gobierno de España. Cuando yo sea presidente del Gobierno de España si la señora Merkel sigue al frente de la Cancillería tendremos que reunirnos y seguro que será una reunión cordial y con el mejor tono.

- DPA: Las declaraciones del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que señaló que los países del sur derrochaban en "copas y mujeres", parecían hacer alusión a las tarjetas black de Bankia ¿Cree que Dijsselbloem debería dimitir?

- Iglesias: Creo que el racismo hacia los países sur es algo muy peligroso. Este señor debería disculparse. Ese tipo de declaraciones paternalistas y con cierto tufillo racista deberían estar fuera de la cultura europea. Debería dimitir porque esa es una buena tradición en Europa. Cuando alguien dice una barbaridad, dimite.

- DPA: ¿Considera Podemos que el Gobierno debe ser más flexible para no obstruir el desarme de ETA, abriendo por ejemplo la puerta al acercamiento de presos?

- Iglesias: La excepcionalidad que se ha aplicado en España a los presos de ETA ya no se justifica y creo que cualquier preso pueda cumplir su condena cerca de su familia es algo sensato y algo que ayudaría a mejorar la convivencia en el País Vasco. Creo que es una cuestión de responsabilidad de Estado en la que deberíamos estar todos unidos.

- DPA: El Gobierno catalán presentó hoy (sábado) su campaña para un referéndum independentista. ¿De qué modo en concreto apoyará Podemos el camino al referéndum? ¿Cree que será posible que este referéndum se celebre?

- Iglesias: Creemos que en Cataluña debe llevarse a cabo un referéndum pactado y legal, que sea verificable y para que tenga consecuencias efectivas. Nosotros en ese referéndum defenderíamos que Cataluña siguiese en España y creo que nuestra opción ganaría. Creo que tarde o temprano ocurrirá, a la historia no se le pueden poner puertas ni ventanas.

La doble moral de Wada, la agencia mundial antidoping

REBELIÓN 16 de marzo del 2017 ESPAÑA

A propósito de la manipulación política del dopaje en las competencias deportivas.

Rodrigo Bernardo Ortega

El concepto de dopaje es bastante antiguo: ya en la mitología noruega existe amplia documentación sobre el uso de sustancias que incrementaban la fuerza, también en la Grecia antigua existían especialistas que ofrecían a los atletas olímpicos brebajes que intentaban aumentar la resistencia física, inclusive los gladiadores romanos utilizaron agentes dopantes fortalecedores.

La palabra doping tiene su origen en antiguas tribus africanas, como la tribu Kaffir, quienes utilizaban en ceremonias religiosas una bebida alcohólica estimulante llamada “Dop”; también los guerreros Zulú la empleaban para mejorar su rendimiento en las carreras.

En la época moderna, un columnista holandés de apellido De Boers fue el primero que empleó este término para describir cualquier bebida estimulante, y el uso de esas sustancias en el deporte fue descrito como doping, con una primera aparición en un diccionario en el año 1889.

Aunque el primer deporte en el cual se documentó el uso de doping fue la natación, el uso de sustancias estimulantes se comenzó a utilizar principalmente en el ciclismo, para después extenderse a otros deportes como el atletismo, pesas, boxeo y actualmente a la totalidad de las disciplinas deportivas.

En la primera mitad del siglo XX era comúnmente aceptado el empleo de estimulantes para mejorar el rendimiento deportivo, pero después de observar los evidentes efectos dañinos para la salud por el uso y abuso de estas sustancias, se inició un movimiento para controlar su utilización por parte de las autoridades deportivas como el Comité Olímpico Internacional, COI, que se involucró por primera vez en el año 1967 en el Tour de Francia.

Las primeras muestras antidoping se tomaron en los Juegos de México del año 1968.

Pero solo es en el 1999 cuando por iniciativa del COI se crea la Wada –World Anti-Doping Agency–, también conocida como Agencia Mundial Antidopaje AMA, con la muy plausible idea de lograr una armonización entre las diversas autoridades de control, creando un código mundial antidopaje de uso obligatorio, así como la publicación anual de una lista de sustancias y métodos prohibidos para los deportistas.

Esta agencia, creada como una fundación independiente, comenzó a funcionar de manera muy adecuada y logró grandes avances en el control y la prevención del uso de sustancias dañinas para los deportistas, pero a medida que avanzamos en el presente siglo ha venido siendo utilizada por algunos gobiernos como arma política para desacreditar los deportistas que no son de sus afectos, como también para favorecer el uso de sustancias prohibidas en sus propios deportistas, aplicando una doble moral que es totalmente inaceptable.

Se ha conocido que a Serena Williams la Wada le autorizó el uso prolongado de medicamentos prohibidos como hidromorfona, prednisolona, oxicodona y prednisona por más de 5 años desde el 2010; su hermana Venus recibió autorizaciones similares.

De otra parte, la gimnasta Simone Biles a pesar de haber dado positivo para metilfenidato en agosto, esto no fue impedimento para que participara y ganara 4 medallas de oro en las justas de Rio, también pudo participar la basquebolista Elena Delle Donne a pesar de haber dado por la misma época, positivo para anfetaminas.

Y es que los efectos del tipo de drogas empleado por las deportistas no es menor: la oxicodona por ejemplo, es un analgésico de última generación, copia mejorada de la heroína, morfina o la codeína y se emplea para personas que han sufrido fuertes traumas, operaciones mayores o problemas oncológicos, este medicamento suprime el dolor logrando borrar las barreras que impone el cerebro ante cargas excesivas de trabajo físico.

Otro ejemplo claro es la triamcinolona, consumida por Venus Williams con autorización de la Wada por una periodo de más de 4 años, pues este medicamente impulsa el aumento de los bronquios y se utiliza para personas asmáticas, mientras que a las personas sanas les aumenta el volumen de los bronquios, con la evidente ventaja competitiva ante los demás deportistas rivales.

El caso de Michael Phelps, quien es el deportista más condecorado en la historia de las olimpiadas es emblemático: en el año 2009 en una fiesta de alumnos de la Universidad de Carolina del Sur, fue sorprendido fumando marihuana, lo cual le costó una leve suspensión de solo tres meses alejado de las competencias.

En el año 2014 fue arrestado por conducir a gran velocidad bajo los efectos del alcohol, con una suspensión de 6 meses que no le impidió su participación en las olimpiadas de Rio.

Como se observó claramente en una foto, Phelps mostraba una serie de derrames circulares, los cuales se deben al cupping que es una técnica china que ayuda a la buena circulación de la sangre y mejor recuperación de los músculos, lo cual no es en ningún modo diferente al efecto producido por el meldonium.

El otro lado de la moneda es muy diferente: La bella atleta María Sharapova venía consumiendo meldonium para su diabetes desde el año 2005. Esta droga no ingresó a la lista de sustancias prohibidas sino hasta el mes de enero del presente año. Aunque la atleta dio las debidas explicaciones y mostró sus diagnósticos que evidenciaban la necesidad del consumo del medicamento en su caso, fue suspendida para participar en cualquier competencia, afectándola además con sus grandes patrocinadores y manchando para siempre su impecable hoja de vida como deportista.

Como se observa de manera clara, la Wada practica una doble moral al apartar de las competencias a la Sharapova y al mismo tiempo, autorizar el uso de drogas para enfermos graves a las hermanas Williams.

Y es que esta persecución política no se circunscribe únicamente a la bella Sharapova, pues la Wada, sobrepasando abiertamente sus poderes, no solo suspendió a muchos atletas rusos para así impedir su participación en los juegos olímpicos y paralímpicos de Rio 2016, sino que en un hecho sin precedentes, solicitó al Comité Olímpico Internacional, la suspensión de TODA la delegación de Rusia a los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Rio 2016. Afortunadamente, el COI delegó la decisión a las federaciones nacionales, con lo cual los representantes rusos tuvieron la oportunidad de competir en las justas olímpicas.

Como si todo lo anterior fuera poco, la Wada además ejerció presión psicológica sobre algunas selecciones específicas: fue el caso de los atletas rusos de pesas, quienes debieron soportar durante los dos meses previos a las competencias, controles semanales antidopaje, con lo cual algunos sucumbieron a la presión psicológica, lo que no impidió que ganaran dos medallas de oro y una de plata.

La Wada es una estructura independiente que debe apoyar la actividad del COI, pero lo que no se puede aceptar es que intente suplantar su autoridad, tomando decisiones sin considerar todos los hechos, aplicando una doble moral según sus preferencias políticas y usurpando la autoridad superior. Es importante denunciar estos hechos, pues en esta ocasión las víctimas fueron los deportistas rusos, pero mañana podrán sufrir estas persecuciones las delegaciones de China o Colombia, por ejemplo.

El control antidopaje es muy importante para proteger la vida y la salud de los atletas, pero lo que no es correcto es emplearlo como un arma política, pues pierde toda su esencia y vulnera los derechos de muchos inocentes, además del daño psicológico que se inflige a los competidores, ataca directamente la moral y el orgullo que un país determinado tiene por sus mejores exponentes del deporte.

Finalmente, no hay explicación clara de porqué ligas dominadas por los Estados Unidos como las ligas de fútbol americano o basquebol no permiten a la Wada efectuar pruebas de verificación antidopaje a sus atletas. Nuevamente, vemos la doble moral que caracteriza al imperio del Norte: todo lo ve con doble rasero, una pequeña ventana para mirar sus errores y una gran lupa para mirar a determinados países, como dice en la Biblia: “Miran la paja en el ojo ajeno, pero no observan la viga en el suyo propio”.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo