Saltar a: navegación, buscar

Portal:Panorama Mundial/DE LA PRENSA/2017-07-19

Lula sentenciado, objetivo alcanzado

PÁGINA 12 13 de julio del 2017 ARGENTINA

Eric Nepomuceno*

El pasado 12 de julio el juez de primera instancia Sergio Moro sentenció al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a nueve años y seis meses de cárcel. De paso, lo inhabilitó para ocupar cualquier puesto en la administración pública por los próximos 19 años. La culpa: haber recibido, como soborno, un departamento de tres plantas y poco más de 200 metros cuadrados en Guarujá, un decadente balneario a unos 70 kilómetros de San Pablo, por valor de poco más de 700 mil dólares.

La sentencia era, bajo muchos aspectos, esperada. Al fin y al cabo, desde el inicio del llamado “Operativo Lavado Rápido” (Lava Jato) quedó más que clara la obsesión fundamentalista del juez de provincias contra el ex presidente más popular del último medio siglo en Brasil y principal figura política del país de nuestros tiempos.

¿Pruebas de que el departamento haya sido regalado a Lula? Ninguna. Para empezar, el inmueble en cuestión tiene su titularidad empeñada junto al banco estatal Caixa Económica, como parte del acuerdo de suspensión de pagos y recuperación judicial de la constructora, la OAS. Pero hay más: no existe un solo registro de propiedad del inmueble a nombre de Lula. Y eso, por una sencilla razón: nunca le perteneció.

Es una historia harto conocida en Brasil, y debidamente ensombrecida por los medios hegemónicos de comunicación que han sido uno de los pilares del golpe institucional que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff, pero cuyo objetivo clarísimo siempre ha sido el de liquidar la figura política de Lula da Silva.

Efectivamente, hace más de una década, la fallecida esposa de Lula, doña Marisa Leticia, adquirió una cota de un edificio que sería construido en Guarujá. Acorde a las leyes y costumbres en Brasil, es posible comprar una cota de una construcción y, cuando esté terminada, elegir determinado departamento y pagar la eventual diferencia. Fue lo que ocurrió: cuando el edificio quedó listo, doña Marisa fue a verlo y desistió del negocio.

El constructor, que sí obtuvo gordísimos contratos con la Petrobras durante los mandatos de Lula, entendió lo obvio: tener al expresidente entre los propietarios del edificio sería un atractivo insuperable. Mandó reformar todo el inmueble, dotándolo inclusive de un ascensor privado, y pidió que Lula fuese a verlo. Y cuándo lo vio, Lula – ha sido su única visita al local– le dijo que definitivamente no.

No hay una única prueba de que algún minuto de algún día el ex presidente haya recibido el departamento. Sobran pruebas de que la constructora OAS sigue siendo su verdadera y única propietaria. ¿Por qué motivos entonces se condena da Lula?

Por una única y verdadera razón: porque para liquidarlo se armó y desató el golpe que destituyó a Dilma Rousseff.

Hay que entender que la frustrada presidenta era nada más que un escollo en el camino de los que armaron el golpe: el actual senador Aécio Neves, derrotado por ella en las elecciones del 2014, con el pleno aval del ex presidente Fernando Henrique Cardoso; los medios hegemónicos de comunicación; los partidos políticos que se dejan comprar por el mejor postor, sea de donde sea; el gran capital nacional; y, claro, los intereses de las multinacionales que ahora pretenden beneficiarse de la nueva situación. Para que ese cuadro se completase, era y es necesario liquidar a Lula y su partido, el PT.

La llegada de Michel Temer y sus secuaces tuvo como objetivo primordial imponer “reformas” que, en realidad, significan liquidar todo lo que se construyó, en términos de derechos sociales, no solo bajo los gobiernos de Lula y Dilma, sino de los últimos más de cincuenta años y, en el caso de los derechos laborales, más de setenta. Ahora, cuando se ve quienes son los verdaderos bucaneros, ellos dejan de ser necesarios. Temer es un presidente que, además de ilegítimo, está moribundo.

Lula da Silva se transformó, gracias a la actuación de un juez de provincias cuyo autoritarismo y parcialidad son más que evidentes y ya no solo para juristas, sino para crecientes parcelas de la opinión pública que no se dejaron idiotizar por los medios hegemónicos de comunicación, con la TV Globo a la cabeza, en el primer ex presidente condenado por corrupción.

No hay, vale repetir, una mísera prueba contra Lula en el caso del departamento. Pero sobran pruebas de que, pese a la masacre que el expresidente sufre de manera incesante, su popularidad es una amenaza. Lula es un pájaro peligroso, que tiene que ser abatido antes de que vuelva a alzar vuelo.

Si para defender esa clase de interés la derecha más rancia encuentra a un joven juez de provincias obcecado por la fama y obsesionado contra Lula, y si a tal magistrado se unen fiscales fanáticos, todo eso al amparo de los medios de comunicación y la omisión cómplice de las instancias superiores de justicia, el guión de la película está cerrado.

Hay que ver cómo reaccionará el público. Si con la debida indignación, o la miserable resignación.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

  • Periodista brasileño del diario argentino Página 12

Cuba sufre bloqueo impiadoso, pero igual votará el 22 de octubre

EL MERCURIO DIGITAL 14 de julio del 2017 ESPAÑA

Emilio Marín*

La Isla socialista sufre un recrudecimiento del bloqueo por decisión de Donald Trump. De todos modos su democracia no se amilana y el próximo 22 de octubre habrá elecciones generales.

El bloqueo norteamericano contra Cuba comenzó en febrero del 1962, con todos los daños económicos que eso supone. Este año, como desde el 1992, la Asamblea General de la ONU recibirá el proyecto de resolución cubano condenando el bloqueo y la abrumadora mayoría de países lo votará. Así fue el año pasado, cuando 191 representantes reclamaron el fin del bloqueo y solo dos países se abstuvieron (Estados Unidos e Israel), sin votos en contra.

En esta oportunidad los 191 votos solidarios con Cuba se mantendrán y la duda es qué hará ese par de tíos que se abstuvieron. Es que gobierna Trump y por eso la representante estadounidense, Nikki Haley, podría volver a la votación contraria; si así fuera, Israel, seguiría esos pasos indignos.

La presunción no es arbitraria. El 16 de junio pasado Trump hizo un acto con la gusanería de Miami, con el senador Marco Rubio y la legisladora Ileana Ros-Lehtinen, republicanos y archienemigos de Cuba. En el teatro Manuel Artime, que homenajea a uno de los cabecillas de la invasión de Bahía Cochinos en el 1961, anunció una nueva política hacia La Habana, volviendo sobre los tímidos pasos dados por Barack Obama a partir de diciembre del 2014. Se acabaron los viajes de estudios a título individual de los norteamericanos y los acuerdos comerciales de sus empresas con firmas cubanas que tuvieran vínculo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias. Y también volvieron las sanciones a empresas suyas o de terceros países por el “delito” de comerciar con la Isla.

En lo que va del 2017 la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), ya dispuso cuatro multas por supuestas violaciones al bloqueo económico, comercial y financiero. La última afectada fue la compañía estadounidense de seguros American Internacional Group (AIG), a la que penalizaron con 148 mil 698 dólares por haber provisto seguros al envío de mercancías hacia o desde Cuba.

Otra sanción había caído sobre American Honda Finance Corporation, que distribuye productos Honda y Acura, acusándola de alquiler de vehículos a la Embajada de Cuba en Canadá. La multaron en 87 mil 255 dólares.

Según los cálculos cubanos, los daños económicos directos ascienden a 753 mil 668 millones de dólares, actualizando el valor del dólar en estos 55 años.

Acusaciones falsas

Trump quiso justificar su “Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba”, firmado en Miami, criticando al sistema político cubano como antidemocrático.

El presidente que bombardea Siria y Afganistán, que impide la llegada de inmigrantes, que privará del seguro de salud a 23 millones de habitantes con la reforma del Obamacare, que abandona los acuerdos sobre el Cambio Climático firmados por 195 países, que refuerza el bloqueo contra Cuba, etc., no tiene autoridad para criticar a nadie.

Pero además, miente, porque la Isla practica su democracia socialista, de bases, con gran participación ciudadana, sin gastos como los del capitalismo y sin políticos corruptos y mentirosos. Estos medran en gran cantidad de países, incluyendo por supuesto los Estados Unidos. Cualquier duda, ver las cinco temporadas de House of Cards y allí los personajes Frank Underwood y su esposa Claire, les mostrarán cuál es “la democracia” de la Casa Blanca, el Capitolio, la CIA y el Departamento de Estado.

El 14 de junio pasado, el Consejo de Estado de Cuba dio comienzo al cronograma electoral y dos semanas más tarde la Comisión Electoral Nacional (CEN), cuya titular es Alina Balseiro Gutiérrez, ya estaba dando una conferencia de prensa.

Allí informó que las elecciones para delegados a las asambleas municipales y provinciales del Poder Popular se realizarán el 22 de octubre próximo, que casualmente coincidirán en la fecha con las legislativas nacionales de la Argentina. Como los candidatos tienen que sumar el 50% más un voto para ser electos, en los casos que no lleguen a ese porcentaje se realizará la segunda vuelta el domingo 29.

Balseiro Gutiérrez no dio la fecha de la segunda etapa de las elecciones, para la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), encargada posteriormente de elegir al presidente y un vicepresidente primero de la República, otros cinco vicepresidentes, un secretario y 23 miembros del Consejo de Estado.

La CEN es la autorizada por la Constitución cubana del 1976 y la Ley electoral del 1992 de nominar a la Comisión de Candidaturas Nacional (CCN), que se integra con representantes de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap), la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) y la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM).

Esa Comisión de Candidaturas confirma que el Partido Comunista de Cuba no tiene la potestad de proponer las candidaturas, como acusan EEUU y los países que repiten sus mentiras.

El sistema cubano se va conformando de abajo hacia arriba: desde las asambleas de vecinos que proponen candidatos sin importar su afiliación o carencia de la misma, pasando por el examen de esas candidaturas por parte de las comisiones de cada nivel (municipal, provincial y nacional) y finalmente el voto libre, secreto y no obligatorio de los 11 millones de cubanos, para elegir a los delegados del Poder Popular.

Más democracia

La ingeniera Gisela María Duarte Vázquez, presidenta de la CCN, les entregó el 30 de junio las credenciales a los 7 miembros. Por la FEU fue designada Mirthia Julia Brossard, de 22 años, estudiante de Relaciones Internacionales.

Se elegirán 12 mil 515 delegados del Poder Popular en comicios generales; los candidatos serán nominados en asambleas a realizarse entre el 4 y el 30 de septiembre por todos los cubanos mayores de 16 años.

Y así, desde abajo hacia arriba, ellos irán ejerciendo su poder democrático del voto para nominar al órgano de poder popular a nivel nacional, la ANPP. Y esta elegirá a las máximas autoridades del Estado, a principios del 2018. En ese momento habrá un momento de inflexión porque Raúl Castro estará terminando su segundo mandato y él propuso que los altos cargos políticos no puedan exceder dos mandatos. Hay candidatos que podrían ocupar su lugar, siempre con el voto popular.

Es seguro que en estas elecciones, como en todas las realizadas a partir del 1976, habrá una altísima participación, realzada porque el voto no es obligatorio.

Este aspecto contrasta con el modelo norteamericano, cuyas elecciones tienen una participación apenas superior al 50%; como compiten dos partidos hegemónicos quiere decir que el ganador tiene algo más del 25% de los sufragios.

No se trata solo de participación para votar en Cuba, porque hay asambleas barriales para nominar candidatos y si estos son electos tienen la obligación de realizar dos reuniones al año con sus vecinos para informar, rendir cuentas y recibir datos sobre sus circunscripciones. Los delegados que incumplen su trabajo o defrauden a los electores pueden ser revocados, algo que provoca una sana envidia en el cronista y muchos argentinos. En el 2015 Mauricio Macri prometió la pobreza cero y hoy los despedidos y suspendidos se cuentan por centenares de miles.

Otro aspecto notable del sistema cubano es la baratura. Cuando las candidaturas están aprobadas por la CCN, se dispone que en los lugares públicos se peguen copias de la foto y currículo del candidato. Punto. Ni marketing, ni Durán Barba o Duda Mendonca ni ningún gurú, ni medios monopólicos afines, encuestas pagas, carpetazos y aportes de empresas que luego se cobran con contratos. Cero peso. A los argentinos, en cambio, las PASO de octubre nos costarán 2 mil 600 millones de pesos para 41 primarias para diputados nacionales y 4 para senadores.

Se dirá que allá hay un solo partido, PCC, pero en EEUU solo dos se reparten el poder imperial y en el 2015 en Argentina había 691 partidos (38 nacionales y 653 de distrito).

Lo importante no es la cantidad, sino la naturaleza política y objetivos de los partidos. En la Isla hay uno solo porque ese fue el legado de su Héroe Nacional José Martí, que en el 1892 fundó el Partido Revolucionario Cubano enfatizando que tal unidad era decisiva para la independencia.

Raúl Castro dijo en la Conferencia Nacional del 2012: “Renunciar al principio de un solo partido equivaldría, sencillamente, a legalizar al partido o los partidos del imperialismo en suelo patrio y sacrificar el arma estratégica de la unidad de los cubanos, que ha hecho realidad los sueños de independencia y justicia social por los que han luchado tantas generaciones de patriotas, desde Hatuey hasta Céspedes, Martí y Fidel”.

Se podrá estar de acuerdo o no con el partido único cubano, pero no se puede caer tan bajo como Trump de acusar por ello a Cuba de dictadura. Los cubanos, sin exportar su modelo electoral, enriquecen el concepto de democracia.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

  • Periodista argentino. Columnista del diario La Arena, de Santa Rosa, La Pampa

La cara oculta de la realidad venezolana

LA HAINE 17 de julio del 2017 ESPAÑA

Juan Francia*

El pueblo chavista inundó los centros electorales el pasado domingo 16 de julio, convocado por el Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) para participar en el ensayo de elecciones a constituyentes. La oposición por su parte había convocado para este mismo día al pueblo a manifestarse en una consulta improvisada, contra la Asamblea Nacional Constituyente y la continuidad del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La cara oculta de la luna

Cuando se observa la cobertura de la prensa occidental sobre estos eventos, se comprueba que casi solo habla de la movilización opositora, y nada se dice del ensayo electoral para poner a prueba el sistema de cara a las elecciones constituyentes del 30 de julio. La prensa internacional invisibiliza la gran movilización popular que participó del ensayo electoral del CNE, y exhibe a la oposición venezolana como única expresión del pueblo en las calles.

Los grandes medios y agencias de noticias tienen una actitud recurrente sobre Venezuela, hay una cara del país que permanece oculta a los ojos de la opinión pública internacional. Por eso la censura de los medios de comunicación sobre la multitudinaria participación chavista en el ensayo electoral es algo que no sorprende.

La prensa occidental ha ocultado sistemáticamente los logros del chavismo, y en particular desde abril pasado los medios han redoblado sus esfuerzos para manipular la opinión pública internacional sobre Venezuela.

Recuerdo que el 19 de abril participé de una gran movilización convocada por el gobierno de Maduro, ese mismo día también la oposición había hecho lo propio, al regresar a casa y repasar los ecos de la jornada en la prensa internacional, vi que el periódico francés Libération solo hablaba de la movilización de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), mientras que la masiva manifestación chavista parecía no haber existido para el periódico galo.

Por otra parte la contundente participación en el simulacro electoral, que superó las expectativas del propio gobierno, expresa el hartazgo de gran parte de la población de las guarimbas, expresiones violentas de los sectores extremistas de la oposición que impide el libre tránsito y agrede instituciones públicas, privadas y a transeúntes.

La gran movilización bolivariana también demuestra el fracaso de esos mismos grupos terroristas en cuanto a su intención de infundir miedo y reducir la participación o inmovilizar por esa vía al chavismo.

El silencio sobre la participación del pueblo chavista en la jornada del 16 de julio confirma la agenda violenta e intervencionista elaborada por Washington, ejecutada por la derecha extrema de la oposición y sustentada por la campaña de propaganda masiva de los medios de comunicación occidentales.

La “buena fe” de la consulta golpista

La consulta de la oposición derechista venezolana no contó con el aval del Consejo Nacional Electoral, único órgano habilitado por la Constitución nacional, capacitado y dotado de recursos técnicos y humanos para celebrar tales eventos. Los resultados (supuestamente votaron en su consulta más de 7 millones de ciudadanos), no se pueden verificar, ya que quemaron los registros posteriores a la votación para proteger la identidad de los votantes, según argumentaron desde la oposición.

Los votos de los opositores fueron contados por ellos mismos, interesados en que la cifra fuera lo más abultada posible para demostrar músculo político. No obstante la prensa internacional cree en la “buena fe” de la MUD, a pesar de que no contaron con los diversos mecanismos que utiliza el CNE para garantizar el voto y su conteo en este tipo de consultas populares, del mismo modo que prefiere ignorar al pueblo que con su voto avaló la convocatoria de Nicolás Maduro a la Asamblea Nacional Constituyente y demostró que el presidente cuenta con un sustancial apoyo popular.

Selección en Internet: Melvis Rojas Soris

  • Periodista argentino residente en Venezuela

Paraguay, pobreza e inequidad

LA HAINE 12 de julio del 2017 ESPAÑA

A un lustro del golpe parlamentario de la oligarquía derechista

Hedelberto López Blanch*

Recordemos que el presidente elegido democráticamente en Paraguay, Fernando Lugo, fue destituido de forma arbitraria bajo la excusa de la masacre ocurrida en Curuguaty, en la que murieron 11 campesinos y seis policías, un complot planificado por los poderes involucrados en un cambio de gobierno por cualquier vía.

Tras ese hecho, en junio del 2012 asumió como presidente Federico Franco, un político ligado a los intereses oligárquicos, a las transnacionales y al narcotráfico y que influyó para el regreso al poder del Partido Colorado, que había sido derrocado en el 2008 tras 60 años de mandato.

Franco inmediatamente marcó pautas al favorecer a las transnacionales agroalimentarias, liberalizó aún más el comercio de las semillas transgénicas, pactó con la banca extranjera y emitió el primer grupo de bonos soberanos al mercado internacional por 500 millones de dólares.

La bondadosa política neoliberal de entrega de recursos naturales, económicos y financieros asumida por Franco, continuó ampliándose un año después, en junio del 2013, con la llegada al poder de Horacio Cartes.

En los últimos cinco años Paraguay duplicó su endeudamiento, que hoy se cifra en alrededor de 6 mil 500 millones de dólares.

El modelo agrario exportador implantado en esta nación sudamericana, donde predominan los cultivos de soja con semillas genéticamente modificadas, genera el 40% del Producto Interno Bruto (PIB). Recientemente el Gobierno introdujo una propuesta de ley para imponer un 15% de impuestos a esas exportaciones, lo cual inmediatamente protestaron los grandes productores y se opusieron a tener que entregar una mínima fracción de sus enormes ganancias.

En Paraguay el 80% de los suelos esta sembrado de soja y de acuerdo con un informe de la ONG inglesa Oxfam el 71,3% de esos terrenos está controlado por el 1% de los terratenientes.

Este modelo de desarrollo excluyente concentra las riquezas en pocas personas, que además de los dividendos obtenidos poseen gran influencia en la política.

Los cultivos de soja, pese a que se exporta a varios países, han sido incapaces de generar suficientes puestos de trabajo en una economía primaria dependiente, pero sí es responsable de una deforestación acelerada con incidencia directa en el desplazamiento de la agricultura familiar.

En sentido directo, la sobreexplotación de soja provoca el uso de elementos tóxicos con semillas genéticamente manipuladas, destrucción de los suelos, siembra de menos alimentos para consumo humano y solo genera el 15% de los empleos.

Según Elizabeth Barrios, titular de la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC), con el nuevo resultado de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), la pobreza total durante el gobierno de Horacio Cartes se incrementó en relación con el año pasado, del 26,58% al 28,86 por ciento . Esto significa que al menos un millón 950 mil paraguayos son pobres.

La cifra significa que el 29% de los 6 millones 700 mil habitantes de esa nación se encuentran en esa desafortunada categoría que se vuelve más preocupante en las zonas rurales, donde se sitúa en 39,72 por ciento.

El titular de la Secretaría Técnica de Planificación (STP), José Molinas, anunció en un acto celebrado en un hotel de Asunción que la pobreza extrema se sitúa en el 9,97%, lo que equivale a 687 mil personas: 494 mil en el área rural y otras 193 mil en áreas urbanas

Esos números resultan alarmantes para un país que aparece como el cuarto exportador mundial de soja y el sexto de carne y produce alimentos para 60 millones de personas de diferentes continentes.

Para el economista Isaac Godoy, "el aumento de la inequidad refleja el hecho de que la mayor parte de los beneficios del crecimiento económico se está quedando en manos de los capitalistas (empresarios o inversionistas), quienes favorecidos por la baja presión tributaria acumulan ganancias”.

El economista Godoy obvia reconocer que las políticas neoliberales aplicadas en el país son las causas directas de esos problemas y solo se las achaca a los bajos impuestos tributarios que abonan empresas e individuos adinerados.

La realidad consiste en que no hay disposición política para llevar adelante programas sociales que permitan acceder a servicios de educación, salud, saneamiento, vivienda y otros de primera calidad a una gran mayoría del pueblo que no puede satisfacer sus necesidades básicas.

El gobierno de Cartes se ha caracterizado por beneficiar a las compañías transnacionales financieras y del agronegocio.

Una de las primeras leyes promulgadas a solo un mes de su asunción fue la conocida como Alianza Pública Privada, que consiste básicamente en que el Estado paraguayo asume todos los riegos relativos a la inversión, con amplias ventajas para el capital extranjero, como la anulación de la jurisdicción de la justicia nacional ante eventuales litigios.

Amparado en esa legislación el Presidente tiene las manos libres para rematar el país, sin costo para los inversores, incluyendo las inversiones especulativas o fondos buitres.

En esa línea a favor del agronegocio ya se han liberado 20 semillas transgénicas: 14 de maíz, tres de soja y tres de algodón. Pobres campesinos, el neoliberalismo los deja sin tierra, sin semillas originales, pero sí les otorga pobreza.

Selección en Internet: Inalvys Campo Lazo

  • Periodista cubano

América Latina, “zona de paz” vulnerada por la creciente militarización de Estados Unidos

REBELIÓN 10 de julio del 2017 ESPAÑA

EEUU y Chile realizarán maniobras militares conjuntas cerca de la frontera con Bolivia

Héctor Bernardo*

Tras conocerse un comunicado del Comando Sur de los Estados Unidos, en el que se informó que ese cuerpo militar norteamericano realizará maniobras junto a las Fuerzas Armadas de Chile, el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, criticó con dureza la decisión del gobierno de Michelle Bachelet.

Morales señaló a través de la red social Twitter: “Maniobras conjuntas Teamwork South 2017: Cuando los hermanos aprenden juntos a matar. El Caín de Sudamérica en el juego perfecto”.

“EEUU-Chile con operaciones navales Teamwork South 2017: Las colonias aprendiendo de sus amos”, comentó el mandatario.

Varios aspectos suman preocupación al anuncio del Comando Sur norteamericano y el Gobierno chileno, entre ellos: la creciente militarización que Estados Unidos ha hecho de una región que fue declarada, por los países que integran la Celac, como “zona de paz”. Hasta el momento, Washington ha implantado más de 80 bases militares, ha desembarcado miles de marines y negocia la implantación de más bases y radares en este territorio.

A todo ello se suma que el Gobierno del golpista Michel Temer también anunció maniobras conjuntas del Ejército brasileño y el Comando Sur norteamericano y la intención manifiesta de instalar una base de “investigación militar-científica” en Ushuaia (Argentina).

No parece un dato menor que el Comando Sur realice las maniobras cerca de los lugares ricos en recursos naturales: la Amazonía brasileña, con la mayor biodiversidad de la región; la frontera con Bolivia, país rico en litio y otros minerales; la base del Sur argentino, que estaría enfocada en la diversidad de minerales de la Antártida; la constante presión para instalar otra base en la zona de la Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay), donde tendría el control de Acuífero Guaraní, una de la reservas de agua potable más importantes del mundo, y la presión constante sobre Venezuela, donde se encuentra la mayor reserva petrolera del planeta.

En diálogo con el diario Contexto, de San Miguel de Tucumán, Argentina, el analista político, sociólogo e investigador Atilio Borón afirmó que “lamentablemente, los gobiernos de Chile tienen una triste trayectoria de servilismo frente a los intereses norteamericanos”.

“Chile ha sido un aliado preferencial de Washington. Muchos se olvidan que en el 2005, en Mar del Plata, el Gobierno chileno defendió la instalación del Alca hasta el último minuto”, remarcó.

Borón, especialista argentino en las políticas de Washington hacia la región, recordó que “en el 2012, Chile autorizó la instalación de una base militar norteamericana en ConCón, y lo hizo sin dar ninguna discusión en el Parlamento ni ante la opinión pública. Fue un hecho casi clandestino”.

“Es indudable que Chile juega un rol clave en la penetración de Estados Unidos en la región”, señaló.

Por último, Borón afirmó que “para Estados Unidos estas maniobras cerca de la frontera con Bolivia son preparatorias para, llegado el momento, apoderarse de la inmensa riqueza de litio que tiene el país sudamericano”.

  • Periodista y docente de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata
(Título original: Evo: “El Imperio militar y el pequeño Israel de Sudamérica entrenando para seguir invadiendo pueblos pacíficos”)